26 mayo 2009

MAIN Dry stone feed

Las nuevas tecnologías nos lo ponen todo (o mucho) al alcance de la oreja. Es así como casi inesperadamente he podido conocer una de las primeras piezas en el devenir musical de Main, grupo de obra serpenteante, esquiva, una sucesión de mimi-lp's, maxis, cajas recopilatorias y un par de largos, amén de la serie "Firmament", que no me atrevería a catalogar de maxi o de larga durcación. Obra orgánica que ha viajado de lo más o menos ortodoxo (entrecomilladísimo) a un pozo de ambient, abstracción sonora pura. Si con Dry stone feed hablamos de principio, por tanto, estamos, aún, en terrenos de rock. Deconstruido, profanado desde la abstracción, vanguardista y futurista, pero rock. Cypher abre el mini Lp (del año 92... la música de Hampson va tan a su bola que cuesta darle sus 17 años de vida a estos sonidos). Es una canción, o lo más parecido a una canción que vas a encontrar en la música aislacionista del dúo (luego proyecto unipersonal de Robert Hampson de música plenamente abstracta). Guitarras cíclicas y voces selenitas abocentando ¡sí! melodías... o casi.
En los otros tres cortes, la alternancia de paisajes abstractos, lunares, asfixiantes, con melodías y ritmos (heredados del kraut y la electrónica menos dance) describe una pugna entre lo concreto y la abstracción. Como metáfora de la carrera de la banda, tema a tema asistimos al definitivo triunfo de la segunda, pero sin olvidar lo musical (ritmo, melodía, instrumentos reconocibles...). Es en esos momentos-canción-de-verdad cuando uno encuentra el paralelismo entre Hampson (ex lider de Loop), y su coetáneo Kevin Shields (de My Bloody Valentine).


Así, quienes quieren ir más allá de la combinación ruido/melodía de ambientes evanescentes shoegazer, pero tampoco le apetece bucear en abstracciones puras durante 60 minutos de ecos, pulsos y reverberaciones, tiene en Dry stone feed un buen asidero. En 1992 Hampson aún estaba inretesado por asesinar el rock sin desintegrar el cuerpo, este "alimento de piedra húmeda" lo atestigua.
Con todo, ¿a quién va a interesar esto? Música con casi veinte años, que calificar de experimental es quedarse corto, carente de mitología destroyer (en ese sentido las espirales garajeras de Loop son mucho mejor reclamo)... En todo caso, podrá escucharlo en Spotify, pero advierto de que hasta lo más audible de Main es impenetrable para el común de los mortales (yo, personalmente, alucino con sus paisajes sonoros, sí, pero son cosas mías, no me hagan demasiado caso).


Milagrosamente, encuentro en el Tubo algo de la banda. No de este disco sino de su continuación, el Lp Hydra Calm, del mismo año. Menos da una piedra... piedra, juego de palabras, jeje...












6 comentarios:

toni bascoy dijo...

Bueno, pues me has puesto los dientes largos. ¿Un disco recomendado para empezar, para introducirse en su mundo?
Un saludo!!

Octavio B. (señor punch) dijo...

pues este mismo, porque es de su época "concreta" y al ser un maxi de cinco temas, tampoco se alarga demasiado.
eso sí, aviso que es mu rarico, cualquier cosa de Main es chunga, ¿eh? ya puestos, antes se puede catar a Loop, el grupo previo de Hampson, más ortodoxo, y despues intentarlo con Main. Y si Dry Stone feed te mola, al río, dale a cualquiera de los Firmament, que son ya un pasasre 27 pueblos :)

toni bascoy dijo...

Muchas gracias... Alos loop ya los conozco, por eso me tientan estos.
Un abrazo!!

Octavio B. (señor punch) dijo...

toni, si ya conoces a Loop, Spotify mediante estás "obligado" a conocer a Main. Pruebalos, como mínimo te hará gracia ver por dónde ha tirado hampson después de su anterior proyecto :)
Y estos comments son todos tuyos, si quieres, claro.

Anónimo dijo...

Octavio, primero quiero felicitarte por tu blog, lo encontre mientras buscaba informacion sobre MAIN y segundo, te recomiendo el LP PRAZISION del grupo gringo LABRADFORD, fue el disco que me hizo creer en las posibilidades de la musica de Hampson post-LOOP; si eres fan asiduo de las exploraciones sonico-enteogénicas de los messrs. Sonic Boom y Hampson estoy seguro que te darás un gustazo...además de que tiene el honor de ser la primera entrada en el catálogo de la ilustre discográfica "garage ambient" KRANKY RECORDS.

Octavio B. (señor punch) dijo...

Labradford son buenísimos :)
Y gracias por el comentario, y bienvenido a este blog.