07 mayo 2009

telepasión

Noooo no no no, no voy a recordar caspas navideñas de la 1. Posteo hoy para confesar una noche larga de mucha tele generalista. Nada de series de culto, nada de subtítulos y V.O., nada de cine de arte y ensayo... OT de cabo a rabo y muchas trampas. O mucho zapping, si prefieren llamarlo por su nombre.
Así les cuento que Mejide sigue forzando su cara de "tengo un cactus en el orto"; que los cantantes tienen voz, no talento; que la gala es eterna, una quinta dimensión a estudiar, y que el mando a distancia provocó un baile gozoso.

Comprobamos entonces que Saturday Night Live, de Cuatro, no va a ninguna parte, repite como el ajo, pero inevitablemente te arranca alguna risa. También que Muchachada Nui es lo mejor que se ve hoy en la tele: provocador, surrealista, descarado, fresco, desternillante (esas "Celebrities") y, sobre todo, diferente a todo (a todo lo que se emite hoy o se ha emitido nunca). Por su parte, Buenafuente trae e F. Arrabal, otro tipo de surrealismo, mentecato y calculadamente cretino. Un personaje (escritor, director de cine...) pese a todo, magnético (yo es verlo en la tele y me quedo a comprobar la que monta). Y Andreu Buenafuente demuestra que se puede hacer show, entretenimiento más o menos vacuo, y no caer en la bazofia (aprende, Sardá).
Y por último, balie de canal tras baile de canal, alabar a San Ramoncín (a la sazón, jurado de Operación Triunfo, uau), a la espera de que mis halagos nutran definitivamente su ego, se sienta por fin satisfecho de su tránsito mundano, y se retire a meditar a un desierto (pero de esos que esconden mucho escorpión de los malos, a ver si...).
La nota kármika, la pone antes de rendirme y emigrar al sobre, Estas no son las noticias, donde un reportero simpático (un actor-reportero, que es lo que se lleva ahora... interpretar un papel de chico-periodista-de-programa-en-directo), un chaval con la sonrisa imborrable... habla a la misma hora que el jurado de OT salva y nomina a sus gorriones...¡de festivales indies!.
No, no me gusta el espacio de Keké, es igual a otros, con lo que me quedo con el original. Pero lo de sacar el rollo cutre-festivalero a la misma ora que el oropel de Jesus Vazquez y su pollería me hizo gracia.



Y me dieron las tantas, y apagué la tele.

5 comentarios:

probertoj dijo...

Como dirían los cómics y las pelis buenas:

"Meanwhile, back at La 2..."

Eso, que ayer a esa misma hora hubo un documental sobre El Bulli que fue acojonante de bueno.

Octavio B. (señor punch) dijo...

¡!¡! ¡qué raro...! sería la segunda parte, porque el documental sobre El Bulli yo lo ví el martes (Así, yo vería la primera y tú la segunda...¿hab´ra hoy tercera parte?). Y sí, cojonudo.

probertoj dijo...

Ah, no sé, ésta es la semana Ferrá Adriá, saí que igual era otro diferente. ¿En el que viste tú salía la fundadora de El Bulli? El sábado hay otro: "Un día en El Bulli".

Menuda envidia que pasé: qué pinta tenía todo y qué gozada de menú degustación.

Yo lo que debería ser es rico, coñe

lider dijo...

Pos esa noche también estuve yo zapeando, y bueno, no es que se pueda quedar uno todo el tiempo en el mismo programa, pero coincido que lo mejor muchachada nui, lo del Bud Spencer en plan "Rebelión en las aulas" o la cena del cumpleaños del hombre elefante me parece destroyer y saludable dentro de la calidad media. También destaco la entrevista (más bien monólogo) de Arrabal con Buenafuente. Y OT, pos lo de siempre, que mola ver a Ramoncín que los puso de vuelta y media en la época de Bisbal ahora bien engrasadito en la rueda y a cobrar la pasta (y alguien se sorprende de que la Sinde sea la ministra menos valorada, bendita SGAE).

PD. Para destroyer esa noche el programa de fútbol de Intereconomía, flipante.

Octavio B. (señor punch) dijo...

y no viste la imitación de Pérez reverte? Total...