04 junio 2009

Avatar, ¿buen anime?

Quien no haya dejado al hijo al cuidado de su suegra nunca, que levante la mano. Bien, porque yo lo hice, por ejemplo, el pasado viernes, y cuando fui a recoger al churumbel estaban emitiendo en la tele el "anime" Avatar. Me recordó mucho a Goku pero "bien hecho". Es decir, con acabados más mimosos.
Con Google uno se permite recordar estas cosas y trastea, y descubre que la serie no es anime porque no es nipona, sino de los EEUU; que acapara premios y éxito (¿?); que se trata de una tetralogía bien definida; y que evidentemente se guía muy mucho por los postulados del anime. Así que vuelvo a Son Goku: si aquella teleserie plasta nos enganchó a todos a base de tortas sin fin (al menos en Galicia, doy fe de que no había universitari@ que no la siguiese diariamente en los primeros 90's), lo hizo porque de fondo algunas cosas buenas había, más allá de su animación modesta y su dispersión narrativa por su mucho, demasiado relleno, y que me perdonen los fans, pero yo eso de medio capítulo a gritos -pero literales- nunca acabé de entenderlo... algo del manga leí, y lo recuerdo mucho mejor. Había heroísmo, colosalismo, acción a raudales, cliffhangers que te dejaban suspendido entre capítulos (hasta el despropósito de alargar una hostiada a dos durante semanas, sí), personajes carismáticos y diseños potentes. Y kárate, que carallo, que fuimos niños en los setenta y algo queda de aquellos barros.
Parece, por lo muy poco que he visto, que Avatar busca esa inspiración, se permite un trabajo de animación más exquisito que la media japonesa, un guión bien articulado (esto ya es muuucho suponer, que apenas ví un minutillo, pero lo que se puede leer en red es que hablamos de una saga de cuatro temporadas llamadas "libro", cada una centrada en un elemento), y mucha fantasía, acción, kárate, magia... así que me pregunto ¿estará bien, aunque sea un divertimento infantil?
A probarla.
Y en la espera, un trailer:





7 comentarios:

lider dijo...

Acabo de tener un flash temporal. Primavera del 92, cerca de 10 universitarios en un piso del ensanche santiagués viendo a Goku. Por la mañana en la radio escuchabas Arús con leche. La eurocopa del 92 que ganaron los daneses que venían hartos de birras de la playa (y sin Michael Laudrup en el equipo). Las clases del Colmenero con los foecios... qué tiempos que no volverán.

Eso sí, ahora tenemos la suegra.

Ximo dijo...

Pues mala pinta no tiene, aunque sea en plan divertimento.

La verdad es que en cierta medida, todos tenemos algún residuo anime que todavía pasa por nuestras venas (recordemos que incluso Vickie el vikingo es anime). Aparte de Dragón Ball, cuyos primeros capítulos no estaban nada mal, recuerdo con mucho cariño series que emitía hace bastante tiempo la televisión autonómica catalana, como eran El capitán Harlock, Doctor Slum (ideal para un niño de ya cierta edad) y sobretodo Conan el niño del futuro, la última gran obra de la gran Miyazaki antes de pasarse al cine.

Como uno es bastante curioso, hace poco estuve indagando en esto del anime, del que tengo bastantes pocos conocimientos, y para mí sorpresa descubrí algunas series que estaban realmente bien hechas a nivel técnico: Monster (Urasawa), Ergo Proxy, Elfed Lied, Last Exiles, Paranoia Agent, PlanetEs o Samurai7.

Ahora solo falta tener tiempo para ver que tal están.

Javier dijo...

Este producto es puro shonen/RPG japonés, que es lo que gusta a los preadolescentes de ayer, hoy y de mañana. Porque a esa edad el concepto de heroismo, fuerza, superación, amistad y aventuras son la fantasía de todo chaval.

Para muestra esta serie también: http://serie.wakfu.com/es?utm_source=DOFUS%2528Home%2BFooter%2B4%2529&utm_medium=Image%2BAnkama%2BMicroBar%2528140x58%2529&utm_content=Auto%2Bpromo%2Bpetit%2Brectangle%2BES%2B%252824%2529&utm_campaign=Self%2BPromotion

que es francesa pero parece un anime japonés mezclado con animación flash. (serie nacida de un videojuego online en flash, cágate)

Es básicamente lo mismo. Un héroe, una tierra de fantasía y poderes, poderes que molan, rayos y efectos y acción bien coreografiada que es lo que gusta.

En realidad el estilo de dibujo no creo que sea tan necesario para estas cosas como el hecho de que esos elementos antes mencionados aparezcan en la narración (puro viaje al oeste)

Octavio B. (señor punch) dijo...

Interesante, Javier, lo que argumentas, y que puede ir en la línea que solemos defender en los blogs de Pepo Pérez sobre la fascinación del hecho heróico. Y ya como adultísimos, lo que nos atrae es la racionalización, la explicación lógica de esa sensación primordial que nos entusiasma de niño (Mazinger on my heart) y adolescente
Del estilo de dibujo, bueno, es claramente un ardid comercial, no me parece mal, ojo.

Pero... esta serie, ¿alguien me puede decir positivamente que es buena?

Javier dijo...

El dibujo a mí tampoco me parece mal. Si la calidad es esa, me da igual que tengan los ojos grandes :)

Sólo matizaba que, aunque estas series les entran primero por los ojos a los chavales, lo que después realmente les engancha es el trasfondo.

De hecho, después de haber leído y visto mucho, me he dado cuenta de que el señor Akira Toriyama tiene una forma de dibujar bastante más atípica dentro del dibujo japonés de lo que parece a primera vista (crecimos con ese referente y nos inundaron de imitadores)

La serie apenas la he visto, pero con mi hija, sobrinos y la revista Dibus, tengo una idea de lo que se ve por ahí, y desde luego hay un abismo entre esto y engendros del tipo "el zorro del futuro" (o algo así se llamaba)

Javier dijo...

He visto esto y me he acordado, curioso ver quién es el director.

http://www.cine365.com/1052729-noticia-pelicula-trailer-de-%C2%ABthe-last-airbender%C2%BB.html

Octavio B. (señor punch) dijo...

lo sabía, aunque no me había quedado con el dire... Shyamalan, carai...