03 junio 2009

Halta qultura

Ayer, en un debate en la radio de Julia Otero, se hablaba de los e-books y si los nuevos avances pueden hacer desaparecer al milenario libro de papel y tal. No entro en ese tema, pero me llamó la atención que en esa mesa se enarbolaba la cultura en términos... asombrosos. Con el discurso apocalíptico de bestias pardas como Juan Adriansens a la cabeza, uno concluía que la era moderna se va al carajo, que los menores de 35 años (sic), pero todos, carecen de capacidad discursiva o de diálogo ("¿se imagina, doñña Julia, un mozalbete de 25 sentado a Esta Mesa un día cualquiera? ¡oh oh oh, porrrrrfavvvvvorrrrr!!!!"), que la música es un espanto desde hace más de cien años, y lindezas semejantes.

Poética sauria para enarbolar una mirada en el fondo de raiz franquista a la cultura: entendida como esa parcela extinta de la raza humana, que fue sublime, que nos deleita y nos escuda frente al caduco presente. Dunstable, de la Tour, Goethe... ¡qué bien suena decir que hoy sólo se hace ruido, que más Minnensingers y menos Madonna! ¿eh?
Ya ni les cuento lo que se escuchó sobre las tecnologías (aunque alguien defendió los blogs como el punto de encuentro en que hoy los jóvenes sí que se reunen en debates articulados).

El caso es que uno piensa que eso no es cultura. Tener un saber enciclopédico está muy bien, pero no me define una actitud. Yo creo que esa actitud existe, es una inquietud, curiosidad por el pasado pero también por el presente. Disposición crítica, severa, pero siempre esperanzada en que hoy puede ser el mejor tiempo posible, aunque sepamos que no es así.
La cultura no debería endiosarse como ayer ocurrió en Onde Cero. Debe arrastrarse, hacerla mundana y pagana, y que sea algo que apetezca, entendido no como un deber, sino como una ética. Por supuesto, Adriansens y cia. carecen de dicha ética.

7 comentarios:

probertoj dijo...

Eh, es que ellos hablaban de Alta Cultura. Los jóvenes iletrados a veces hacemos discursos sin base ni poética sobre (simplemente) cultura. ¡Y mucha veces baja!

Venga, va, todos los de esa tertulia a escribir en Bobelia.

lider dijo...

No, si alta cultura eran Ramoncín, Adriansens y el padre Apeles "debatiendo" en "Moros y Cristianos". Por favor, por algo les da "arrepío" la memoria histórica.

Octavio B. (señor punch) dijo...

lo de alta/baja cultura, efectivamente, tiene mucho que ver con esto que trato áquí: actitud

Javier dijo...

El problema de la cultura mirada hacia atrás es que ahí siempre encuentra uno las grandes obras, porque son las únicas que llegan.

Una persona culta habla de pintura escultura o literatura y abarca sin querer cientos de años a poco que mire hacia atrás; eso deja en mal lugar a cualquier época, porque nunca podrán producirse en solo 10 o 20 años la misma cantidad y calidad de obras que en el pasado. Así que si se ponen a comparar lo hacen de forma equivocada, ya que equiparan grandes obras del pasado con todo lo que hay en el presente y eso crea una mirada distorsionada en la que se mezcal mucho mierda con lo bueno que se pueda salvar, pero... ¿que hay de las grande smierdas producidas durante esos cientos de años? como nadie se acuerda, esos tiempos pasados siempre pareceran mejores.

Además el argumento de la incultura actual de la juvetud es absurda, porque, por mucho joven descerebrado que haya, nunca hubo una tasa más alta de gente con educación y conocimientos como la que hay hoy día, que parece que en el pasado todo griego era Homero.

Octavio B. (señor punch) dijo...

A tu certero comentario añadamos, con malicia pero dosis de realidad, que la pedantería se viste de maestros con siglos de historia (o años). Es tan sencillo como irrebatible acudir a la figura de Mozart. Parece que sales crecido al pronunciar su nombre...

Skarloc dijo...

Coincido con ustedes: actitud.

La cultura debería hacernos más tolerantes y humildes (ya que nuestra visión del mundo es más amplia y compleja).

El/la culto/a que utiliza su “cultura” para distinguirse de la plebe con su pedantería y sentirse en un segmento de elegidos, al tiempo que cita a los clásicos, me sugiere a mí algunas carencias afectivas, o incluso alguna patología psicológica más compleja.

Se necesita ir mucho más allá de esta visión miope para hacer accesible la cultura a todos, para aplicarla en el presente (como bien dices Señor Punch).

Skarloc dijo...

Anda que...
leyendo mi comentario anterior parezco uno de esos representantes de la Alta Cultura o un Masón... cuando, desafortunadamente, puse

“(…) nuestra visión del mundo es más amplia y compleja”

me refería, de manera genérica, a aquel con cultura, no a “nosotros” o desde luego no “a mí”, ya que por desgracia soy un inculto.