14 junio 2009

La tele que yo veo

Sólo un pequeño comentario o nota al margen: estábamos en casa con The Wire (de la que daremos cuenta) cuando finalmente decidimos que tocaba hundirse en la isla de Perdidos, y su quinta temporada nos abdujo. Dos modos antitéticos de entender la televisión, uno denso y otro eléctrico, uno intelectual y otro imantado y visceral.

La realidad, críticas y valoraciones al margen (todo a su tiempo) es que Lost, su última temporada antes del final definitivo con la venidera sexta entrega, vuelve a ser capaz de enganchar y dejar en barbecho las mayores delicatessen (de The Wire se debería hablar hasta en el mensaje navideño del Rey)

7 comentarios:

David. dijo...

Lost me tiene fascinado desde hace ya mucho, pero de The Wire sólo vi algunos capítulos de la primera temporada y me pareció muy buena, aunque como bien dices, otro estilo por completo diferente. Quizá más adelante llegue el momento de ver completa esa serie.

Saludos.

lider dijo...

Lost 5ª temporada: en dos palabras im-presionante.

álvaro ortiz dijo...

lost me tiene loco desde el comienzo, la 5ª temporada enorme, ahora ando enganchado a héroes, a cómo conocí a vuestra madre, he empezado con los soprano, hijos de la anarquía, quiero retomar 5 hermanos y mujeres desesperadas, y the wire la ponen muy bien por varios sitios...

me faltan horas...

Mythos dijo...

Lo malo de Lost es tener que esperar más de medio año para ver la última temporada. Me parece demasiado tiempo aunque ya estoy temiendo que nos contarán al final...

Saludos

Octavio B. (señor punch) dijo...

"me faltan horas..."
no, Álvaro, no... nos falta acertar la primi, después ya verás qué fácil... ;)

toni bascoy dijo...

Pues que buen gusto tiene usted, caballero.
Por cierto, sobre The Wire, gracias a la web de cultura impopular conoci la faceta literaria de George Pelecanos, unos de los guionistas y productores de dicha serie. Si no lo conoces te lo recomiendo: yo acabo de meterme en su mundo, y hay unos 6 libros editados en España.
Un saludo!

lider dijo...

The Wire (vista la 1ª temporada) sencillamente excepcional. Debería estudiarse en las escuelas como ejemplo de brillantez narrativa y complejidad analítica. Un auténtico caleidoscopio de las miserias de este nuestro modelo capitalista-pseudo democrático. Por cierto, me fascina el ambiente de las viviendas sociales de Baltimore y más habiendo revisado recientemente "Ciudad de Dios". Las favelas, los barrios de los USA o Penamoa (por extensión cualquiera de los escenarios de "Callejeros") tienen similitudes más que coincidentes.