29 julio 2009

¿la perfección?: THE WIRE, temporada 1

¿Es The Wire la mejor serie de televisión de la historia? La pregunta es bastante absurda, en el fondo, ¿no? Pero... ¿puede hacerse The Wire mejor? A esa sí que se puede responder categóricamente: no. La serie sobre la policía de Baltimore, departamento de escuchas, es el más perfecto acercamiento a lo que son las calles de las barriadas negras, los entresijos de la burocracia policial, la implantación del crimen organizado en los suburbios y la difícil lucha contra él.


Desde una mirada casi documental, sus trece capítulos de una hora de ducación cada uno son un plato de difíil digestión, trascienden el simple entretenimiento para darnos mucho más. Obra coral, repleta de entresijos argumentales y no pocos sobreentendidos (todo empieza a bocajarro, sin presentaciones, en medio de un caso), The Wire nos sorprende con una ejecución hiperrealista (salvo excepciones contadísimas no hay más música que la diegética, esto es, una radio que suena, una tele encendida...), con una capacidad para recrear atmósferas asombrosa (de los cutre-pasillos de las oficinas policiales a los antros donde los yonkis te meten lo suyo), con un denso argumento que nunca cae en tópicos pero tampoco enfatiza este hecho... digamos que no se esfuerza en hacernos ver que huye de los tópicos, simplemente, lo hace (rechaza los lugares comunes). Añadimos unos actores perfectos y anti divos, o que la planificación es simplemente magistral (así el ataque pistola en mano de un mafioso contra otro ante un teléfono público, hacia el capítulo nueve, u ocho) y podemos volver al enunciado del post.
Puede que uno encuentre mejor el estilismo de Mad Men y todo lo que agazapa, o el universo lynchiano de Twin Peaks, o el humor refinado y cafre de Los Soprano... pero The Wire, en su tono e intención, no se puede mejorar. Es el policíaco-verité definitivo (y además, y a lo mejor esto tiene consecuencias negaivas, quién sabe, tras ella nada te parece creíble) .

Y me quedan cuatro temporadas, oh qué placer...

8 comentarios:

icsm14 dijo...

¿Que si puede hacerse mejor? Espera ala segunda temporada.

Octavio B. (señor punch) dijo...

bueno, argumentalmente todo puede desarrollarse e ir a más, ok... no eres la primera persona que me dice que esto va a más, sí.
Yo me refiero al aspecto general, al virtuosismo narrativo, a la intención del tono de la primera temporada, que espero sea el de toda la serie (hiperrealismo, ni una pizca de condescendencia paara con el espectador...)

Anónimo dijo...

De donde te lo bajas, es fácil de encontrar?.
Gracias
Miguel

Melchor Mombo dijo...

La segunda la hubiese firmado Shakespeare de haber vivido en este siglo.
¡Un potente drama!
Enhorabuena por el blog. Lo sigo con gusto.

Anónimo dijo...

Octavio:

El tono general de la serie es el que has podido percibir durante la primera temporada.

¿Es "The Wire" perfecta (partiendo de la base de que en mi opinión es imposible hacer algo perfecto)?: No, no lo es pero por muy poco. O dicho de otro modo: es la serie que sin ser perfecta, más se acerca a la perfección de las que he visto hasta ahora.
Tirando de memoria, existen un par de circunstancias en las que las decisiones argumentales sí afectan a ese hiperrealismo (yo las percibo como concesiones al espectador). Pero vamos, dos gotas en el océano.

Jose Manuel dijo...

Hombre! Me alegro de que tropecientos mil años después por fín le hayas metido mano.
Y si, simplemente con el primer capitulo de la 2ª temporada lo vas a flipar.
Y la 4ª debería ser de visión obligatoria en el ambito educacional.
Y...

Bueno, a ver si algún día das pié y podemos tocar el tema de las "otras" series de TV, las de dibujos (vale, animación), donde también hay mucho que rascar y recomendar.

PD: Anonimo #2, ¿cuales son esas 2 gotas/concesiones a las que te refieres? Con spoilers, para los que ya la hemos visto toda. Gracias.

Mythos dijo...

No me he acercado aún esta serie, que incluso a convencido a Alan Moore por lo que leí, porque la tematica no me atrae... no me gustan las series policiacas. Pero veo que las buenas criticas siguen presentes así que voy a tener que darle una oportunidad a ver si me sorprende.

toni bascoy dijo...

Suerte tienes, lo que te queda, amigo...
Por cierto, gracias a Oscar Pálmer he conocido la faceta leteraria de George Pelecanos, uno de los guionistas/productores de esta serie. Aunque centra sus novelas en la zona de Washington, te las recomiendo encarecidamente si te interesa la novela negra (en un ámplio sentido, a veces es más social). Un saludo!