30 agosto 2009

mirñaques, pasamanerías y bostezos: LA DUQUESA, de Saul Dibb

La Duquesa, una de época. Cine histórico, palaciego, con mensaje (feminista, o al menos femenino, reivindicativo de la naturaleza oprimida de la mujer en tiempos pasados, ¿extrapolada reivindicación contemporánea?).
No tengo nada contra este subgénero (allá tienen mi crítica de María Natonieta) pero en este caso todo fue aburrimiento, una sucesión de tópicos hilvanados con estilo pero mecánicamente. Los palacios, el mimo en la producción, la música exquisita, los lugares comunes, en fin. Nada enfatiza una drama, los personajes, estereotipos, no transmiten verdad, sino conceptos planos (ni la duquesa ni el duque ni el joven amado ni la querida del marido.... puros iconos sin alma, sin matices que los haga reales y complejos).
Y sobre todo, la totalidad del film parece puesta al servicio de una supuesta interpretación magistral, la de Keira Knightley , que a menda se antoja más bien plana.
Qué le vamos a hacer...



PD tontorrona; "mirñaques" y "pasamanerías", dos palabras relativas al vestir del XVIII que jamás conocería de no existir internet :P

No hay comentarios: