27 agosto 2009

WEEDS, cuarta temporada

Bien, es verdad que Weeds se cerró tan bien en su anterior temporada que los guionistas lo tenían crudo para continuar la serie con coherencia, y de ello se resiente esta nueva entrega. La 4ª temporada de las andanzas de "mamá traficante" pierde el rumbo por momentos, introduce personajes que hace desaparecer (como si los propios autores advirtiesen que por ahí no van a ninguna parte) y no responde a ninguna necesidad. ¿Por qué ver, entonces la (de momento) penúltma temporada de Weeds? Pues porque, con todo, con bajar el listón, lo bueno que siempre ha tenido vuelve a asomar aquí: su humor cafre pero inteligente, sus impecables interpretaciones, sus tramas adictovas (sobre todo a partir del capítulo quinto, donde se cambia el rumbo 180º), su cuidado acabado, detallista y elegante (la dirección del capítulo final nos brinda uno de los mejores de toda la saga) y, bueno, por Mary-Louise Parker, cada vez más sexy y arrebatadora, habiendo construido uno de los personajes más interesantes de la moderna televisión.

Eso sí, llegar al final de esta temporada equivale a tener que ver la quinta, lo advierto.



Más Weeds en Estodigo, el Octavio pasajero:



1 comentario:

MFAL dijo...

La cuarta temporada fue la peor, pero la quinta mejora mucho...