15 diciembre 2009

corrientes concéntricas e interrogaciones: CUATRO PALOS, de Los Planetas

La importancia de La leyenda del espacio es tal que el avance de lo nuevo de Los Planetas cobra entidad de acontecimiento. Lo que no deja de ser el single de adelanto se edita como EP de título diferencial (en donde el tema que adelanta el futuro larga duración es uno más, no el titular). Así Cuatro Palos no se llama "Romance de Juan de Osuna EP".
Pero tanto bombo, tanta ansiedad por la espera de una continuación de la precedente obra maestra, puede llevar a confusión. Porque en el fondo, como en otros (muchos) avances planetarios, este lanzamiento contiene cuatro piezas menores. Tres son simples ejercicios de seguidismo, mejor ("Yo le estoy pidiendo a Dios", "Tarantos de Perico el Morato") o peor resueltos ("No sale luz esta noche"), pero que no aguantan comparaciones con cualquiera de los cortes de La Leyenda. Sin embargo el citado "Romance de...", contiene un poso kraut (y un evidente parecido rítmico con el Hallogallo de Neu!) que introduce la novedad en su discurso. El tema se descubre desapasionadamente, pero con las escuchas crece.

Con ello simplemente pongo en impasse cualqier veredicto catastrofista. Cuatro Palos no está a la altura de La Leyenda del Espacio, por supuesto. Tampoco lo va a estar, me temo, el disco largo, pues el impacto sorpresivo (y el éxito en el experimento) de aquella reacción química entre noise y jondo no puede repetirse. Pero sí ser revisitada y explorada, y en ello, parece, andarán J, Florent y compañía si atendemos a este Romance, que no quedará como uno de sus grandes singles (muy lejos de Un buen día o Nuevas sensaciones) pero revela pequeños virajes dentro de su exploración flamenca a través de su particular psicodelia.

Ah, el sampler del cantaor, que quede como broma de EP y lo eliminen de la toma final para el Lp, yo le estoy pidiendo a dios.

No hay comentarios: