31 mayo 2009

My Bloody Valentine hacen inútil la protección de tapones

La actuación en recinto cerrado de My Bloody valentine vuelve a generar textos bíblicos, apocalípticos, como este de El Periódico.

También parece que hay más unanimidad sobre esta segunda actuación en el Auditori, más tremebunda que la del jueves y al tiempo más controlada.



El citado rotativo lo cuenta así:

My Bloody Valentine provoca auténticos estragos físicos en su segunda actuación

La organización del Primavera Sound facilitó a los asistentes unos tapones para los oídos que, según la bolsita que los contenía, permitían una reducción sonora de hasta 22 decibelios. La mengua, siendo considerable, no impidió que el segundo concierto de My Bloody Valentine provocara auténticos estragos físicos en la audiencia del Auditori del Fòrum, muy superiores a los de la actuación del viernes a cielo descubierto. Si el despegue de un avión a reacción genera 150 insoportables decibelios, la colisión sonora creada por el grupo dublinés con su telúrica superposición de guitarras y sobredosis de distorsión en el espacio cerrado del Auditori debió de andar por ahí: además de la agresión al tímpano, mortal de necesidad, la colosal tormenta sonora de los últimos 15 minutos (imagínese el estruendo de las toberas de los cohetes del transbordador espacial justo en el momento del despegue en Cabo Cañaveral) causó extraños trastornos entre los espectadores que resistieron hasta el final de You made me realise. A la salida de la memorable actuación, se hablaba de «viaje astral» y «tripi sin drogas» para describir la emocionante, ciclópea experiencia. Hubo mareos, golpes de sueño pese a las monstruosas detonaciones sónicas, temblores internos y hasta la sensación de abandonar el cuerpo propio. Y aunque parezca mentira, bajo el aplastamiento estaba la belleza. Piel de gallina.

son seis minutos (por tanto, cortan el tema por la mitad), a ver si aguantas:

30 mayo 2009

VIVIAN GIRLS, Vivian Girls

De la manada de bandas jovencísimas y ruidosas que en los últimos años están apareciendo (como hongos, además), Vivian Girls son de las que más destacan y se conforman como punta de lanza. Su método no es complejo, ni mucho menos: tres chicas emulando las maneras de los Jesus and Mary Chain de Psychocandy: melodías surf, desidia y ruido. Añadir que el poso sixties queda más enfatizado por las harmonías vocales, a la manera de las girl bands a lo Shangri-Las, sobre las que caen como avalanchas el ruido y la producción desaliñada, cruda. sumamos unas buenas dosis de punk (No es puro pogo) y actitud indie rock, y ¡tanáan! grupazo indie del momento. Salvo que a este plato bien especiado le falte el ingrediente fundamental. Si hace poco comentábamos que Wavves no está nada mal como promesa (ergo, ingredientes en crudo), en el caso de este trío de féminas hay que reconocer que el plato ya se degusta sin reservas. Es sabroso, aunque falta el poso del tiempo para comprobar si la receta se va a refinar o quedará como un guisote con mucha sustancia. Pero es evidente que aquí, musicalmente, hay actitud (cantan como si estuviesen a otra cosa, un pasar de todo, una desidia que captura, seguramente, certo estado de la juventud americana de los estertores de la era Bush Jr.), hay agresividad (baterías a piñón, distorisión escapando por todas las rendijas) y sobre todo, hay temazos. Where do you run to es perfecta, con su subidón que va del indie noventero a las filigranas vocales de las clásicas grabaciones de Phil Spector, Tell the World pilla el ritmo de Jesus and Mary Chain y le añade ambrosía vocal para levitar un poco, Never see me again acelera a Los Ramones, y así podemos laudar cada uno de los cortes de un disco como un supositorio, un pepinazo veloz (veinte minutos largos) que te renueva por dentro aunque, en un rimer momento si no tienes costumbre, puede costar un poco.


El clip no hace justicia a la música (salvo que lo veamos como humorada y guiño a la serie Z más cutre... esto ni Jesús Franco lo supera), pero es lo que hay...


29 mayo 2009

My Bloody Valentine vuelven a repartir tapones para los oídos


Algún Twitter con fundamento asegura que se pasaron de rosca.
En El Mundo losan el Infierno, pero gozado.
Los que no estamos allí, recordamos la que nos montaron en Madrid hace unos meses, enlazamos el You Tube, y les añadimos la crónica del primer día del Primavera Sound que ha publicado El Mundo, porque sentimos que así, como allí lo describen, fue la experiencia Valentine (la nuestra, la de Julio)


En la entrada al recinto del Primavera Sound una persona ofrece tapones para los oídos a todos los espectadores. "¿Pero por quién me toma? ¡No soy un mequetrefe!", parece pensar la gente al rechazar con desdén la profiláctica oferta. Horas después, frente al descomunal muro de ruido que el cuarteto británico My Bloody Valentine levantó en el escenario principal a las doce y media de la noche, más de uno pensó inmediatamente en aquellos benditos apósitos amarillos.
El grupo liderado por el elusivo Kevin Shields era la principal atracción de la jornada del jueves. Y desde el primer segundo de su catártica actuación, cuando desencadenó un brutal impacto sónico que cualquier otorrino consideraría sencillamente inhumano, se meció en mareas de ruido, ruido y más ruido en canciones hipnóticas en las que las voces y sus melodías apenas se vislumbraban. Sin embargo, no hay en el espíritu de esta música rastros de violencia o de ira. No parece una reacción frente a nada: fue creada hace 20 años como una implosión interna y, recuperada todo este tiempo después, conserva esa pureza. Todo se reduce a un hecho físico, a transformar la textura del aire, a alterar la consciencia de la multitud de cerebros presentes por medio de la manipulación del sonido.

28 mayo 2009

no pudo ser

Este año casi me lo planteo en serio. Y casi sí, casi voy.
Al Saló del cómic de Barcelona, como siempre al mismo tiempo que el festival Primavera Sound... esto es, lo mejor en cómic y en música juntos en una misma ciudad durante tres o cuatro días... y este año con doble actuación de My Bloody Valentine, y la presencia salonera de Bourgeon... suponía un plan tan bueno que hasta es obsceno.

Pero...

...no pudo ser.
Impedimentos económicos verdaderamente astronómicos hicieron inviable la escapada mediterránea. Otro siglo será.

Mientras, buenas intenciones para todos los que por allá os podáis perder: traed buenos recuerdos musicales y comiqueros, libros firmados, orejas aturdidas (¿ya os dije que una de las actuaciones de My Bloody será en recinto cerrado? el infierno en la tierra, sin duda, qué maravilla... eh, y hay más, muchos más nombres apetecibles), y luego contadlo bien, para provocar lecturas lo más atmosféricas y palpables posibles.

Ay, que desgraciadito soy... conste que llevo tres semanas lanzando primitivas por si sonaba la flauta... pero ná.

27 mayo 2009

la colina de un loco

Con la tele por cable (R en Galicia) tengo acceso a las autonómicas (algún día podemos hablar de Telemadrid). Por eso todos los martes (cuando de ello me acuerdo) conecto canal sur, para perderme en los climas que Jesús Quintero crea en su programa. El de siempre, mismo perro, collares distintos.

Un estudio que se crea a base de luces, sombras y objetos descontextualizados...



Un tablao para los artistas (localismo obliga, predomima lo jondo, lo aflamencado y lo adulto). Y por supuesto una mesa.

Cada vez soy más fan de este señor. Finalmente he entendido su gesto, sus monólogos a cámara, la expresividad de su gesto, la ógica de su declamatoria impostada, la fuerza amable de su mirada. Y por supuesto, cada vez me quito el sombrero con más convencimiento ante su talento para la entrevista. Crea calidez y confot sin resultar melindroso, pregunta sin miedo pero sin agersividad, saca del interlocutor el yo real, sin que este se sienta en el deber de resultar trascendente en cada frase. Salta de los temas más hondos a los más pícaros, conduciendo la entrevista, su tono, como un habil barquero mueve su chalana por los meandros de un río en calma. Por esa mesa pasan políticos y mendigos, artistas y banqueros, ex presidentes y delincuentes. Y a todos despide con una risa cordial y un "gracias" reposado. Ayer por ejemplo, habló con Boris Izaquirre, logrando deshechar al personaje televisivo y sacando a la luz al hombre culto, inteligente, vivido (y vívido), siempre irónico. El verdadero. Siempre en su mesa se sienta un personaje pero se despide a una persona (lo que no siempre supone, necesariamente, un halago al susodicho... las miserias, como las nolezas, también reflotan ante Quintero).


Cuando llegas a Jesús Quintero, a entenderlo, lo ves claro como el agua. Nadie en la caja tonta, ni nada, si hablamos de programas de entretenimiento, le hace sombra. Un gigante, el perro verde.
Un ejemplo en dos partes...




26 mayo 2009

MAIN Dry stone feed

Las nuevas tecnologías nos lo ponen todo (o mucho) al alcance de la oreja. Es así como casi inesperadamente he podido conocer una de las primeras piezas en el devenir musical de Main, grupo de obra serpenteante, esquiva, una sucesión de mimi-lp's, maxis, cajas recopilatorias y un par de largos, amén de la serie "Firmament", que no me atrevería a catalogar de maxi o de larga durcación. Obra orgánica que ha viajado de lo más o menos ortodoxo (entrecomilladísimo) a un pozo de ambient, abstracción sonora pura. Si con Dry stone feed hablamos de principio, por tanto, estamos, aún, en terrenos de rock. Deconstruido, profanado desde la abstracción, vanguardista y futurista, pero rock. Cypher abre el mini Lp (del año 92... la música de Hampson va tan a su bola que cuesta darle sus 17 años de vida a estos sonidos). Es una canción, o lo más parecido a una canción que vas a encontrar en la música aislacionista del dúo (luego proyecto unipersonal de Robert Hampson de música plenamente abstracta). Guitarras cíclicas y voces selenitas abocentando ¡sí! melodías... o casi.
En los otros tres cortes, la alternancia de paisajes abstractos, lunares, asfixiantes, con melodías y ritmos (heredados del kraut y la electrónica menos dance) describe una pugna entre lo concreto y la abstracción. Como metáfora de la carrera de la banda, tema a tema asistimos al definitivo triunfo de la segunda, pero sin olvidar lo musical (ritmo, melodía, instrumentos reconocibles...). Es en esos momentos-canción-de-verdad cuando uno encuentra el paralelismo entre Hampson (ex lider de Loop), y su coetáneo Kevin Shields (de My Bloody Valentine).


Así, quienes quieren ir más allá de la combinación ruido/melodía de ambientes evanescentes shoegazer, pero tampoco le apetece bucear en abstracciones puras durante 60 minutos de ecos, pulsos y reverberaciones, tiene en Dry stone feed un buen asidero. En 1992 Hampson aún estaba inretesado por asesinar el rock sin desintegrar el cuerpo, este "alimento de piedra húmeda" lo atestigua.
Con todo, ¿a quién va a interesar esto? Música con casi veinte años, que calificar de experimental es quedarse corto, carente de mitología destroyer (en ese sentido las espirales garajeras de Loop son mucho mejor reclamo)... En todo caso, podrá escucharlo en Spotify, pero advierto de que hasta lo más audible de Main es impenetrable para el común de los mortales (yo, personalmente, alucino con sus paisajes sonoros, sí, pero son cosas mías, no me hagan demasiado caso).


Milagrosamente, encuentro en el Tubo algo de la banda. No de este disco sino de su continuación, el Lp Hydra Calm, del mismo año. Menos da una piedra... piedra, juego de palabras, jeje...












25 mayo 2009

Usted nº 5

está ya en la calle; un fanzine con todo lo que ello supone: muchas ganas, cosas muy interesantes, realidades incuestionables y voluntariosos autores en ciernes. Y con una portada bien chula.

milagritos del señor (Spotify en mi ordenador)

Cuando Jesús le dijo a Simón, en su barca de pescador, "echa las redes ", y sucedió todo aquello de la pesca milagrosa, creo que el hijo de Dios estaba pensando en Spotify.



Como siempre, lento ante los nuevos avances, aún ando adentrándome en el mundo de la música streaming, sí, pero doy fe de que el invento, aunque tiene huecos graves, carencias, bandas que no aparecen ni en pintura, sí que supone un fabuloso banco musical (que apuesto va a crecer).
El asunto es fácil: te bajas el programa (tras registrarte... por invitación, pero yo lo repetí sin ella, y pude hacerlo) y este crea un acceso directo en tu escritorio desde el que entras. Y la cosa es tan sencilla como poner un nombre en el buscador, ver lo que sale, y escucharlo (hay más servicios, ya cada cual los desscubrirá por sí mismo). Olvídate de bajar nada con esta aplicación, no lo permite, pero... ¿para qué? Spotify no es para eso, Spotify hace innecesarias las descargaas... o puede llegar a hacerlo.

Creo que es el camino. La disolución de los modelos habituales de difusión cultural (ligados a explotación comercial desvergonzada) es evidente: ya han sido dinamitados por las nuevas tecnologías, y las cosas van a cambiar. A gran velocidad, apuesto. Música, televisión, cine... en streaming (esto es, de disfrute on line, no para bajar, pero con disponibilidad permanente y opción de compra legal y de precio no abusivo), sin ser de nadie pero al alcance de todos.
Con ello, van a darse nuevas maneras de percibir las cosas: ya no importa "tener", pues el acceso es universal (aunque la verdadera tenencia mimará al objeto...¿se volverá al siempre bello vinilo, por ejemplo?). Lo interesante será forjar un conocimiento potente a partir de esa base de datos universal y creciente. Saber, antes que poseer. Es la democratización de la cultura, permitir que esta llegue a todo el mundo, que decían Los Planetas hace unos años respecto de las descargas ilegales.

En fins... lo cantaba Dylan, los tiempos están cambiando, y aunque suelen pillarme con cinco minutos de retraso, este tren ya lo he tomado.
¿Lo ven?, por eso últimamente sale en "El Octavio pasajero" tanta música.

23 mayo 2009

bicefacebook

Resulta admirable la capacidad del ser humano para extraer arte de lo más prosáico. O al menos talento en bruto.
Uno pensaba que Facebook apenas era un chiringo para soltar chorradillas, pequeñas notas biográficas y acaso establecer (con mayor o menor grado de exhibicionismo) un diario personal. Además de servir para localizar a amistades desaparecidas, y tal. Vale.

Y enonces, gracias a probertoj (que conste) descubro cómo algún loco maravilloso ha transformado esa plataforma social en un vehículo interactivo de expresión disparatada, gótica, surrealista, divertidísima, sórdida, absurda, inteligente y, a la postre, tan original como magnética (que nunca calle, por favor). Les presento a...


"Odio cuando la gente bicéfala me habla con sus dos cabezas al mismo tiempo"

"¿Por qué llamarlos «hermanos», como si fueran dos individuos canónicos que, por un mero «accidente embriológico» aparecieron unidos entre sí por alguna parte de sus cuerpos que no afecta a la autonomía de sus espíritus? ¿No estamos siendo víctimas del desbordamiento del concepto-clase que circunscribe a los individuos canónicos sobre organismos diferentes? "

Con estas preguntas comienza el periplo de entradas de "Odio cuando...", un remolino de situaciones kafquianas entre el delirio y la pesadilla que, además, se enriquece con comentarios igualmente alucinados. De muestra, un botón: un tal Despropósito completo exclama: "En nombre de la Asociación de Madres Solteras de Niños Bicéfalos os hago llegar que nos parece muy mezquino por vuestra parte que frivolicéis con un problema tan duro como este. No os podéis hacer una idea de los difícil que es sacar adelante a DOS bocas que alimentar."

Y mientras, impertérrito, "Odio cuando..." prosigue su descripción de situaciones de terror dadaista con bicéfalos imposibles, mientras terceros suben fotos de bicéfalos varios al muro (el muro es algo así como la pizarra donde se escriben los comentarios públicos).

El completo delirio, señores.

Pasen un buen rato. Si quieren conocer a Odio cuando la gente bicéfala me habla con sus dos cabezas al mismo tiempo, pinchen aquí. No se arrepentirán.

22 mayo 2009

ha fallecido la abuela de la blogosfera

"Hoy es mi cumpleaños y mi nieto como es muy cutre me regalo un blog. Espero
poder escribir mucho y contaros las vivencias de una señora de mi edad."

La autora de "A mis 95 años" falleció el 20 de mayo. Más allá de la curiosidad, que una abuelita sea una incansable bloguera, y todos a ver qué demonios cuenta esa señora en su medio virtual, el valor de Maria Amelia es moral, un ejemplo de actitud vital rozando la centena que no debe tomarse en broma. Admirable más allá de contenidos (no soy lector de su blog, no juzgo tal aspecto, por tanto... aunque seguro que el personaje, la persona, fue digna de atender por muchas razones).

Europa, esa gran desconocida

Europa, una chica traviesa que sintió cosquillas por un toro (a la sazón, el mismísimo Zeus transmutado para un zoofílico cortejo), dueña del primer robot de la historia, ha dado nombre a un continente. Con los siglos, este continente ha logrado una representación supranacional, una Comunidad. Y hoy empieza la campaña para las elecciones al Parlamento de la misma, sí señor.

Al respecto hay un desinterés general que quiero, aquí, aminorar en mis lectores. A ver, nadie va a sentirse jubilosamente emocionado por participar en "la fiesta de la democracia" el próximo mes de Junio, vale, pero podemos buscarle al engorroso tema (que total, vamos a sufrir queramos o no) sus cosillas. Porque el asunto no sólo es importante, como todos sabemos, ya que nos cansamos de decir, con razón, que los gobiernos nacionales cada vez mandan menos. También puede ser interesante el matiz de la circunscripción única (la nación), lo que puede avivar la monotonía parlamentaria. ¿Se terminará de hundir IU o serán estas elecciones un espejo más ecuánime de la presencia de la izquierda en el tejido social?¿qué presencia tendrá en este juego los partidos nacionalistas?¿cómo puede nadie sentir atración sexual por un toro?. además, los dos gordos quieren convertir (mal por su parte) este sarao en reflejo de unas futuras generales (qué cansancio, ¿verdad?, pero es así).

En fin, aunque estamos ya hartitos de votaciones (y sobre todo de campañas) no desdeñemos las europeas, que no son ninguna tontería.

21 mayo 2009

DAN DEACON, Bronst

Dan Deacon es otro de los muchos bichos raros influidos por Animal Collective en su mezcla de texturas y paroxismo. Está claro que, frente al de otros grupos, el legado del colectivo animal no se sustenta en tipos de melodías o ritmos, ni en parafernalias como los crescendos o el ruido. Tampoco en cuestiones vocales. El verdadero manantial es su entendimiento del sonido como algo que buye en la mente, pócima de timbres inauditos que la tecnología ayuda a sublimar en forma de canciones pop. De Hig Places a Coconot, las bandas que liban algo de Avey Tare y compañía le deben, sobre todo, el empuje para atreverse a sacar el sonido de su cabeza, en una línea histórica que emparenta en importancia a Animal Collective con Soft Machine, Suicide o My Bloody Valentine.
Dan Deacon es un pirado que tiene muchos sonidos en su cabeza, y se atreve a convertirlos en música. Como Animal Collective en lan tecno kid. Pero pongamos puntos sobre íes. Dan vive en el momento adecuado, con la tecnología ideal, en la escena propicia; pero debemos empezar a medir a todas estas (ya incontables) bandas post-Collective desde el rasero musical, advertir si más allá de la escena, y la suerte de poder manejar un sampler y un mac en esta era moderna, hay dotes musicales. Y en el caso del músico de Baltimore hay muchos puntos a sumar, como una sana locura (pero muy loca), el énfasis más desatado, el frikismo de chiste fácil pero eficaz, el sonido excitante (entre la pista de baile, el hardcore y los cantares nativos de Estados Unidos) o algunas melodías tan brillantes como las de la inicial Build voice o la de Snookered (entre deconstrucciones bárbaras, el mejor tema del disco). Pero también veo dispersión, y sobre todo un piñón fijo poco trabajado (empiezo tranqui, acelero el ritmo, si tal canto distorsionado en plan pitufo, meto capas de histeria rítmica y termino tranqui; es el esquema casi omnipresente en las once canciones de Bromst). El efecto acumulativo de su música se hace, en un larga duración, más cansino que excitante, lo que es un problema en un trabajo que se quiere adernalínico, ¿no?
En fin, que Deacon está en el meollo pero, aunque no voy a decir que no es disfrutable, si nos disponemos a cribar no brilla como un grande. Aún.




Eso sí, sus directos deben ser la repanocha… "el silencio del viento me alcanza, oooo oo oo ooohhh!"




19 mayo 2009

la crítica, función y método, vol. I

Uno se pregunta si esto que sigue se puede entender como una crítica cinematográfica.

"Porque al autor le sale de los huevos, (…) sus desgarradores poemas fílmicos se sienten en la obligación artística de hacer vomitar a los espectadores. Y te planteas que esa actitud es tan legítima como la decisión de alguien responsable para internar a este tarado en el frenopático durante una temporada. Pero no ocurrirá. La imbecilidad con ínfulas de transgresión siempre goza de infinitos adeptos en estos templos de la alta cultura denominados festivales."

Lo escribe Carlos Boyero hoy, en El País, a propósito del controvertido film de Lars Von Trier, Anticristo.


18 mayo 2009

LOG JOHN SILVER 1: "Lady Vivian Hastings", de Dorison y Lauffray

Long John Silver
, de Dorison y Lauffray, es un ideal tebeo de aventuras, piratas, escondidos tesoros, y… John Silver el Largo, claro. La idea, en fin, es sin duda atractiva. Se pergreña una historia tópica de género y se embute en ella a la mítica figura de la Isla del Tesoro, continuando así las andanzas del impagable pirata en un homenaje sentido (o en un truco ruin, va en gustos… nosotros no creemos maldad en la operación, conste).
Al final lo accesorio es ese reclamo más o menos original, así que nos centramos en contemplar la trama, la ejecución, y los resultados. Y en fin, que “Lady Vivian Hastings” se perfila como un típico primer tomo (de cuatro, en principio), una introducción a la aventura donde se cimenta al personaje femenino que titula el libro, se presenta una situación de partida y no se nos da gato por liebre: aunque estamos ante la puesta de las piezas en el tablero, se nos cuentan cosas, no pocas, y todas necesarias para disfrutar el desarrollo de la partida.
Es cierto que dicha partida no va a ser nada novedosa, sino un ejercicio de estilo, un entretenimiento. La ejecución (dibujo, planificación, diálogos etc.) no resulta especialmente brillante, tan solo funcional, si bien con un dibujo que sabe ser vibrante y exquisito al tiempo, atmosférico y también pendiente del detalle.
No encontrará el lector aquí el futuro de la bande desinée, ni tan siquiera una obra que supere lo correcto (como podrían ser las andanzas del Marqués de Anaon, tebeo que en este terreno ganaría al presente cómic por goleada), pero sin duda hablamos de una historia que aspira a llegar a un lector muy concreto, el enamorado de Salgari, Stevenson, Dumas, el folletín aventurero, la ensoñación romántica. Ese, creo, disfrutará este cómic si no le pide demasiado.

17 mayo 2009

ABE VIGODA, Skeleton

Hardcore, No-Wave, ritmos dislocados y acelerados, fraseos repetitivos, epilepsia. Y en su nuevo largo, un nuevo ingrediente: tropicalismo... la sucesión furiosa de temas que empaqueta el último trabajo de Abe Vigoda podría describirse como la cópula de El Guincho, Animal Collective (los de hace años, los más radicales) y alguna marcianada del sello hardcore Alternative Tentacles. Puede que se me escapen nombres, pero los que están, nos valen como referentes.
No hay mucho más que quiera decir respecto a Skeleton: si manejas y disfrutas las referencias apuntadas, gozarás con el trote desbocado de Animal Ghosts, con las cacofonías vocales de Death city/Waste wilderness o con los ritmos afro de The Garden.
Como Abe Vigoda no son una banda fácil, sino del saco de las cosas chuscas y bastante impenetrables, creo que su disfrute depende del bagaje de cada cual. Si miramos, no obstante, la evolución del grupo, convendremos que más allá de gustos personales, frente a disparos previos (al aire), Skeleton mantiene claro un rumbo y una intención mestiza, caótica e inventiva. Por tanto, crecen. Mejoran.
Personalmente creo que no va a quedar como disco de cabecera en mi añada personal (está fechado en 2008), acaso por andar yo más disperso, prefiriendo estos días cosas más "fáciles", pero sí como una de las propuestas más arriesgadas que he escuchado últimamente y por tanto merecedoras de atención.





16 mayo 2009

El regreso de un Premio Nacional del cómic: LAS CALLES DE ARENA, de Paco Roca

(prepublicado el pasado viernes en el faro de Vigo)


Paco Roca retoma, tras la galardonada “Arrugas”, sus constantes más fantásticas.


“Arrugas” (Astiberri, 2007) es un cómic que puede eclipsar toda una carrera. Premio nacional del Cómic 2008, best-seller, historia profunda, emotiva y descarnada sobre el alzeimer y las residencias de la tercera edad. Fue el tebeo que catapultó a la fama a un autor, Paco Roca, que no era, ni mucho menos, un debutante. Trabajos previos como “El juego lúgubre” o “El Faro” ya eran obras a tener en cuenta. Claro que los artículos laudatorios en la prensa o las proposiciones para adaptaciones cinematográficas han llegado con su, hasta ahora, última obra.
Por todo ello su nuevo proyecto, “Las calles de arena”, suponía un reto, tanto como una novela gráfica esperada por los aficionados con impaciencia. ¿Cómo salir del laberinto que es “Arrugas”?. Roca parece darnos una respuesta desde su nuevo argumento: entrando en otro laberinto. Un hombre anónimo falta a una cita a la que no obstante quiere llegar, y para conseguirlo pretende atajar corriendo por el barrio antiguo. Pero ese barrio resulta un mundo cerrado, imposible, casi mágico. Poblado por personajes grotescos, absurdos, líricos, y que imposibilitan al “hombre sin nombre” salir de la barriada, lo que dio comienzo como una historia cotidiana se convierte en un reflejo amable de las pesadillas de Buñuel y su ángel exterminador, de los malabarismos de Borges, de las historias de Poe o de Kafka.
En su nueva obra, así, Roca vuelve a sus ambientaciones oníricas y a veces desasosegantes que (quizá) habría aparcado para su retrato social de la vejez. También a la poesía en viñetas, a los caracteres líricos (como esa muda cartera de barrio que entrega correspondencia… escrita por ella misma), y a la cotidianidad reformulada. Si “Arrugas” retrató una dolorosa realidad, su continuación se sumerge en la fantasía, y además cristaliza un estilo con maestría. Las diferentes situaciones se encadenan con habilidad, el dibujo es simplemente fabuloso y la narrativa, clásica, medida, tremendamente eficaz. Su estilo tiene algo de línea clara, de perfilado minucioso en la estela de Hergé, pero mezclado con muchas otras influencias (como Mazzuchelli o Giardino, quien escribe la nota de contraportada). El color busca reflejar estados anímicos, resultando enormemente expresivo, acertado. Y las situaciones, por muy surrealistas que resulten, se nos antojan cercanas, cálidas.
“Las calles de arena” supone, en definitiva, el reencuentro con el Roca más enigmático, y la constatación de que sigue creciendo como autor, para nuestro disfrute como lectores.
Bien; como saben, mis artículos de prensa los concibo para un público generalista, por eso aquí , ahora, conviene hacer un añadido. "Las calles de arena" tiene un problema, si se quiere ver así, en su reproducción. El papel mate, en principio una cualidad en tanto que aporta determinada textura, se ha "tragado" al dibujo y saturado los colores. La legibilidad del libro quedó, en fin, muy tocada. Astiberri planea una segunda edición para finales de Mayo, con un nuevo papel que, esperamos, mejore la reproducción de las exquisitas plancha de Roca.
Y podemos hacernos la pregunta ¿entonces hice bien o mal en escribir sobre el tebeo en el periódico? Bueno, es un tebeo excelente, y merece la pena. Por otro lado, aunque el cómic es mejorable como producto, y va a serlo, no podemos hablar de material defecruoso o fallo de imprenta, sino de elección desafortunada. Es mejorable, sí, pero con todo, legible. Añado; un lego ni se dará cuenta de estas cosas "de entendidos". O esa es mi apuesta.

15 mayo 2009

gran ganga

Cincuenta libros tipo Asterix (y así nos entendemos todos) que desarrollan en una enciclopedia la historia de la música clásica. Cada libro, con un CD (convenientemente explicado en el cuerpo del tomo).





Cincuenta euros por todo en una tienda-chambo de segunda mano, es una oferta que no pude rechazar, cuando los tomos...¡aún estaban precintados! (además, me la regalaron, miel sobre ojuelas)

Ahora andamos a ello, leyendo y disfrutando la música culta (pues sí, también me gusta la clásica, más o menos desapasionadamente pero con la curiosidad suficiente para el disfrute de esta Hª de la música Deutsche Gramophon... que además la casa discográfica despeja cualquier duda sobre la calidad del artefacto)

14 mayo 2009

intrUmetido

Ha saltado en la red una discusión a tres bandas interesante, entre autores de cómic : Segio Bleda abre la veda en su blog, y arremete contra (o critica, o define) un modelo de autor "esquirol", que podemos decir trabaja desde el amateurismo y vende su producto al mejor postor, lo que revierte en salarios mínimos, y competencia desleal desde el intrusismo.



Le contesta Pepo Pérez, y contrareplica Beroy.


Recomiendo leer esos artículos y los comentarios que generan cada uno de ellos. Supone adentrarse en los vericuetos de una profesión, la del autor de cómics, desde tres perspectivas diferentes (o más de tres: en los comments platican otros autores).


Aquí, que no somos del gremio, quiero sacar del particular para generalizar, como modo de dar luz al asunto, quizá. O una luz nueva, yo que sé... en todo caso, recalco que con mucha humildad. No sé, miro desde fuera a la profesión del autor de cómics. Quizá por ello sea una apreciación interesante (y por qué no, indocumentada o disparatada, no lo niego, pero es la mía)


Porque lo primero sería discernir qué significa el intrusismo. En el mundo de la restauración de arte, por ejemplo, uno puede ser contratado por una empresa para restaurar la fachada de la catedral de Burgos. O montar un taller por cuenta propia. Para lo segundo, deberá constituirse en empresa o en autónomo, y arreglar una burocracia feroz y sanguijuela. Para lo primero (ser contratado por tercero), cada vez es más perentorio demostrar las capacidades técnicas mediante un título, e incluso apoyarlas en un currículo laboral. Así es en el "mundo real". Si alguien monta un chiringo clandestino en el garaje, está practicando el intrusismo, y la ilegalidad. Si una empresa contrata a un tapicero para trabajar como técnico en restauración... no. Simplemente obra en mala conciencia, pues debería contratar para ese puesto a un restaurador, y él sabrá porqué contrata a ese tapicero para restaurar (ejemplo) un grupo escultórico de Berruguete o un retablo en un pueblo, trabajo que va a pagar el faervoroso vecindario, no el mucho más estricto Patrimonio.



Pero un autor de cómics, ¿es técnico de algo?. No; el buen pastor puede demostrar su talento, y venderlo, sin titulitis de por medio. Entonces, ¿dónde está el intrusismo? No, no creo que eso exista, sino, en todo caso, malicia de las editoriales, que acaso pagan menos, amparadas en motivos turbios. Porque de lo que hablamos, amigos, es de UN CONTRATO. Punto. Yo acudo a una empresa y esa empresa me ofrece algo por mi trabajo (clases de flauta, trabajo de restauración o un cómic a publicar, da lo mismo): la empresa me ofrece unas condiciones contractuales (precio, permanencia en nómina, tipo de contrato, retención, etc). Por tanto no creo que se deba hablar de intrusismo, sino de falta de ética por parte del contratante, si este posibilita sueldos pírricos amparados en la ilusión del novel.


Todo ello con la base de que, creo, en el arte (música, pintura, fotografía, cómic...) puede ser muy beneficioso cursar estudios, pero ellos no te dan tu naturaleza de artista. Mucho menos te acotan para la contratación, siguiendo con lo arriba señalado: para la restauración de la fachada norte de la catedral de Sevilla en 2003, era obligado que todo trabajador fuese diplomado o licenciado en Conservación y Restauración, pero esta necesidad de índole técnica no debe extrapolarse a la expresión artística. Miren, esta tira la acabo de dibujar en un folio, me ha llevado 6'28 miutos de cronómetro:

Ha sido realizada con un pilot en un folio. Dadme tres minutos más, y con ceras plastidecor de mi hijo os la hago "a todo color", además. Es una mierda, y casi no se lee, y sí, es un macaco confuso y sin gracia... pero yo estoy orgulloso de él y creo en mi potencial. Voy a Norma Editorial y lo presento, ellos me proponen su publicación, estudiamos el contrato, estoy de acuerdo, hay trato. El contrato me paga una mierda. Yo, por cierto, me gano la vida en otro oficio. O mejor, estoy en paro, víctima de la crisis. ¿Soy un esquirol. NO: en todo caso Norma se habrá aprovechado de mí. Soy novato, pero mi producto lo ven comercialmente viable. Si esta tira fuses de Beroy, o de Bleda, o de Pepo (ejem, lo primero, entonces tendríais un problema creativo muy gordo), el pago ¿sería el mismo? No lo sé, de verdad. ¿Pesa el caché, o las cosas están más estipuladas de lo que aquí reflejo? Editores, acepto vuestros comentarios al respecto, humildemente..


En todo casos ¿empezamos a discernir el problema; está en lo aleatorio de este régimen laboral, y la precariedad endémica de la industria del tebeo, débil siempre, muchas veces fanzinera, explotadora? No lo sé, ni me incumbe, pues con tiras como esta de arriba dudo que jamás me convierta en profesional del medio.


PD: Sergio, Pep, Jose María, gracias por un debate muy, muy interesante, y por el reto: ¿cómo coño ilustrar un post sobre el intrusismo laboral en el mundo de la historieta? Creo que lo he conseguido

13 mayo 2009

Cannes 2009


Comienza hoy, con bastante presencia española (encabezada por un tridente comercial: Almodovar, Coixet y Amenabar,éste fuera de concurso, pero con más cosillas de la piel de toro).

Y menudo cartel más bonito se han currado este año, ¿verdad?

12 mayo 2009

la caraviñeta me invita


Un blog sobre cómics que entra por los ojos, que te empapa de imágenes y buenos textos las acompañan, crea una sección de firmas invitadas y tiene la idea (¿insensata?) de llamarme como un ilustre más (¡como si lo fuera, ilustre, digo!).
Agradecido, cedo un texto sobre la base ¿Qué tebeo es el que más te ha marcado?. Pueden leerlo aquí, en su lugar de origen.

ha muerto antonio Vega, de Nacha Pop

lo oigo ahora mismo en la radio

09 mayo 2009

MONO Hymn for thw inmortal wind

He leido un par de críticas entusiastas sobre el último trabajo de los japoneses émulos de Mogwai. Ambas alaban este disco en detrimento de lo último de los escoceses (obra correcta, en todo caso, pero que muestra signos de inmobilismo en la mitica banda de post ruidoso). Mono nacieron a la sombra de Mogwai, y sus pasos parecen buscar personalidad, pero no deslinde radical. Personalmente me bastaría si viese un fondo de calidad en los que copian (porque la fórmula del sonido Mogwai me gusta), pero, digámoslo a bocajarro, en Hymn for the inmortal wind no lo atisbo. Ni de coña.

Estamos ante un trabajo grandioso, pero para mal. De esa ampulosidad que piensa en cuantitativo antes que en cualitativo. Es decir, que sin un trabajo sobresaliente en estructuras y melodías, se dedica a amontonar bien orquestaciones suntuosas, bien moles de distorisión. Y no basta con eso. No basta con meter una sinfónica si no se compone con talento harmónico y gusto melódico, y les aseguro que Silent flight, sleeping dawn no es Mahler. Ni siquiera Tinderstiks. Aún hay grados.

Por otro lado, aquí hay mucho más ruido que en los últimos discos de Mogwai, es verdad. ¿Y?. Porque cuando en los escoceses hablamos de montañas rusas anteponemos climas, estructuras dramáticas profundamente estudiadas (como la del clásico You don't know Jesus, un tema que da sopas con hondas a todo este disco de Mono), no simples inicios tranquilo-bucólicos (volveremos al tema más adelante) y subidones ampulosos (esa bateria, Dios bendito, qué horterada) con, eso sí, más ruido que en una mascletá.

Pero lo peor lo sufrimos en los momentos de reposo: Burial at sea se quiere delicada y sublime, exquisita y melancólica... y a mí (como le comenté en privado a probertoj) me parece la perfecta tonadilla hortera perfecta para ilustrar una escena romántico-cutrona de "Curro Giménez dos, el retonno". Como muchos otros momentos "sensibles" desparramados en un disco muy, muy largo.

Supongo que va en gustos, y habrá quien encuentre en su single el cenit de la fermosura donde yo tropiezo con la cursilería de lo audiobello. Supongo que no puedo ser objetivo, que tengo que contarles lo que siento al escuchar Hymn for the inmortal wind. Y lo que siento es que es malo, y en comparación prefiero siempre los originales, aunque estén en horas moderadamente bajas y con un piloto automático indigno.




música en la tele

No me refiero a programas musicales, otro universo a descifrar (No disparen al pianista, inenarrable), sino a esos programas variados, late-nights o de mañana o de tarde, en los que a veces se invita a un grupo a cantar su nuevo single (bueno, son fórmulas promocionales en las que lidian las discográficas también, lo supongo).
En la piel de toro lo normal es que esta parcela la acaparen Bumbury (que aún bueno, pero no vamos a decir que vaya a suponer un descubrimiento para nadie), o peor, Nena Daconte, o bastante peor, Amaia Montero/La Oreja de Van Gogh, o ya cosas infernales como EL Canto del Loco o... los innombrables.

Por eso uno piensa que los estadounidenses son otro mundo en el que pasan cosas como esta.


Y me produce cierta sana envidia, y me pregunto porqué (por ejemplo) Buenafuente no ha invitado ya (o su discográfica puesto los medios para que los invite Buenafuente o cualquier otro) a Manos de Topo, o cualquier otro grupo ibérico que esté REALMENTE alimentando la historia del pop rock nacional.

08 mayo 2009

Alubias blancas con un puntazo

Hacía tiempo que no colgaba ninguna receta colesterana, ¿eh? Digamos que lo experimentos con gaseosa o:
a) han escaseado, o
b) han resultado un fracaso.

Pero estas alubias resultaron ricas, porque les añadí, in extremis un puntazo. Veamos: abran la bolsa de alubias y remójenlas sus horas justas y necesarias. Hagan un sofrito con puerro, zanahoria, pimiento y tomate.En el sofrito añadan pimentón dulce, y... el puntazo: hay que comprar un aceite de oliva pijo, un pequeño botecito de cistal con oro líquido que tenga en us seno un macerado de guindillas (enteras, claro.. lo contrario sería arma química) y ajo molido. Añada con moderación, pensando que ese ungüento pica de narices. Mezclen las alubias y el sofrito en la olla a presión y cubran con agua. Salar al gusto y cerramos durante un tiempo la olla, y le damos fuego, no se olviden (consultar instrucciones de la olla, los tiempos van con los modelos).

Listo para comer.



Valoración de cata: está rico, pero da gases, no les explico más. Una comida para una tarde tranquila en casa viendo la tele, o así.

Y ya saben que la imagen MIENTE y no se corresponde con mi plato (que más bien recuerda a un campo de batalla): clik encima y les mando a la verdadera receta de tan exótica misse en scène aluvial (que se trata deuna ensalada, y tomo nota).

07 mayo 2009

telepasión

Noooo no no no, no voy a recordar caspas navideñas de la 1. Posteo hoy para confesar una noche larga de mucha tele generalista. Nada de series de culto, nada de subtítulos y V.O., nada de cine de arte y ensayo... OT de cabo a rabo y muchas trampas. O mucho zapping, si prefieren llamarlo por su nombre.
Así les cuento que Mejide sigue forzando su cara de "tengo un cactus en el orto"; que los cantantes tienen voz, no talento; que la gala es eterna, una quinta dimensión a estudiar, y que el mando a distancia provocó un baile gozoso.

Comprobamos entonces que Saturday Night Live, de Cuatro, no va a ninguna parte, repite como el ajo, pero inevitablemente te arranca alguna risa. También que Muchachada Nui es lo mejor que se ve hoy en la tele: provocador, surrealista, descarado, fresco, desternillante (esas "Celebrities") y, sobre todo, diferente a todo (a todo lo que se emite hoy o se ha emitido nunca). Por su parte, Buenafuente trae e F. Arrabal, otro tipo de surrealismo, mentecato y calculadamente cretino. Un personaje (escritor, director de cine...) pese a todo, magnético (yo es verlo en la tele y me quedo a comprobar la que monta). Y Andreu Buenafuente demuestra que se puede hacer show, entretenimiento más o menos vacuo, y no caer en la bazofia (aprende, Sardá).
Y por último, balie de canal tras baile de canal, alabar a San Ramoncín (a la sazón, jurado de Operación Triunfo, uau), a la espera de que mis halagos nutran definitivamente su ego, se sienta por fin satisfecho de su tránsito mundano, y se retire a meditar a un desierto (pero de esos que esconden mucho escorpión de los malos, a ver si...).
La nota kármika, la pone antes de rendirme y emigrar al sobre, Estas no son las noticias, donde un reportero simpático (un actor-reportero, que es lo que se lleva ahora... interpretar un papel de chico-periodista-de-programa-en-directo), un chaval con la sonrisa imborrable... habla a la misma hora que el jurado de OT salva y nomina a sus gorriones...¡de festivales indies!.
No, no me gusta el espacio de Keké, es igual a otros, con lo que me quedo con el original. Pero lo de sacar el rollo cutre-festivalero a la misma ora que el oropel de Jesus Vazquez y su pollería me hizo gracia.



Y me dieron las tantas, y apagué la tele.