22 enero 2010

cómics de la década

Ningún canon; sólo quince lecturas que han perdurado en mi memoria como las más gozosas. Con ello queda claro que no se debe tomar como referente de gran cosa. Faltan, seguro, cómics de la década que aún no he leido (¿ejemplos? el Torrezno de Valenzuela del que sólo tengo un tomo, o el Louis Riel de Brown...), pero en todo caso se puede entender como un paquete de sinceras recomendaciones.

La cuenta atrás:


15 FUN HOME, de A. Bretchdel

La autora se interroga sobre su familia, sobre su (homo)sexualidad, sobre su vida y, por encima de todo, sobre el poder de la ficción y la literatura en nuestra realidad, en un cómic denso y ambicioso donde un dibujo casi dulce esconde el sabor amargo de la disfuncionalidad (imposible no estremecerse ante la enorme complejidad de la relación padre-hija).

14: BARDÍN EL SUPERREALISTA, de Max

Entre la editorial Bruguera y el underground americano, un Max fiel a sus principios creativos pero reinventándose, juega con el medio inspirado por el americano Chris Ware, abocetando un nuevo personaje, Bardín, cajón de historias surrealistas y tonos diversos.

13: GÉNESIS, de R. Crumb

Letra por letra, sin aligerar el original, el pope del underground traslada el Libro del Génesis al cómic para mostrarnos, desde su trazo sucio y terrenal, su negra visión del ser humano y de las pasiones que han movido a nuestra civilización. Además, Génesis es un portento gráfico (feista y virtuoso al tiempo).

12: GEORGE SPROTT, de Seth

Por concepto, esa estructura de caleidoscopio, de pequeños fragmentos unidos por panorámicas de fríos paisajes (naturales o no). Y por ambición, la de quien nos quiere explicar una vida y un alma en el momento de su muerte, George Sprott es la obra maestra de uno de los mayores renovadores del medio

11: PERSÉPOLIS de Marjane Satrapi

Si esta lista fuese de los tebeos mejor considerados más allá del reducto comiquero, Persépolis arrasaría. Marjane, a través de su memoria y en primera persona, nos abre las puertas a un Irán política y socialmente convulso. El estilo naive (en la forma, no en el fondo) potencia un aire de verdad y pureza que hace de su testimonio algo muy intenso como experiencia lectora.

10: PÍLDORAS AZULES, de Peeters

Con mucho humor y una delicadeza tremenda, el suizo Peeters nos habla de su relación con una mujer y el hijo de esta. Ambos portadores del VIH. Una historia de aprendizaje, tolerancia y amor contada sin trascendentalismos, pero con la intensidad a flor de piel.

9: AGUJERO NEGRO, de Burns

Agujero Negro es muchas cosas: historia de amor y descubrimiento, radiografía de la adolescencia y del lado oscuro de la sociedad americana... Agujero Negro es una metáfora con forma de relato de horror: un virus deforma la carne de quien se ve infectado, en una enfermedad que se manifiesta con la adolescencia.

8: EPILÉPTICO, de David B.

Colosal confesión y también enorme ejercicio de estilo. "La Ascensión del Gran Mal" (nombre original de este tebeo en seis partes recopilado en un grueso tomo) narra la vida del autor, marcada por la epilepsia de su hermano mayor. Más allá de lo biográfico, Epiléptico nos descubre el mundo tal como lo ve el artista.

7: ALL STAR SUPERMAN, de Morrison y Quitely











¿Se puede volver a escribir algo sobre el Hombre de Acero recuperando su espíritu más blanco y maravilloso, y que un personaje ya icónico resulte atractivo al lector adulto del siglo XXI?¿Puede escribirse Superman y renovarlo sin salirse por la tangente?¿Puede dibujarse al hombre que vuela de un modo que vuelva a ser excitante, asombroso?.
Sí. A todo, rotundamente sí.

6: KLEZMER, de Sfar












El mejor autor de la nueva Bd gala (Nouvelle bandée dessinèe, lo llaman) es un creador inabarcable. Quizá por eso no elijo "El gato del rabino", o "Sócrates el semi perro", o "La Mazmorra", obras en que está involucrado Sfar (como guionista, o como autor completo). Porque aún no las he leido (o apenas las he catado... son largos seriales). Sin embargo esta epopeya -en tres tomos- de músicos judíos ambulantes sí que la he completado (y seguiré haciéndolo con futuras entregas). Pero hago constar que todo Sfar merece la pena, siempre imprevisible, tempestuoso, irregular y genial. El mayor soplo de aire fresco en el mundo de la historieta.

5: LA EDUCACIÓN DE HOPPEY GLASS, de Jaime Hernandez


Cuando en los ochenta creas unos personajes de un modo tan sublime que parecen cobar vida, sus últimos pasos en esta década del nuevo milenio tienen que inscribirse en una edad ya adulta, lejos de las "Locas" que una vez fueron, y encontrando su lugar como personas. Esto precisamente, de un modo difuso y sin subrayados, es lo que nos cuenta este tebeo de dibujo absolutamente maravilloso. Una historia del encuentro personal, maduro y definitivo. Porque las Locas ya no son aquellas chavalas maravillosas, sino estas mujeres... maravillosas.

4: FUERZA-X y X-STATIX, de Milligan y Allred

Maneras de cómic alternativo para una serie regular de superhéroes mutantes (recopilada en unos ocho tomos, con cambio de título en su ecuador) . La serie más moderna e incendiaria del subgénero tiene todo lo bueno de los clásicos (pulso febril, aventuras sin fin, imprevisibilidad) y le suma la bilis de una mirada iconoclasta reflejada en un supergrupo que actua sólo para y por la pasta, con su teleshow retransmitiendo en directo sus aventuras en plan Operación Triunfo, y con menos moral que los malos del Capitán Trueno. Un cómic sin villanos, o donde estos no le hacen sombra a los héroes en mediocridad y amoralidad. Por no hablar de que mueren más protagonistas que en una de romanos.
3: ISAAC EL PIRATA, de Blain

Puede decirse que Blain es el mejor dibujante de tebeos de la década. Paradigma de la Nueva Bd, autor de numerosa producción, estas aventuras sin brújula de un pobre pintor del siglo XVII metido a pirata son mucho más que un ejercicio de estilo, pues entre los pliegues de sus aventuras de capa y florete, navíos y bucaneros, se esconde una visión del mundo, del amor, de las cosas que nos hacen vivir. Van cinco libros, y anuncia Blain su intención de continuar por fin tras un largo hiato.

2: EL FOTÓGRAFO, de Guibert, Lefévre y Lemércier


El fotógrafo Didier Lefévre fue en 1986 a Afghanistan, para documentar una misión de un grupo de Médicos sin fronteras. Veinte años más tarde, su amigo Guibert traslada al cómic dicha experiencia, embelleciendo su trazo de línea clara hiperrealista con el color irreal de Lémercier, e incrustando en sus prodigiosas páginas las fotos de aquel periplo. Tres tomos para un impacto imborrable en el lector.

1: ACME y JIMMY CORRIGAN, EL NIÑO MÁS LISTO DEL MUNDO, de Ware.


De Little Nemo a Tintín pasando por experiencias radicales del underground setentero, Ware aglutina influjos para remodelar el modo de contar en viñetas. Más aún, su arte total abreva del diseño (sus cómics son, como objeto, algo portentoso; sus páginas, sus portadas, ya han influido en literatura y prensa), de la plástica (el constructivismo, Kandinsky...), la literatura de derribo (prosa pulp, panfleto publicitario) y formas de la sociedad de consumo (planos, recortables...) para crear algo nuevo e incomparable. Y con su forma de reinventar el noveno arte, regurgita una radiografía desesperanzada y vitriólica de la condición humana. Un retrato oscurísimo de lo que somos y a lo que aspiramos, contado de un modo tan revolucionario que incluso al lego en historieta asombra por su osadía, su inventiva y su evidente talento gráfico.
No creo exagerado decir que Ware es uno de esos autores capitales, de una altura comparable a la de esos ocasionales genios que transforman la manera de ver su arte, llámense Picasso, Borges o Welles. O Ware :)

20 comentarios:

Ximo dijo...

Muy buena lista, si señor. El orden y el concierto ya depende de cada uno. Que hayan obras faltantes es lo más normal del mundo, uno no puede leerlo todo. Quizás lo único que hecho de menos es algo de manga ¿no? ¿quizás Taniguchi?

Por cierto, ahora que veo a Jaime Hernandez en la lista, no se si será impresión mía, pero ¿qué pena lo de Beto y sus últimas obras?

A mí me faltan por leer de la lista Génesis y El Fotógrafo. Bastante imperdonable, pero bueno …

icsm14 dijo...

Mmm... No sé, pero que de quince tebeos cinco hayan sido publicados (o leídos) en este último año. ¿Habría que haberla reposado un poco más, no crees? Con todo es indudable que al menos cuatro de ellas bien lo merecen. El Supermán todavía no me convence como para eso, tengo que revisarlo.

Las omisiones del Capitán Torrezno y Louis Riel, justificadísimas. El Torrezno nunca me pareció gran cosa y el Louis Riel es un plomazo de tomo y lomo. De lo peorcito de Crumb.

Octavio B. (señor punch) dijo...

icsm14, la lista la "trabajo" desde noviembre, tras revisar mis librerías personales y no pocos listados anuales de revistas varias, ya que no compro todo lo que leo (desde tratos especiales por levar secciones de cómic en librerías, hasta excelente biblioteca en mi city).
Es la lista final de unas cuatro listas previas, así que no, no creo qe tenga que repostarla más. Francamente, pienso que los tebeos señalados de 2009 son de lo mejor publicado en estos diez años. Como, parece, piensas tú también, ¿no? ("es indudable que al menos cuatro de ellas bien lo merecen", dices). Por lo que tampoco entiendo que te parezca una lista creada a la ligera, vamos.
Son mis gustos, se pueden compartir, discutir, etc, pero la lista está muy, muy pensada, revisada y ponderada, y eso no es algo discutible, es lo que es. Otra cosa es que habrá quien piense como yo que 2009 fue un año brutal (ver post de resumen de la añada) y quien crea que no es para tanto.

Octavio B. (señor punch) dijo...

Ximo, Taniguchi lo cité en el post introductirio. Tanto él como otros nombres me encantaron... ¡pero son obras de otras décadas! (pese a editarse en España en los 2000) y me impuse una lista de obras originales de la década (ejem, creo que hice trampa con Jimmy Corrigan, pero es una debilidad)
Ah, y nada es imperdonable, que cada cual lea lo que le apetezca y le permita su tiempo libre (fíjate, yo a Beto, desde tiempos del Río veneno que no lo retomo :D)

toni bascoy dijo...

Pues a mí me parece una lista bien maja. No puedo discutirla, sí disentir en alguna cosilla, que para eso están los gustos.
Puestos a disentir, para mi el All Star me parece muy sobrevalorado. Soy bastante de superheroes, así que no va por ahí el prejuicio. Me parece un buen cómic, pero ni de coña uno de los 15 de la década.
Ware va camino de convertirse en un género, como lo es Crumb, sin que halla la necesidad de añadir un título al lado de su nombre en las listas. Lo mejor de la década es él, ahí estoy de acuerdo. Podrías hacer lo mismo con Sfar y con Blain: sus obras me parecen interesantisimas en general, hasta lo más flojo respira magia. Yo ya casi pasaría de títulos.
Louis Riel de Crumb? Supongo que un lapsus.
Repasaré mi colección para ver si se te ha olvidado algo imperdonable, jejeje...
Un saludo.

Jose Manuel dijo...

Pues está mu bien la lista, si señor. Con estas listas "decaderas" estoy un poco espantado porque suelen estar monopolizadas por ese tipo de "grandes obras", que además de a los habituales del comic, consiguen la atención de los medios generalistas. Por eso agradezco mucho todos esos comics que has metido entre los puestos 2 a 7, tán grandes como los otros.

Lo de Chris Ware es impepinable. Si, es otra cosa, es nueva, y es irreproducible en otros medios, pero sus comics me hacen daño, no los puedo releer, no son buenos para mi salud, en serio.

Un solo pero a la lista, y a casi todos nosotros: no estamos puestos en manga. No me refiero tanto a la cantidad de lecturas como a la mentalidad con que lo hacemos. Buscamos sus "grandes obras" (las encontramos en Tezuka) pero creo que su merito es otro: su mezcla de generos, su falta de prejuicios, no sé, muchas cosas. Creo, de verdad, que es un problema generacional, que los ojos de la chavalería, pongamos de 12 a veintipocos, tienen una falta de prejuicios y una frescura para el manga de la que los "reasabíos" carecemos. ¿Alguno más piensa algo así?

David dijo...

Pues hay buenos tebeos, sin duda. Y algunos que tengo sin leer tomo nota).
Pero no coincido con el orden, y hecho en falta otras obras, pero claro, es que es tu lista, no la mía.
Aunque Ware no es el primero de mi lista, eso sí te digo. Me gustan más otros. Si no es cuestión de gustos, sino de lo que aporta al medio y demás... pues tampoco.. ya sé que parece que es como querer llevar la contraria a todos.. y no es eso. Pero es muy largo de explicar por post. Y no tengo ganas, de verdad. Un saludo.

David dijo...

Díos míos. A hecho le sobra la primera h. Estas prisas.

Octavio B. (señor punch) dijo...

Jose Manuel, yo los mangas uqe he disfrutado son unos cuantos (no muchos, porque sí es cierto que la natural "longitud" del cómic nipón me echa patrás). pero ninguno era de los dosmiles (así Taniguchi, mi favorito, sus obras principales son originales de los noventa)
Podría citar como destacado ese animal de Maruo, o "Los carruajes Bradlherley"... si este fuese de la década, ahora no sé. Pero no como para estar entre MIS 15 favoritos.

Jose Manuel dijo...

Octavio, y yo por lo general vengo a opinar lo mismo que tu, pero mi pregunta es ¿por qué no somos capaces de meter manga en una lista de 15-20 de una década del mayor productor mundial de cómic?. Entiendo que el prejuicio es mío, que mi educación falla. (Perdón, cuanto mejor quiero explicarlo más tonto me sale).

Sale, pongamos Tavernier como teorico de cine, y dice mis peliculas preferidas: una de John Ford, yo-que-se de Fassbiender, no-se-cual de Fritz Lang, y tal cual de Godard. Le haces la misma pregunta a Tarantino y suelta: Una de de John Ford, una de Jackie Chan, una de Buñuel, y "El club de lucha". ¿me explico?. Una capacidad para ver sin prejuicios todo, saber ver lo mejor de todo, y plantar sin prejuicios, y no por epatar, en una lista de lo mejor, junto a un 50% de grandes clásicos, otro 50% de pelis de esas que nos gustan lo mismo, pero que si lo decimos de ellas es con la boca pequeña, porque pensamos que pertentecen generos menores, aunque no seamos muy conscientes de ello. Algo asi creo que nos pasa con el Manga.

Octavio B. (señor punch) dijo...

No, Jose Manuel, no, yo no tengo prejuicios, simplemente los mangas que he leido no me gustaron tanto como estos 15. O no fueron de los dosmiles. >Ya mencioné autores y obras, lo hice en el primer post introductorio.. pero sus mangas son de otras décadas, y en ese apartado los destaqué.
Aquí, además, hablamos de sólo 15 tebeos, y la verdad, los que he leido no me han gustado tanto como estos quince tebeos. ¿Que no he leido mucho manga? Bueno, leí los que pude o me han atraido por tema. Sí, leo más bd, o marvel, pero el manga no me es tan exótico como puedes pensar.
Sí, no obstante, reconozco que tengo una opción personal. Por motivos de economía (sale caro) y sobre todo tiempo (que no me sobra), suelo descartar embarcarme en mangas de esos de diez tomos. Pero no es prejuicio, tú dame un curro sólo de mañana y con un sueldazo que me permita vivir y además comprar todo lo que me pique sin mirar el saldo bancario, y leo todo lo que me eches ;)

icsm14 dijo...

¿Un tercio de lo mejor de la década publicado en su último año y no te parece raro? O hay un efecto extraño que merece la pena analizar (que puede ser, lo mejor de las series de tv estuvo en su segundo lustro pero eso estaba claro debido a la revolución del 2004) o necesita, como dije, reposo (no trabajo, que eso también y nunca se puso en duda que lo hubiera) distanciamiento temporal para evitar que el recuerdo más fresco de las últimas obras eclipse a las más antiguas.

Octavio B. (señor punch) dijo...

Pues dame cuatro alternativas, come on (por cierto, ¿cinco?, me salen cuatro del 2009, salvo que consideres Epiléptico de ese año, pero la serie antes de ser recopilada finalizó en 2007), otros cuatro que puedan desbancar a Génesis, ACME, o G. Sprott. O que renueven un mito/icono de la altura de Superman sin dejar de oler a personalidad autoral por los cuatro costados pero potenciando la esencia (y además en un momento en que la moda no pasa por respetar signos naive de las creaciones añejas, vamos).

Para mí son tebeos co lo sa les, que han llevado al medio un pasito (o zancada) adelante (u oxigenado algo tan oxidado como los pijamas). Por contenido, por revolución en la "sintaxis", por ambición plástica (jugando con el formato, las cualidades matéricas del medio). Venga, tres mejores, que de eso se trata, de dar opciones, no perderse en discusiones a ver quién es el más bonito del patio.

Jose Manuel dijo...

Perdona si te he molestado con lo de los prejuicios. No iba por ti, va por la mayoría de nosotros. Me re-explico: desde que tengo 0 años los comics españoles, europeos y americanos han ido formado parte de mi acervo cultural. Primero los he aborado desde, por decir algo, una actitud popular, desprejuiciada, y con los años he ido incorporando la dimensión cultural, analítica. Con el manga es al revés, cuando lo incorporo a dicho acervo, con 18-20 años, ya lo hago de una forma mucho más selectiva, "cultureta". A eso me refiero con que, al menos yo, me veo en franca desventaja con la gente que tiene 15 años menos, para los que el manga estaba ahí desde el comienzo.
Tiempo y dinero, claro. Por eso nos leemos unos a otros, para seleccionar entre tanta oferta editorial.
Va, un manga al que te recomiendo echar un vistazo: Mai Wai (al que yo le eché el ojo, más que nada, por la reseña de Pepo Perez). Eso sí, tuvo malas ventas y sale caro:

http://concdearte.blogspot.com/2008/02/zapping.html

Jose Manuel dijo...

Los pijameros:
Lo has clavado con Fuerza X/X-Statix y All Star Superman. Para mi gusto te faltaría el DK2, pero como es del tipo lo amas o lo odias.
Un peldaño por debajo de estos 3 también me encanta el primer arco argumental de Nuevos X-Men, de Morrison y Quitely y el cuarto arco argumental de The Authority, de, vaya que coincidencia, Morrison y Quitely.

v.tornasol dijo...

yo sigo en crisis total de esos 15 poseo 12 y he leido uno y no hay manera si creo q deben serlo pero me echan tanto para atras son tan poco apetecibles de leer al hora de la verdad, si comparto el criterio "deben" de ser muy buenos ya caeran o no...en fin sigo leyendo blogs sobre comics y no leo comics...que me pasa doctor??

Octavio B. (señor punch) dijo...

bueno, Vicente -emmm, creo que es la 1ª vez que me escribes acá, ¿no? pues hola y bienvenido :)- la verdad es que muchos de estos tebeos no son la típica lectura de encontrar un huequito cualquiera, cierto. hay que ponerse, te piden un tiempo, una atenciónm/entrega y un esfuerzo del que no siempre se dispone, etc. Lo bueno es que la recompensa esté a la altura, claro, pero eso va en gustos, y tal. Yo creo que recompensan un huevo, claro :)

Octavio B. (señor punch) dijo...

Jose Manuel, por supuesto que no hay ofensa (y tomo nota de ese manga... yo lo último que leí fue Asa, no todo, que ya van varios tomos... pero me molaba bastante. Y tengo en "pendientes" Una Vida Herrante, con muchas ganas)

Y el DK2 es brutal, me encanta. en una lista de 20/25 entraría seguro, es el tercer ángulo de las obras capitales del pijamerío de los dosmiles (los X men de Morrison están muy bien, también, y en general Brubaker suele gustarme, más en plan "artesano" de los cómics, pero qué buen artesano... ya me entiendes.
Eso sí, desconozco esos Authority de M & Q, me despisté, parece, porque con ese dúo...

JPCH dijo...

Su lista es muy considerable.
Me emocionó tamaña valoración a una obra inprescindible del noveno arte; El Fotografo es un libro revelador en el sentido trascendental de la palabra; Inconmensurable en el tiempo y el lenguaje. Añadiría algunos más; DIARIO DE UN FANTASMA; un cúmulo de reflexiones e interrogantes tan lúcidos como apabullantes sobre el eterno devenir y la insignificancia humana; Enriquecido por un feroz replanteo del propio lenguaje y proceso enunciativo. A mi criterio una obra inabarcable, abierta, imperfecta, insoslayable.
Tampoco olvidar; PYONGYANG, LA VOLUPTUOSIDAD, EXTERIOR NOCHE, CUBA DIARIO DE VIAJE.
Saludos desde Buenos Aires.

Octavio B. (señor punch) dijo...

gracias, JPCH, y si introduces en el buscador google del blog alguno de esos tebeos (o al menos sus autores) verás que sí, me han gustado (tengo una espina curiosa, Delise nunca lo he leido, más uqe nada porque siempre hubo otros caramelos que me eran más apetecibles, y relegando relegando... hasta hoy). Después de todo, en quince no caben diez años, claro ;)