08 febrero 2010

la oscuridad: By the throat, de BEN FROST


Hay músicas que no encajan el las habituales categorías, así que las metemos en el saco de lo experimental. Generalmente, estos proyectos son un puro, muros infranqueables que se explican con la palabra pero no se sienten con la epidermis. By the Throat, del islandés de adopción Frost, escapa a tal generalidad sin dejar de ser tremendamente experimental.
En sus surcos se perfila un monstruo de Frankenstein a base de fieros costurones de"dirrsos cuerpos. Restos de noise zurcidos a retales de impresionismo, Ligeti atado a Sunn O))), pianos y aullidos de lobos, respiraciones ominosas y cuerdas minimalistas.
Un universo de dolor, terror y belleza lánguida, como si Third Eye Foundation renegasen del ritmo y ahondasen en las músicas llamadas "cultas" del siglo pasado. Un viaje sonoro que te deja, en fin, con el corazón en un puño, amasijo de emociones contradictorias pero, a la postre, reconfortantes.


No hay comentarios: