21 marzo 2010

clasicismo brutal: EL INTERCAMBIO, de Clint Eastwood

Para entender el magisterio que destila Eastwood en El Intercambio, hay una escena que, al menos si la recuerdo bien, me parece clave y que define el buen hacer de su director: la cámara sigue en travelling a la abnegada protagonista y al corrupto inspector por las dependencias policiales mientras este mete palos en las ruedas a aquella. Se les cruza un poli, habla fugazmente con el inspector, que le asigna un caso. El inspector y la "Madre Coraje" continúan su charla. Bien, ese movimiento de cámara discurría de izquierda a derecha... hasta que se cruza el segundo agente. Entonces sigue a este de derecha a izquierda. No hay cortes, todo se rueda en un único plano. "A la Scorsese", por entendernos. Todo es muy rápido, breve. Pero impacta en la retina dentro de un film de impoluto clasicismo formal. Este requiebro de estilo sobre una escenita aparentemente trivial, descriptiva de la rutina policial, documentalista, en realidad resultará, dentro de la trama, crucial, un verdadero cambio de rumbo argumental.
Hay más signos de talento en la dirección, como la cuidada ambientación, o el eficaz empleo de la elipsis, o la lectura social y política enormemente agria respecto a la tierra de las libertades en uno de los films más vitriólicos que, al respecto, le recuerdo a "Harry el sucio" (sin llegar a la bofetada feroz que fue Mistic River, aunque vamos, que tira con balas, el viejo vaquero). Pero con aquella escenita en comisaría me sobra para defender a Eastwood como un gigante tras la cámara.
Por lo demás, nos brinda una historia previsible pero que te agarra por done duele y no te suelta. Que aunque "te la sabes de antemano" (o casi) consigue emocionarte profundamente (y sí, la Jolie interpreta con bastante mesura, donde era fácil ser histriónico) y a la que, no obstante, se puede achacar unas evidentes ganas de arrasar en los Oscar (algo que Clint Eastwood no necesita a estas alturas en absoluto, la verdad).
No esperaba demasiado de esta peli (sí, siempre, la corrección formal), y mira por donde, uelvo a decir lo de siempre: mucho Eastwood, mucho.


4 comentarios:

Int dijo...

EL INTERCAMBIO me atrapa cuando Eastwood se dedica en pleno a radiografiar la esencia del mal (la escena del interrogatorio al niño, lo mejor de la peli) y la podredumbre que se agazapa en un mundo aparentemente perfecto (aquí me recuerda algo a TERCIOPELO AZUL), es decir, cuando está haciendo una peli de terror. Pero deja de interesarme cuando Eastwood se empeña en atar todos los cabos. Toda la parte final me sobra. No me interesa la resolución del caso, sino las reflexiones que este evoca. Con todo, un film notable (y muy superior a la previsible GRAN TORINO).

Un saludo.

Octavio B. (señor punch) dijo...

sí, pero también hay que reconocer que cuando la peli empieza con un "basado en hechos reales", ya sabes que unas cuantas cartas vendrán marcadas. Es a lo que me refiero con lo de "claramente para los Oscar", es la parte previsible de una peli que, efectivamente, sorprende muy gratamente en otros muchos aspectos. Yo por ejemplo me quedo, antes que con el personaje del "malo", muy obvio, con todo el temor que provoca en ese niño, y en cómo eastwood rueda los actos de horror desde fueras de campo, y tal.

PULGACROFT dijo...

A mí me gustó mucho esta peli también cuando la vi en el cine. Easwood nunca me decepciona, es esa persona seria de la que siempre te puedes fiar. Mucho clean y mucho Eastwood sí señor.
¿ Qué me dices de Gran Tourino?...
La de Invictus creo que no está a la altura de las demás aunque deja también su seña.
Por cierto felicidades también por el blog, me ha gustado mucho, te seguiré.
;)

Octavio B. (señor punch) dijo...

hola Pulgacroft, gracias por tus dos comentarios (madre mía, El Viaje, ya casi ni recuerdo ese cómic).
respecto a Gran Torino, hablé aquí:
http://estodigo.blogspot.com/2009/09/en-torno-al-mito-gran-torino-de-clint.html

(por cierto, para curiosear de todo aquello que pudiera haber escrito en el blog tienes el buscador google arriba a la derecha, que va bastante bien, la verdad... yo mismo me busco a veces :D)