27 marzo 2010

DEXTER 4, deshinchado

En su inicio, Dexter supuso uno de los golpes más turbadores y certeros al habitual estatus de lo televisivo. Una serie repleta de ambiguedades morales, de ambientes sórdidos que nos enfrentaba a nuestro propio gusto por el lado oscuro. También suponía una bofetada al espíritu americano (estadounidense) creando una répilca siniestra de la common people. El ciudadano medio, el "sumiso deseado", escondía un asesino psicópata.
Temporada a temporada la cosa ha ido a menos. Todo lo simbólico se ha diluido en beneficio de lo culebronesco. Se ha continuado la historia introduciendo personajes y dificultades, pero sacrificando ese elemento discursivo provocativo y casi diletante.
En su cuarta temporada Dexter es papá, y se enfrenta a una némesis en la que percibe un reflejo y un tutor, un asesino en serie que lleva décadas "de oficio". Bueno, aceptamos que todo sea más light (lo sórdido está a cuentagotas, y básicamente ilustrando "al malo", no al supuesto modelo social, el héroe), y nos reconfortamos en el buen hacer actoral y en el sentido del suspense (cada capítulo te deja en un momento crucial, algo en el fondo fácil de planificar, sí, pero efectivo).
Pero acusamos que la trama se alarga demasiado (sobran capítulos), que la paternidad del carnicero apenas conlleva reflexiones sobre la naturaleza humana ni enfrenta esta a la esencia retorcida de Dexter, que no nos interesa lo que sucede, y que aunque el final es de los más impactantes que ha tenido la serie, no nos hemos quedado con ganas de más.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Retirate.Como puedes decir eso de una de las mejores temporadas de la historia de la televisión, creo que es la primera persona que lo crítica, y veo que no haces un analisis extenso con fundamento explicando cada uno de sus fallos solo sueltas chorradas.Acaso no se a estudiado lo del asesino psicopata con trinity, es que vamos, quieres tener visitas por que otra cosa macho.

Int dijo...

Lo que daría por tener comentarios de estos en mi blog

Sólo he visto la 1ª de DEXTER que me pareció redonda y, sobre todo, con un final tremendo, muy políticamente incorrecto. Tengo la 2ª comprada, pero me cuesta ponerme con ella. La 1ª era tan cerrada, tan compacta... Curiosamente, un amigo dice que tras bajar el listón con la 3ª, la 4ª ha vuelto a recuperar la forma. Tendré qu eponerme a ello...

Octavio B. (señor punch) dijo...

gracias Anónimo, y besos (y cuida esa ortografía, por Dios y la Virgen María)

Anónimo dijo...

Dexter me parece una de las mejores series de televisión que se emiten los últimos años. Después de ver las cuatro temporadas completas, puedo decir que la tercercera me parece la más floja y aún así es imposible desengancharse una vez que empiezas a verla pero desde luego, esta cuarta temporada me parece magistral y ese final es increiblemente perfecto. Dexter es un personaje que ha ido evolucionando a lo largo de las cuatro temporadas que se lleva emitiendo y todos sabemos que en la quinta no le queda más remedio que volver a hacerlo,... y yo estoy deseando saber hacia donde va a tirar Dex.

Octavio B. (señor punch) dijo...

es una opinión muy respetable, anónimo. A mí me hubiera encantado qeu me mantuviese atrapado como en la 1ª T, pero es lo que hay, creo que no tiene objeto alargar el concepto. Pueden enrevesar y continuar la trama, la historia, pero la Idea, la idea revulsiva y osada que sue algo inaudito en el medio televisivo, ya está clarísimamente explicada.
Pero solo es mi opinión, claro ;)

Octavio B. (señor punch) dijo...

"sue"???... FUE, se entiende que quiero escribir :P