23 mayo 2010

by by Lost (todo termina)














Fin. Seis temporadas como seis círculos excéntricos, girando sobre elipses imposibles con formas de acertijos.
Mañana los más chalados se darán el palizón. Otros lo grabaremos, o lo veremos en un futuro cercano.
Con ansia
Pero que nadie desenfoque: nunca aquello de "es el viaje, no la llegada" fue más pertinente. Hablaremos, no lo duden, de Perdidos, de sus ángulos (perspectiva social incluida), de sus defectos y virtudes, pero la razón de ser de la serie no está en "resolver"; la esencia fue la duda infinita, el misterio como "angst".
Por ahora, simplemente constatamos el momento televisivo histórico (porque eso es impepinable: emisión prácticamente en directo del final de una ficción televisiva, lo nunca visto).
Adiós, Perdidos.

1 comentario:

Amor dijo...

exactamente

(yo, paliza)