28 junio 2010

así duele la infancia: MI MAMÁ, de Emile Bravo y Jean Regnaud

Mi Mamá está en América y ha conocido a Bufalo Bill
Un título muy largo para plantarlo en la cabecera del post pero clarividente del contenido. Es curioso, Emile Bravo es uno de esos autores leídos en todos los blogs pero que, por haches o por bes, nunca había catado personalmente. Craso fallo garrafal, que la dama Casualidad ha venido a remediar, inoculándome al autor francés de un modo... vírico. Quiero más Bravo, porque este librito es, sencillamente, brillante.
Mi máma cuenta en primera persona la vida de un niño, sus deseos y carencias, la ausencia de una madre que, convertida en mentira (o en cuento chino pra ocultar la verdad del porqué su carencia), se supone de viaje.
No es un relato agrio pero sí amargo, suave como la razón de los niños, repleto de misterios, sombras y luces distorsionadas por esa mirada inexperta que aprehende la vida sin poder comprenderla. O mejor, empezando a hacerlo del modo de los adultos en una primera fase de muerte de la inocencia. El niño que se retrata (Jean) está en ese primerísimo momento de madurez, los seis años, la asunción de que hay ciertas verdades que desdicen su cosmología de mitos y misterios (la bruja de la noche, Papá Noel...), el acercamiento a la lectura y la escritura, con todo lo que ello significa de atentado contra las ideas más puras de un casi bebé. Y sobre todos esos misterios y descubrimientos, catalizando el drama, la ausencia de una madre convertida por el niño en mito (está en América y conoce a Bufalo Bill) pero finalmente descubierta como factor de drama (o de la realidad que vive Jean).
Narrado casi sin diálogos, con textos de apoyo en primera persona, Bravo elude el peligro principal. La imagen nunca es mero soporte ilustrativo, sino elemento narrativo en perpetuo juego (por contraste o por apoyo) de la palabra escrita.
Y que sí, más vale tarde que nunca, pero... cuánto tiempo perdido desconociendo esta obra...
calificación: ¡excelente!

2 comentarios:

toni bascoy dijo...

Pues sí, que gran tebeo. De Bravo hay poquísimo editado en españa, pero todo es de un nivel excelente. Supongo que ya te habrás leído su Spirou, para mí uno de los cómics definitivos de la década.
Un saludo!

Octavio B. (señor punch) dijo...

¡PUES LO REGALÉ SIN PODER LEERLO, FÍAJTE!
asíque no, no he leido nada de Bravo salvo este Mi Mamá (compartida la autoría), pero pronto lo haré, sin duda.