10 julio 2010

sabe a clásico: MICAH P HINSON AND THE PIONEER SABOTEURS

Vuelve el renovador del fok y la americana. Y vuelve a lo grande, mostrando más cicatrices y nuevas formas de musicarlas.
Si en su anterior trabajo se mostró apacible, feliz, sosegado y accesible, ahora retoma los caminos de espinas en un disco complejo, que no obstante nos deja con un ligerísimo sabor agridulce.
¿Por?
Porque si bien hay temas que están ahí, en su reino, en la tierra de su perfecto gobierno... si temas como "Take off that dress of me" o "My god, my god" nos transportan al lugar ya conocido de ese folk dolido, a esos arreglos de cuerda suntuosos y acolchados, a esa marca de fábrica que lo ha hecho grande, son piezas como "2's & 3's" o "She's building up castels in her heart" donde se desata el genio inventivo. Donde Hinson da una zancada adelante y se reinventa. Porque en esos y en otro puñado de temas abismales el tejano ha creado un sonido hiriente que remite a sus primeros tiempos. Pero también una amalgama sonora nueva, compleja, donde violines se entrelazan con distorsiones, mecidos por percusiones cubistas, coros espectrales, ambientes pantanosos. Y en este camino se acerca a la obra maestra. Pero en su querencia por recordar lo que fue, y no lo que puede seguir siendo, se queda en clásico.
¿Me explico bien? creo que no pero lo resumo: entre renovarse o asentarse, elige la vía del medio. Hay excelencia, hay marca de fábrica, y hay pasos adelante. Y hay un concepto unitario que suma puntos, con esa abertura instrumental bucólica y con un cierre, también sin voz, entre el infierno distorsionado y la sinfonía autoplagiante (el útlimo tramo del disco remite, directamente, a una pieza de "...and the red empire orchestra")
calificación: ¡excelente!
Hinson habla (y canta en directo) aquí

No hay comentarios: