25 agosto 2010

UP IN THE AIR

El indie, el cine indie: esa cosa.
La otra cara de los USA, la comprometida (social, estéticamente...), ya es (desde hace mucho) algo así como un sello que se puede usar hasta por la más evidente "Industria". No pasa nada. Si funciona, funciona.
Y Up in the air, con George Clooney demostrando de nuevo ser un gran actor, podría haber funcionado si no hubiera quedado todo demasiado facilón. La cinta ha diluído el mensaje con un azucarado didactismo , e incluso se puede decir que entre esta tibieza y la pureza en bruto lo segundo hubiese beneficiado a esta continuación de Juno (digo, en tanto que "la siguiente" de su director Jason Reitman, claro).
La vida de un hombre sin vida, alguien que transita de aeropuerto en aeropuerto, de hotel de lujo en hotel de lujo, de estado norteamericano en estado norteamericano, se pretende una fábula sobre nuestra sociedad, y su moraleja está ahí desde casi el primer segundo. Pero no cuaja, porque falta pegada, definición. El buen hacer de Clooney y una dirección inteligente salvan la cinta, que sí, entretiene (respecto a la dirección, por ejemplo, la sobreabundancia de picados como metaora visual de la vida de quien vive más en aviones que en tierra es un acierto). Pero sin el valor de abofetearnos con la experiencia, y por la clara determinación de gustar a todos (a ver si cae un oscar), la cosa se queda en simple comedia romántica.
calificación : floja

No hay comentarios: