04 diciembre 2010

mis canciones de cabecera nº 8:Ne me quitte pas, de J. Brel

Decálogo de lo que debe ser un cantautor:
Ne me quitte pas
Copia y pega nueve veces más: todo está aquí, en esta canción que es llanto y nada más. Sin hoquedades progres, un caballero elegante desbroza las capas de su alma para entregarnos el corazón en forma de canto. Jackes Brel, estremeciendo casi sesenta años después de crear su himno al desamor.
"Todo se puede olvidar,
lo que ya se fue,
olvidar el tiempo de los malentendidos
y el tiempo perdido"


1 comentario:

Fran G. Lara dijo...

Y esos versos finales demoledores que son la definición de la negación total a uno mismo por devoción a la persona amada: "Déjame ser la sombra de tu sombra, la sombra de tu mano, la sombra de tu perro, pero no me abandones".