30 enero 2011

Buenafuente, o no todo en la tele es mierda

La adaptación del late night del famoso humorista catalán a la parrilla de La Sexta 2 ha supuesto un acierto, y una alegría personal. De las cumbres de la noche más profunda, el espacio ha pasado a estrenarse en un supuesto canal secundario a las 22'15,una hora prime time y cómoda que permite la adicción catódica responsable: el magazín termina a las 23'30, hora bien prudente.

Hacía mucho que no veía en profundidad el espacio, y tengo que reconocer que lo estoy disfrutando. Andreu tiene eso que se llama vis cómica, está cómodo en todas las facetas. Brilla en el monólogo, siendo posiblemente el mejor a la hora de enfrentarse solo a una cámaf¡ra. Se le ve cómodo en la imitación -ese Eugenio-, y domina como nadie la entrevista distendida -siempre a alguien con cosas que contar, esto no es tele 5-. También se mueve a sus anchas en el gag (secciones como "el consultorio sentimental de Agatha Christie" son impagables)

Además, tras tantos años y habiendo pasado por su espacio muchos y muy buenos actores (con personajes que van del Neng al Chiqui Chiqui, por recordar algunos muy célebres), el hoy por hoy de "Buenafuente" pasa por un trío impecable: el del propio Andreu, Ana Morgade y el impagable Berto Romero. Juntos demuestran sinergia, compenetración y complicidad. Y mucha garra humorística.
Quede dicho, soy fan.

2 comentarios:

Int dijo...

Sí y no. Es indudable que Buenafuente es un oasis en el desierto (cultural, intelectual pero, también, de entretenimiento) de nuestra televisión (lo que ya no sé es si es mérito suyo o demérito del resto), pero desde hace mucho tiempo se repite (o me lo parece a mí) y siempre he tenido la molesta sensación de que se hace demasiada gracia a sí mismo.

Octavio B. (señor punch) dijo...

bueno, yo no sigo el programa como para rebatir nada, pero sí que veo que los actores que le acompañan se reciclan (salvo berto, y menos mal, porque esos dos juntos valen por todo el plantel de tele 5)