27 enero 2011

Imperium Kanye: My Beautiful Dark Twisted Fantasy


Kanye West me cae simpático. Es un rapero con todos los sobrekilos de chulería propios de los grandes del género, pero canalizados en un personaje ajeno a los cliches del rap. Culto, elegante, más cerca del college universitario que de los callejones del extrarradio. Pero ello no equivale a niño complaciente. Puede arrasar en las listas, pero cuando a raiz del catastrófico huracán Katrina escupe en directo por la televisión, en una gala benéfica, "George Bush no se preocupa por la gente negra" le echa bemoles.
Además, demuestra que calidad y éxito no son términos antagónicos, y quizá por eso su último disco, My Beautiful Dark Twisted Fantasy, está copando listas de lo mejor del 2010 (se publicó en los estertores del año pasado sin dar tiempo a procesar su caudal de logros, pero fueron advertidos por todos... hasta Pitchfork le ha dado un diez, algo inaudito).


Y es que el regreso de West supone un palacio egipcio, un zigurat, una obra inmensa que, desde el hip hop, extiende sus brazos a la música popular contemporánea, la devora y parece querer darle carta de música clásica. Mucho hip hop, claro que sí, pero también soul, y pop, y folk alternativo (Justin Vernon, de Bon Iver, anda por ahí), y R'nB, funk, música clásica, rock (guiño a King Krimson incluido), banda sonora, mainstream (esto es, ¿Elton John colabora? pues sí; puro mainstream)... un disco-sinfonía donde el todo es más que la suma de sus partes, pero donde las partes son eslabones perfectos, diamantinos, joyas del pop de hoy y de siempre. Sublime, incluso para quien no suele acercarse al mundo del rap como es mi caso (traspasada la barrera del prejuicio "rap: no", se descubre una obra adictiva, espectacular, y a un rapero carismático que enarbola letras de protesta airada, de amor, de ego).


6 comentarios:

John "Bluto" Blutarsky dijo...

¿No te jode cuando alguien entra en tu blog sólo para decirte que haces algo mal?

A mí mucho, así que te pido disculpas de antemano, pero... no es KAYNE, sino KANYE West...

En cuanto al disco (ya que estoy en tu casa no tendré la descortesía de marcharme sin decir nada), grande grande... pero el jodido Rockdelux nos la ha vuelto a meter doblada... ¿o no?

Salud

Octavio B. (señor punch) dijo...

jajaja, no, no jode, gracias... pura dislexia, me sale un mogollón de veces: "Ditko/Dikto", esa ya es un clásico. Y además evidencia mi relación, muy tangencial, con el hip hop ;)

No te entiendo en lo del RDL, la verdad. Es su nº uno, pero personalmente ya tenía la antena puesta por otras listas on line (Playground, nº 1, idem Pitchfork... me llamó la atención, claro que sí, que algo tan "calentito" se elevase así en tantos medios)

Jero dijo...

Llevo ya un par de meses escuchándolo bastante (estuvo en mi top 10 de discos del pasado año) y para mí si no es una obra maestra absoluta es porque hay un tramo justo a mitad de disco ("Monster"/"So apalled"/"Devil in a new dress") que me da bastante pereza. El resto, todo, beluga musical.

Int dijo...

Quien nos iba a decir que encontraríamos una de las mejores canciones pop del año en el interior de un disco de hip hop. Por supuesto, me refiero a la musculosa "Runaway".

Octavio B. (señor punch) dijo...

tiene tantas que... runaways se sale, pero el himno Dark fantasy, y ¿cómo pueden casar el ahá ahá hey hey del rap y el neofolk de Bon Iver, por dios?
es gigantesco, este disco. Ala, a comprar la gorra de beisbol...

Octavio B. (señor punch) dijo...

ops, se me coló una ese...