27 febrero 2011

ESPARTACO, la serie

Comentaba en un blog mi cierto estupor ante las numerosas alabanzas recibidas por Espartaco, de la que no obstante apenas ví dos episodios. Corto/pego y retoco para el post:
Lo de Espartaco, no lo entiendo. Insistiré, porque se dice que la serie cuaja, pero estos dos capítulos me parecieron bastante malos, la verdad. No solo la tan aplaudida estética visual, que no aporta NADA (todos conocemos el referente), sino la actuación del personal, totalmente anodino y cargado de los tópicos que ya te esperas antes del primer visionad.. La música machacona es inaguantable (si al menos en vez de jevi fofo hubieran optado por ilustrar los combates con algo demoledor de verdad, algo tipo Mono, épico y brutal), y la dirección, buf. A ver, que la videoedición ya nos la conocemos desde Lars Von Trier en Europa, que no debería sorprender a nadie esos efectos para cambio de escenas. Y ya que estamos, ¿para qué insertar un flashback en el 2º capítulo?¿de verdad necesitamos "recordar" la carnicería que cierra el capítulo 1º, con el machoespatacus cortando piernas en la arena?
No sé si todo quedará como una renovación del Hollywood kitch, un peplum para el s XXI, que será, pienso, la única salida para que esto cuaje. Pero con todo, ¿no lo ha hecho ya Snyder hace unos años, no es esto mero calco que aquello?)
Que no sé yo, no sé yo... que tengo en espera 'Broadwalk Empire' y 'Deadwood', oye...

7 comentarios:

Jero dijo...

Ni te lo pienses, Octavio: "Boardwalk Empire" y "Deadwood" son maravillosas (si puede ser, agénciatelas en V.O., la diferencia es importante). De "Spartacus" no terminé de ver ni el primer episodio. Aunque claro, a mí el "300" de Snyder me parece muy (pero que muy) mediocre...

Jero dijo...

Apoyando mi comentario: "Deadwood" por un lado y "Boardwalk Empire" por el otro. A ver si así te convenzo, jeje...

fnaranjo dijo...

no veo Boardwalk Empire (no tengo satélites ni cables...), pero acabaré viéndola

vi las dos primeras temporadas de Deadwood (¿hay una tercera? Eso parece), y las disfruté mucho

en cuanto a este Espartaco... ya está dicho... (Y a mí no me gustó tampoco 300, que al lado de Spartacus es un prodigio de contención, por cierto...)

pues eso: Deadwood, no lo dude usted

toni bascoy dijo...

Sorry, pero creo que estais mezclando churras con merinas. Está claro que las series que mencionais son buenas, pero este Spartacus juega en otra liga. Es una cosita muy explotation, muy hortera y muy excesiva. Yo me la he visto sin prejuicios, sólo por ver cacho y enredos de culebrón, y en ese sentido, os lo aseguro, es muy disfrutable. No estoy diciendo que tengas que poner el cerebro en off, pero sí tener una actitud un poco palomitera y de ver hasta donde va a llevar la depravación en ese episodio.
Con 300 sólo tiene concomitancias estéticas, esas rampas acelerando y ralentizando los mandobles, y esos cromas tan artificiosos. Por lo demás, ni en intenciones ni en resultado, creo que tengan nada que ver. A mi 300 me pareció una mierda pinchada en un palo, y este Spantacus, ya os digo, me parece muy divertida y canalla. Y sí, mejora mucho con respecto al primer episodio.
Sin descubrir nada nueva, claro... pero The Wire sólo hay una.
Un abrazo!!

Octavio B. (señor punch) dijo...

"Es una cosita muy explotation, muy hortera y muy excesiva"
en ese sentido hablo de renovación del peplum, por dónde podrá dar frutos jugosos. Pero sigo pensando que es poco jugo. Veremos.
Y no es mezclar churros con merinas (al menos en mi caso) sino de establecer prioridades. Citas The Wire, bien, pues estoy por la mitad de la tercera temporada, veo series con cierta lentitud (nada de atracones de fin de semana) y sé que no dispongo de tiempo. Es cuestión, entonces, de priorizar. Y de empezar a comprender que justificar que "a partir del episodio sexto la cosa mejora" no es de recibo. Una serie debería enganchar a la segunda, a la tercera como muy tarde, opino. Porque hay competencia, hay mucho por ver (y yo tengo muchas temporadas pendientes de joyas como Los soprano, por dar otro ejemplo, o de A dos metros bajo tierra) y si algo nuevo no te enamora desde un principio (ej: Mad Men, que es serie claramente de desarrollo pero que ya muestra sus cartas -hipnóticas- desde el minuto cero), ¿con qué te quedas?

Jero dijo...

Exacto. Si uno tiene mucho tiempo libre puede vérselo prácticamente todo, pero yo por ejemplo sé que puedo ver a lo sumo un capítulo de una serie al día (es mi ratito de dispersión audiovisual) y una película (a lo sumo dos) a la semana, así que prefiero ir a tiro fijo y asegurarme que estoy invirtiendo mi tiempo en algo que vale la pena. Teniendo pendientes "Carnivale", "Mad Men", "Breaking bad", "El ala oeste de la casa blanca", "Roma", "The Pacific", casi toda "En terapia", etc., puedo vivir sin darle otra oportunidad a "Spartacus", que de entrada me pareció bastante horrible...

No dejes escapar "Los Soprano" y "A dos metros bajo tierra", Octavio. Son sendas obras maestras. Y de "The Wire" (mi serie favorita, igual que la de muchos otros), aunque no te lo vayas a creer, aún te queda lo mejor :D

fnaranjo: sí hay una tercera de "Deadwood". Yo aún no la he visto porque no salió en DVD y no sé si saldrá jamás. Pero me gustaría mucho que lo hiciera, la verdad...

toni bascoy dijo...

Estoy de acuerdo con vosotros... si todavía no has visto todo eso que dices, Octavio, ni lo dudes, pasa de Spartacus como de la mierda. Es un mero entretenimiento, y las series que citas son magistrales, a la par que entretenidas, claro.
Con lo de que una serie enganche desde el minutos uno... eso ya no lo tengo tan claro. Hay series que tardan en mostrar las cartas, y eso es parte de su grandeza, el ir creciendo hasta que forman un entramado del que ya no puedes salir.
Se están empezando a estructurar estas ficciones a largo plazo, muy novelescas (de hecho, los creadores de The Wire la definen como una novela audiovisual), y así en muchos casos los cuatro o cinco primeros episodios son el equivalente a la introducción de una novela, o al primer acto de una película. Claro que tiene que haber algo de interés para que el público quiera seguir, eso es obvio. Pero como algunas de esas series son de cadenas de pago, no dependen de una forma tan exagerada de la publicidad y del share bestial que hay por aquí, donde si una serie hace mala audiencia en el primer episodio, es relegada en la parrilla o directamente eliminada.
Y después está lo subjetivo de cada uno. Citas Mad Men como un ejemplo de genialidad e hipnotismo desde el primer minuto, y estoy de acuerdo. Esa serie es muy muy grande. Pero conozco a gente, con criterio y buen gusto, a la que esa serie le parece más aburrida que un bodegón. Qué se le va a hacer, cuestión de empatías.
Un saludo!!