13 febrero 2011

Espectros soul: JAMES BLAKE

La carrera de Blake dio comienzo en 2010, con varios trabajos de electrónica dubstep que ya eran faros para los navegantes en busca de las mayores promesas musicales del presente. Pero yo ni idea de esos maxis que mr. Blake ha ido goteando en 2010: me llegó el joven electrokid ahora, a bocajarro, vía facebook, con el vídeo que cierra este post. Y supe que estaba totalmente deslumbrado desde la 1ª escucha.
El disco largo, además, no baja la guardia y mantiene el tipo: dubstep a lo Burial con sus densas capas de electrónica brumosa, polucionada, urbanita, nocturna y con arrobas de mal rollo, es la base del primoroso envoltorio. Pero bajo la piel, el esqueleto es soul, pop, folk, slow, gospel... un nudo gordiano que enlaza Smokey Robinson a Robert Johnson, Antony and The Jhonsons, Björk y Bon Iver, y devuelve como atadura final una mirada única, personal, sobre la música electro. Porque sí, el click y el cut no son solamente un celofán sino que constituyen también el músculo de este cuerpo.
Un cuerpo que es un discazo; puede que estemos ya ante lo mejor del año, una obra que, más allá de estilos e imágenes (no se pueden evitar; esto es música evocadora) esconde el valor de lo nuevo, esa ruptura que se enraiza en lo clásico (entendamos "clásico" tanto al soul como a la electrónica, por supuesto) para destilar algo inaudito (al menos para mí y mi bagaje). Y sobrecogedor, añado.
 (hace una semana, era excelente; con las sucesivas escuchas, no tengo duda, es lo mejor que he escuchado en mucho tiempo)

James Blake - The Wilhelm Scream from Alexander Brown on Vimeo.

4 comentarios:

Int dijo...

Tengo un problema con el estilo dubstep. En teoría me interesa e, incluso, me fascina, pero en la práctica esa fascinación se torna sopor. Puedo disfrutar de temas sueltos, pero cuando intento escuchar el disco entero llega un momento en el que tengo la impresión de que estoy escuchando la misma canción una y otra vez y su ritmo lánguido me adormece.

Me pasa con Burial (he hecho varios esfuerzos para disfrutar de sus celebrados discos) y me ha pasado con James Blake: empiezo con interés y al poco ya estoy pensando en otras cosas. Admito que el problema lo tengo yo.

Octavio B. (señor punch) dijo...

pero ESTE Blake, el del Lp, es más soul que otra cosa. Cierto que el sonido, tanto los timbres como el concepto del sonido, los espacios opresivos, lo ssilencios... son dubstep, pero las melodías y el sentimiento, es soul 100%. Eso es lo que me ha enamorado, la mezcla de alma y textura urbana inorgánica que en Burial no veo (yo también lo veo muy frío)

Int dijo...

Pues a lo mejor también tengo un problema con el soul XD

Luis (@Voltaiclui) dijo...

Coincido completamento contigo, este es un disco que por más de escuchar un álbum con bases en el dubstep, tampbien explora ritmos y beats electronicos con esa voz tan peculiar que tiene Mr. Blake que lo hace aún más exqusito en el oido .