21 marzo 2011

Dios es amor, la Biblia lo dice

Pasó tal como os lo cuento: tras subir una calle del demonio de estas de Vigo, empinada ella, paro a descansar en un banco. Con mi mp3 bien alto (sonaba rock-noise). Entonces se me planta una señora delante, me habla, quito los cascos "¿perdón, sí?" y la tipa me pregunta que si creo en Dios, a lo que respondo sin asomo de duda que no, con seca precisión y cara de MUY POCOS AMIGOS... y la tipa venga que si va a venir una catástrofe sobre el mundo, penitenciagite... Respondo borde
-"No, no, no. Buenas tardes" y vuelvo a engancharme los cascos ante sus narices.
Todo en unos cuatro o cinco segundos, claro, no se crean que me tuvo ni un segundo más...
Ah, la religión, esa droga: igual unas caladas sientan bien, no digo yo que no y allá cada cual con sus vicios, pero un enganche te deja así, ¿eh?

Juro por Dios (jeje, aunque sea un invento del Hombre en mi humilde opinión) que esto me ha sucedido hoy mismo, ¿eh?. Sólo hago un poco de literatura en lo de penitenciagite... eso no lo dijo nadie.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy la señora de ayer. Dios me ha guiado hasta tu blog. Abandona tu vida licenciosa, aléjate de la música del maligno y abraza la Fe verdadera. Porque el fin está cerca.

Octavio B. (señor punch) dijo...

guapaaaaa, ay qué rica