13 marzo 2011

El escándalo A Serbian Film

Es una vergüenza.
Trae cola.


En el último festival de cine fantástico de Sitges se proyectó "A serbian film", creo que sobran las explicaciones. Por si acaso, digamos que la película resulta ser... fuertecita.
A partir de ahí, se monta un poyo que culmina por ahora con una denuncia judicial alucinante contra el director de Sitges, imputado por el titular del juzgado de instrucción número 8 de Vilanova i la Geltru (Barcelona) por haber permitido la exhibición de la película. 
Vía Abandonad toda esperanza me entero que ya hay movimientos de adhesión a favor de Ángel Sala, responsable del festival y víctima de esta aberrante corrección política.
Corto y pego uno de los comunicados de apoyo, firmado por directores de festivales de cine nacionales:
CARTA DE APOYO DE FESTIVALES DE CINE ESPAÑOLES

Los abajo firmantes, directores de festivales cinematográficos españoles, queremos dejar constancia, ante la filtración a la prensa publicada el pasado fin de semana, de nuestra extrañeza por la actuación judicial contra Ángel Sala, director de Sitges, Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, por haber incluido en la programación 2010 del citado evento, en pases sólo aptos para adultos, la película A Serbian Film, en la que se pretende ver contenidos violentos, pornográficos y contrarios a los derechos de la infancia.

Más allá de la extrañeza ante el hecho de hacer recaer la responsabilidad en un programador cultural, y no en los teóricos responsables de tales contenidos (en todo caso, el director y los productores), queremos recordar, además de nuestro apoyo a Ángel Sala, que el film se ha visto, desde el pasado año, en certámenes de ciudades como Bruselas, Montreal, Londres, Oporto, Austin, San Francisco, Toronto, Sofía, Hamburgo, Helsinki, Puchon (Corea del Sur), Ravenna y Estocolmo, entre otros. A Serbian Film, se ha proyectado además en los dos mercados de cine más prestigiosos del mundo: Cannes y el American Film Market en Santa Mónica, California. Todo ello sin que nadie haya elevado, hasta la fecha, denuncia judicial alguna contra el film, sus responsables o sus programadores.

También cabe destacar que ha ganado prestigiosos galardones como los tres premios en Montreal (Mejor Película, Premio de Oro a la Mejor Película Europea y Película más Innovadora); el Premio del Público en el Festival de Fantasporto en Oporto (hace menos de una semana) y el Premio al Mejor Guión en el Festival FIPRESCI en Serbia.
Igualmente, queremos denunciar que comportamientos como el de la Fiscalía de Barcelona parecen retrotraernos a épocas de cortapisas censoras contra la libertad de expresión y programación culturales que sinceramente creíamos que pertenecían a la Historia.

Firmantes:

Javier Angulo (Festival de Valladolid)
Josetxo Cerdán Los Arcos (Punto de Vista / Pamplona)
José Luis Cienfuegos (Festival de Gijón)
José Luis Rebordinos (Festival de San Sebastián)
Carmelo Romero (Festival de Málaga)
José Sánchez Montes (Festival de Granada / Cines del Sur)
Claudio Utrera (Festival de Las Palmas)
Javier Martín Domínguez (Festival de Sevilla)
Eduardo Trías (Festival de Huelva)
Josemi Beltrán (Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián)

Parece que efectivamente la gente aún no distingue entre ficción (acotada y advertida como material estrictamente ADULTO, por cierto, y que puede herir sensibilidades... no hay engaño sobre los contenidos de esta película) y la vida real.
Independientemente de que yo no pienso ni acercarme a su carátula, claro... por lo leido no solo es brutal. es mala, también (dicen, vamos). Pero eso no es lo que ahora nos interesa.

3 comentarios:

Int dijo...

Yo sí he leído cosas buenas de gente fiable pero, como dices, eso es otra cosa. El problema está en la propia ley, que dice así:

El artículo 189.7 del Código Penal, que castiga con penas de tres meses a un año de cárcel o multa a quien "produjere, vendiere, distribuyere, exhibiere o facilitare por cualquier medio material pornográfico en el que no habiendo sido utilizados directamente menores o incapaces, se emplee su voz o imagen alterada o modificada"

Pero, ¿qué locura es esta? Da a entender que 1) "A Serbian Film" es pornografía cuando no, no hay sexo real, todo es simulado y 2) que ya no se trata que haya menores por medio, sino que no hace falta, con utilizar su voz ya es delito.

Dejar claro que durante la filmación del film nunca se abuso de los menores e, incluso, en el set estuvieron acompañados de sus padres y de psicólogos para ayudarles. Y que "A Serbian Film" no es una snuff movie pederasta underground, sino un film de ficción comercial, eso sí, para estómagos y mentes curtidas.

Dejo un par de enlaces para los que estén interesados en el tema: un excelente artículo de Antonio José Navarro que analiza esta caza de brujas y una lúcida reflexión de David Trueba:

http://www.miradas.net/2010/11/actualidad/opinion/contra-la-censura.html

http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/real/elpepirtv/20110307elpepirtv_3/Tes

Octavio B. (señor punch) dijo...

links muy recomendables, sí...

Fran G. Lara dijo...

La película va a lo que va, por mucha cortada intelectual con la que se arrope. Y lo ha conseguido con creces. Aquí, como somos más fundamentalistas que nadie, con denuncia incluída. Quizá te interese echarle un vistazo a lo que escribí en su día.

http://littleslumberland.blogspot.com/2010/10/serbian-film.html