15 abril 2011

MANEL: 10 milles per veure una bona armadura

Que no, que no. Hace días, en el mismo diario en que servidor escribe de cómics (y muy puntualmente de otras hierbas, música incluida) he leido una reseña a lo nuevo de Manel de un condescendiente subido, y no me aguanto las ganas de compartirlo a modo de inicio de mi propia crítica:
Manel continúa la tradición pop en catalán, pero sin que sus elaborados textos vayan mas allá de historias cotidianas tratadas con tanta ternura como humor, sin perder nunca de vista lo festivo. Melodías populares, instrumentación acústica y armonías efectivas para un grupo que sin inventar nada son toda una revelación.
Todo embadurnado por la idea de que son y cantan en catalán, y tienen éxito de ventas. Esto los  mismos Manel, hace bastantes semanas, lo relativizaron en la SER, en tanto que vender discos hoy  es lo que es. Pero a la crítica parece escocerle ligeramente el binomio éxito + catalán.
A mí me la trae al pairo. Bueno, vale, no entender letras es siempre frustrante, sean letras en catalán, en vasco o en inglés. Pero oye, para eso está la página de la banda, con todo su nuevo disco traducido.

Nuevo disco, ah, sí, de eso se trataba.


Bien, Manel tenían el crédito de un debut magnífico, sorprendentemente maduro, y han revalidado su posición con una continuación que no buca ruptura sino refinar lo conocido. "10 milles per veure una bona armadura" retoma la música mediterránea, luminosa y exquisita de su debut, renueva compromiso con una tradición (la cançó) regada del mejor pop actual (a uno no le molestaría escuchar la inicial 'Benvolgut' entre cortes de Avi Buffalo y los últimos Sr. Chinarro, por ejemplo) y evoluciona llevando su exquisitez melódica a tierras más narrativas. En cierto sentido más ambiental y narrativo que espléndido en melodías ufanas, "10 milles..." no parece interesado tanto en ese éxito alcanzado (porque ya lo tenían con su debut, recuerden el affaire Guardiola.. por cierto, ¿eran sus hijas, cómo era la cosa?) o en tener más fama porque sí, como en aunar espíritu lírico trabajado y un pulso más narrativo, con una música igualmente descriptiva. Se pierde inmediatez, pero se gana gobierno en su propio discurso musical.
Y al tiempo, bueno... ¿escasez de melodías brillantes, ha dicho? No, tamiz, nuevas metas. Pero ahí están maravillas de orfebrería pop: 'El soldadet' le recuerda a Serrat el camino abandonado hace lustros, 'Aniversari' tiene la magia de Sisa filtrada por los delirios de caja de muñecas y aires inevitables a Danny Elfman (sí, el de las pelis de Burton, en cada arreglo mágico de la pieza), 'El Miguel I l'Olga' invita voces femeninas y nos tiene rendidos.
Magia Manel, el mejor pop nacional del momento, arrasando en los medios, en las ventas, en las listas. Por una vez, éxito merecido.
Ahora, Aniversari traducido (¿tienes hijos? emocionante letra)




Y el espléndido clip oficial, ofreciendo una versión a la letra... insospechada, AQUÍ.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Brillante. Felicidades