01 mayo 2011

THE JOY FORMIDABLE, The big roar

¿Nuevo 'hype'? Mmmm, para mí, no del todo.Es verdad que The Joy Formidable tienen muchas cosas calculadas al dedillo, prefabricadas. Su debut (que se ha hecho esperar años, caldeando la escena con un goteo de maxis y singles y unos directos abrasivos y cerrados a base de destrozar las guitarras, y tal) es un disco de producción excesivamente cuidada, las composiciones son perfectos ejemplos de melodías de crescendo ampuloso, y todo en el trío parece calculado para convertirlo en una nueva stadium rock band... o mejor, la que antes incendie el estadio. Porque cuando alguien titula su debut "el gran estruendo" nadie debería esperar violines y flautas, sino lo que esto nos ofrece: trombas de ruido.


"TJF": la alegría del incendio
Y sin negar del todo que The Joy Formidable son algo ciertamente calculado, yo no puedo ponerlos (como otras plumas han hecho) al lado de Smashing Pumkins (para el que firma, uno de los mayores timos del ¿indie? rock). Ni siquiera, aunque hay más semejanzas formales, con Curve. Porque el ruido es ciertamente brutal y visceral en cada surco que se llena de distorsión, me azora y me llena de energía. Porque las melodías son acertadas. Y porque la actitud en directo es entregada y transmite gozo por la que se está montando (si nos fiamos de You Tube, vamos).
Hay en estos himnos para masas una fiereza inusitada, un talento innegable en las melodías, un atractivo malicioso en el contraste entre la voz de caramelito dulce de Ritzy Bryan y el napalm eléctrico de su guitarra (ella rasga las seis cuerdas...o las abrasa, mejor).
Asíq que no sé cuánto va a durarle el hechizo a esta Blancanieves Noise, pero sin duda, con este debut bajo el brazo, repleto de piruletas envenenadas, hoy por hoy es la reina del baile. ¿Quieren llevarse al príncipe -el éxito masivo- al catre? pues sí, pero al menos sus armas de mujer son irresistibles.

2 comentarios:

Int dijo...

¿Qué ha pasado con las puntuaciones?

Octavio B. (señor punch) dijo...

estoy en pruebas igual paso de puntuar.
Ya veré...