17 mayo 2011

LA BIEN QUERIDA, 'Fiesta'

Difícil no quererla. Está su voz, entre la firmeza y la fragilidad, con ese puntito zumbado como cantando desde "el otro lado". Está la historia: Ana Fernández-Villaverde sale de la nada, con una edad imporpia para debutar en el circo pop (una mujer hecha y derecha, con su carrera como pintora ya formada y tal) que enamora a la cúpula del indie (Los Planetas, Sr. Chinarro, David Rodriguez de Beez/La estrella de David) y vía myspace a una legión de seguidores antes de sacar disco. Y lo sacó, y arrasó (nº 1 en su día tanto de Rockdelux como de Mondo Sonoro).Gira nacional, colaboración con Los Planetas en su 'Ópera egipcia'. De la nada a una cima así...
Cabía entender la técnica del avestruz, o una continuación pétrea, que no mueve un milímetro del libro d estilo marcado por su debut, ese pop profundamente íbero, de producción exquisita para vestir letras de desamor sencillas, profundas y certeras. Pero "Fiesta" se mueve, y no unos milímetros precisamente. Sin dejar de ser 100% Bienqueridismo en temas redondos como 'Noviembre' o el single, 'Hoy', y poniendo su pica en ese pop atemporal entre aires hispanos y andalusíes, entre palmas y guitarras acústicas, tenemos en este cancionero cosas como los silencios turbadores de 'Sentido Común', la ranchera tomando el esqueleto de 'Lunes de Pascua', el tecno de juguete de 'Piensa como yo' o, incluso, una saeta de Semana Santa ('Monte de Piedad').
¿Debilidades? Pocas, si acaso el intento de acercarse a Los Planetas en 'Monumentos en la Luna', que no ensombrecen un trabajo de versos magníficos, melodías brillantes y el ojo a la producción de David fernández (La estrella de David, Beef... un clásico del indie patrio)
Bravo.

No hay comentarios: