22 junio 2011

Lego My Ego: historia de mis filias musicales 12: LOS PLANETAS

El rock alternativo y la psicodelia noise nacionales se hicieron adultos con Los Planetas. Desde su primer LP supieron que mimar el sonido para reproducir las turbinas 'sónicas' de sus ídolos era la clave. Luego, estaba un talento melódico a prueba de bombas ('Mi hermana pequeña', '¿Qué puedo hacer?', o 'Nuevas sensaciones' fueron algunos de sus éxitos tempranos, a los que seguirán muchos otros pildorazos pop), al que sumaron un sonido propio, envolvente, turbio (ese sonido planetario que parte, sí, del shoegaze o del 'space' de Spacemen 3, pero que no se parece a nadie), y finalmente una letras exactas que te tocaban generacionalmente (cosas como "y si esto te hace daño, si te puede hacer sufrir, ha servido para algo... al menos para mí", "Jose y yo, qué más da lo que pase, tomamos cualquier cosa y volamos en alfombras"... sin ripios pero retratando a generaciones enteras). Y por supuesto un controvertido (algo ilógico en la era del corta y pega, pero en fin) apropiacionismo que no repercute en su poderosa personalidad sonora: su estilo es ya inconfundible e influyente. El mismo que los ha llevado a su nueva etapa desde 1999, donde están fundiendo My Bloody Valentine y el arte flamenco desde la musicología, el conocimiento profundo de los palos y los maestros del cante, que traspasan a su universo musical y lírico con naturalidad pasmosa.
La mejor banda nacional del momento, ya lo dijo en su día Santiago Auserón.
Bueno, con todos estos mimbres, evidentemente me atraparon en 1994 como hermanos carnales de Sebadoh, Boo Radleys y demás fauna indie, y con una evolución blindada y ajena al fallo, se mantienen hoy en mi podio personal. Eso está bien: producto nacional sin complejos :)

5 comentarios:

Raúl Martin dijo...

¿ A qué te refieres con lo de "apropiacionismo", Octavio? ¿Acaso han sido acusado Los Planetas de plagio? Lo pregunto sin segundas, es que no lo sé.

Por otra parte, no tengo en tan buena consideración su actual etapa como tu. Creo que te he comentado alguna vez que me parece que J no tiene voz para versionar flamenco, y que por eso la cosa no funcionará nunca. Además, creo que el flamenco se ha de regenerar desde dentro, como intentó Camarón, o almenos contando con flamencos, como Lagartija Nick y Morente.

Y, por último, dos recomendaciones: UNA SEMANA EN EL MOTOR DE UN AUTOBUS, el libro de Nando Cruz; y PONY BRAVO (supongo que los conocerás mejor que yo). Un libro muy interesante y una banda que parece que persiguien ahora los mismo que los de Granada.

Octavio B. (señor punch) dijo...

pues exacto, y es más, realmente muchas de sus melodías más celebradas (2º Premio, por ej) son calcos de canciones antiguas. de hecho, en su etapa flamenca al menos en la Ópera Egipcia, no hayu ni una canción que no sea una versión de un tema flamenco pasado por algún otro indie, psicodélico... pero a mí esto me importa muy poco, lo de la "originalidad", y todo eso. lo que me interesa es ver que la banda usa todo lo que usa para un sonido propio, como Jesus and Mary Chain o los de J...

Raúl Martin dijo...

Ahora que lo dices, creo que en el libro del que he hablado antes ya comentan la afición de J por el "corta y pega disimulado". Pero es que el chico tiene tanta cultura musical que de la mayoría de referencias ni nos enteramos.

Por otro lado, ¿me podrías recomendar el mejor disco de Spacemen 3? Es que no estoy encontrando gran cosa en spotify sobre este grupo...

Octavio B. (señor punch) dijo...

de la discografía "real" (post mortem salieron un montón de cosas raras, caras B etc), no conozco el último. Y me quedo con The Perfecto prescription, superios por pelos, a Playing with fire.
Pero sobre todo, pese a la fana noise (les viene por el 1º, Sound of confusion"), son dos discos muy psicodélicos pero muuy tranquis. Tienen momentos de ruido y tal, pero son bastante relajados en su sonido.

Raúl Martin dijo...

Gracias Octavio, al itunes que me voy directo con esa información.