06 junio 2011

ORIGEN, de Christopher Nolan

Nolan construye su cine a partir de unos pocos brochazos autorales, constantes: la deconstrucción de la realidad en espacios fílmicos (con ruptura del espacio y también del tiempo, con difuminados de lo que es y deja de ser cierto...), una potencia visual innegable, y el gusto por el género de acción como vehículo para llevar a los multucines blockbuster ese ideario un tanto precario, la verdad. Vamos, que no se trata de Hitchcock, ni mucho menos.

Con esto delimitamos tranquilamente los logros y las debilidades de "Origen", último artefacto del nuevo director de la franquicia cinematográfica de Batman. La cinta, protagonizada por Di Caprio en un papel que empieza a ser muy suyo (el héroe atormentado y tal) propone un incierto futuro cercano donde los sueños serán un lugar de tránsito más. Tierra, mar, aire y espacio onírico, una cuarta dimensión visitable. Con este concepto en mente, deudor de mucha literatura de ciencia ficción (y de Matrix, cómo no) ensambla una "Action Movie" cercana a artefactos tipo John Woo (mmm, del que apenas he visto una peli, bueno, supongo que podría ser más atrevido y citar una que ni he visto como posible comparación: "La Roca", pero ya suena a cachondeo). Una trama de acción pura y dura desarrollada por unos mismos personajes, simultaneamente, en cuatro espacios diferentes. Lugares soñados, acción verista. Curiosa falta de ambición para un director con el aura de Nolan, pero en el fondo, estos mimbres en manos de un Lynch, un Gondry o un Croenberg, incluso si me apuran de un Medem en horas altas, serían dinamita. En "Origen" hay dinamita, sí, hay explosiones, bombazos, tiros, cosas que estallan por los aires, furgonetas que se precipitan al río... y una pátina pseudofilosófica de cuatro brochazos.
No me parece mal. No me disgusta que un director de chicles para las masas engalane una de tiros con algo de drama personal (la pérdida del ser querido, la posibilidad de encerrarnos en una realidad paralela, qué es lo real, blablabla, blablabla...), pero si esta cinta es disfrutable no es en su Tarkovski-para-"Readers Digest", sino en esa potencia visual que provoca imágenes de impacto (hay un puñado de ellas) y en la magnífica dirección de la acción trepidante, el manejo del 'tempo', la tensión de un final que se alarga (no sé si hasta dura una hora, lo que sería la escena final), en una vuelta de tuerca del eterno "salvamento en el último minuto", aquello que inventó (o casi) Griffith en cortos como "The Telephone Girl and the Lady" (1913, ahí queda eso).
Desconcierta en un principio, entretiene, sorprende visualmente a ratos, embarulla porque ese es el objeto último de la cinta (como otras de Nolan, por cierto, y no me parece mal del todo, es un juego que al menos reviste de una idea motor, no a la Pulp Fiction, gran peli, pero donde el desorden es un "porque sí") y se olvida rápido.

13 comentarios:

icsm14 dijo...

Y yo que solo la vi pretenciosa y lena de topicazo tras topicazo…

Octavio B. (señor punch) dijo...

lo es. Pero el uso de tópicos constante, en tiempos de pos-posmodernismo, no debería ser per se un problema. Para mí, lo dicho, simplemente falla cuando intenta ser más de lo que en origen (jeje, 'origen') es, que resulta algo muy sencillo, pimpampun, poco más.

Int dijo...

Para mí, lo más grande visto el año pasado. Una experiencia sensorial como hacía años que no disfrutaba en una sala. Para mí, el que Nolan parta de un entramado onírico que podía haber sido muy pretencioso para convertirlo en una trepidante Misión: Imposible me parece un golpe de genio. Y, claro, sus 45 minutos finales que reinventan el concepto de clímax final a un nivel hiperbólico.

Octavio B. (señor punch) dijo...

es una perspectiva interesante, sin duda, Int... yo creo que efectivamente funciona como Género(por eso cito, por sospechas, no por certeza, a La Roca)Porque hacer "simple género" no es tan sencillo, claro (me leen ahora los que me siguen como voceras de la novela gráfica y lo flipan, jojojo). Pero sus zonas de "querer ser más" me rechinan. ¿Para qué, si está reventando moldes genéricos?¿No es suficiente con montar el fuego de artificio que monta, y tiene que meter angustia sufridísima, pseudo filosofía etc? no es sostén fílmico, por ejemplo, la imaginería visual que desarrolla? hay imágenes potentísimas (que además, seguro, merecen el contexto de la gran pantalla).

Octavio B. (señor punch) dijo...

que quería subrayarlo, que me gusta en ese sentido, cuando se enreda en ese final de acción sin pausa, o en elementos de trhiller psicológico (cómo van engañando al "Hijo de", verbalmente y mediante acciones), pero todo el sufrimiento, el bosquejo de las realidades a la Dick... no, no me convence. Se queda en cuatro tonterías y pretende darle hondura, o yo lo veo así. Y de hondura de discurso, nada. Hondura fílmica, si queremos, ahí sí...

Int dijo...

Que Nolan es un artista con ínfulas está claro (ahí tenemos sus Batmans), pero creo que en Origen le da un toque de atención al blockbuster americano demostrando que se puede facturar un trepidante film-espectáculo con una mínima base intelectual. Y, a la vez, demostrando que las reflexiones existenciales/metafísicas/oníricas no tienen por qué ser lentas o aburridas.

Está claro que Origen es un lujoso castillo de naipes que se derrumba a la más mínima brisa analítica (sobre todo su guión lleno de agujeros) pero, y aquí hablo a un nivel puramente visceral, yo hacía tiempo que no vibraba tanto con unas imágenes: esa pelea en gravedad 0 en plano secuencia que deja en ridículo todo Matrix.

Yo más que con La roca (peli que no me gusta) la compararía antes con Ocean´s Eleven o Misión: imposible.

Como anécdota, la sesión en la que la ví estaba llena hasta los topes y, en el plano final de la peonza, notabas como el público contenía la respiración. Eso es magia cinematográfica: hablarle de tú a tú con el público de multisalas a través de una propuesta quizás no tan compleja como se pretende, pero muy superior a la media

Int dijo...

Por cierto, Octavio, usted que vió Shutter Island hace poco: ¿se daría cuenta Di Caprio que había interpretado el mismo personaje dos veces en el mismo año?

mariano dijo...

Yo estoy más bien con Int. No veo tanta ínfula autoral (algo que sí le pasa factura a Aronofski en su cisne negro). Más bien veo género que quiere ser más grande que la vida misma y lo hace inflándose hasta el infinito. Por mi no-problem, es lo que ya espero desde el principio, no me crea espectativas falsas.

Octavio B. (señor punch) dijo...

int: " un papel que empieza a ser muy suyo" escribía... por ahí van los tiros... y de hecho, si lo pilla bien, DiCaprio puede subirse, explotando este personaje, al caro de los grandes actores que representan un icono, pienso.

Por lo demás, bien por las opiniones. Yo, que estoy olvidandome las estrellas, de daría tres, un seis sobre diez.

calcillas dijo...

Pues yo creo que la comparación con la roca no es muy afortunada. Origen es una peli que puede gustar a cinéfilos, aunque solo sea por la ingente cantidad de referencias, y la roca es carnaza de acción.

Del pasado año, es la única película en la que he sentido la magia del cine.

vm dijo...

Jo, comparar a Michael Bay con Nolan... hay que tener mala leche.

Origen es cine de acción que no trata al espectador como retrasado. Vamos, exactamente todo lo contrario al cine de M. Bay.

Y no, Nolan no es Hitchcok.





Pero lo será.

Octavio B. (señor punch) dijo...

a ver qué parte de "supongo que podría ser más atrevido y citar una que ni he visto como posible comparación: "La Roca", pero ya suena a cachondeo"
o
"por eso cito, por sospechas, no por certeza, a La Roca"

QUE REALMENTE NO PUEDO COMPARAR, sólo es un suponer sobre algo que no he visto.. que es un comentario (voluntariamente muy chorras en un 'contexto blog', pero que en su tono revelaba -eso pensaba, vamos- una teoría, pero como ejemplo, joder, no, no puedo comparar algo que he visto con algo que NO he visto (la roca, NO EH VISTO LA ROCA).

Ahora, si vais a inundar los comentarios de "sí, tú has comparado", pues vale, las comaparo, de la cabeza a los pies. Y hasta puedo decir que son igualitas, que este blog andaba muy aburrido en los comentarios, últimamente... :P

Ahora en serio, con un Woo, ¿sí veríais algún paralelismo? porque esa es la idea, que Origen es acción pura con mucho estilo (y que cuando perfuma de trascendencia, para mí hace aguas). Es la idea, olvidemos esa peli que ni he catado...

Octavio B. (señor punch) dijo...

vm, a mí, conste, Nolan me gusta, la peor, Batman la 1ª, y también creo que las tiene mejores que esta, siendo esta recomendable (para mí, con peros, pero con cosas que sí, me molan...)