14 agosto 2011

LOS PLANETAS EN CASTRELOS, reunión en la cumbre

Es muy puñetero volver a sacar un directo de Los Planetas en este blog. Mis lectores conocen la querencia del Octavio Pasajero hacia los granadinos, nada disimulada, pero espero que también mi capacidad de análisis ponderado. Y rezo por convencer a cualquiera de que uno es consciente de que J y compañía arrastran una determinada fama, de peligro "on stage" andante. Pero creo que es un hecho que desde hace al menos un lustro, asistir a un concierto planetario asegura unos mínimos: un estilo elegante, un saber estar sobre las tablas que ha mejorado exponencialmente desde los tiempos de "Super 8". Busquen you tubes y comparen simplemente la expresividad corporal del cantante, su saber estar sobre un escenario.

Dicho lo cual, y sospechando que no sirve para nada y más de uno pensará que soy un fan y punto, he de decir ya que lo que Los Planetas hicieron ayer en el escenario de Castrelos en Vigo fue sencillamente glorioso.
Los Planetas; coronados de estrellas

Superando su mejor actuación (en mi currículo de asistente a directos de los toxicósmicos, el de la sala Capitol estaba en un podio que ayer quedó fulminantemente pulverizado), con un show igual al que exhibieron en en Festival do Norte (me refiero al fascinante cortinaje lumínico tras la banda proyectando exquisitas imágenes) pero ya desde sus primeros minutos muchísimo más centrado. J cantó como nunca (esto es, como un Dylan en buena forma... nadie le pide al líder de Los Planetas ser Van Morrison), las tres guitarras trenzaron sus laberintos intrincados, abrasivos, límpidos, en una sintonía perfecta (apenas enturbiadas con algún acople que se solventó, no sin pelearse con un ampli, por parte del aparato técnico del combo,tras los focos), Eric volvió a ser el mejor batería de este país y parte del extranjero, las filmaciones que se reproducían en el muro de bombillas LED poseían un gusto exquisito (psicodelia pura entre imaginería religiosa, andalusí, guiños culturales como recuperar el angélico rostro de Nico -juraría que era ella-, un homenaje sentido a su amigo Enrique Morente, siluetas bailaoras), el volumen rotundo e incluso explosivo en su recta final, generosos en los bises...


Los Planetas: Señores de las Alturas
 ¿El repertorio? Una reafirmación del camino Psycho-jondo de sus últimos pasos, que demostró lo bien que han mixturado el noise con su tradición más ancestral (J presentó algún tema desde los palos "Ahora vamos a tocar una seguidilla", y tal). Los Planetas ya no son la banda de caramelos envenenados e himnos generacionales ruidosos, sino musicólogos de sus raíces, de todas ellas. Su sonido bucea con igual solvencia en los palos flamencos que en el kraut, la psiccodelia californiana o el noise de los ochenta. Pero aunque el set oficial reivindica su presente, hay espacio para la comunión y el delirio colectivo en unos largos bises (más segunda parte que propina, diría) donde sonaron muchos éxitos indies. Eso sí, interpretados mejor que nunca.
Si a todo esto unimos un público que cedió esa ya habitual reticencia a su faceta flamenca ante la evidencia de su supremacía en el paisaje nacional... hasta alcanzar el delirio en los bises (coreando, casi haciendo stage diving, disfrutando, en fin, la fiesta de los de Granada), y la sorpresa mayúscula de la aparición de Isa Bizarra para interpretar a dúo con J "No sé cómo te atreves", solo puedo rendirme a una evidencia: ayer he disfrutado de uno de los conciertos más acojonantes de mi vida, a la altura (cada cual en su estilo) del de Shellac hace un año, del de My Bloody Valentine en 2008, el de Mogwai en 2001 o del de Björk en 1998.

Leyendas del Espacio musical.

2 comentarios:

Octavio B. (señor punch) dijo...

las imágenes NO son de ayer, ¿eh? son de Google)

disconcierto dijo...

A nosotros el concierto nos dejo más divididos, aunque es cierto que han ganado en tablas, los hemos visto mas certeros otras veces.

Nuestra crítica:
http://disconcierto.blogspot.com/2011/08/critica-los-planetas-parque-de.html

Un saludo.