10 agosto 2011

PLAZA DE ESPAÑA

Vaya,, uno se pensaba que jamás vería el sol en el panorama de las teleseries nacionales, y resulta que algún rayo acabo de vislumbrar...
Lo primero, quede claro que el resultado de "Plaza de España" dista mucho de constituir un hito, un paradigma de la nueva calidad o nada similar. Que en fin, se queda en algo entretenido, correcto. Desde un planteamiento discreto, humilde pero con una producción potente (fotografía, diseños, decorados... todo de factura impecable y a tono con el espíritu sainetesco del proyecto) ha evidenciado las carencias de supuestas superproducciones como "Hispania" o "Águila Roja". La comedia tenía que venir a poner puntos sobre las íes, parece... tempo ajustado (25 minutos, ¿para qué más si no lo precisa?); actores francamente buenos (la vis cómica de Gorka Otxoa, la mirada imposible de Enrique Villén la sensualidad cándida de Mariam Hernández, y sobre todo ese actor a reivindicar, eterno secundario de presencia inevitablemente hilarante que es Miguel Rellán... posiblemente sea el buen hacer de los actores y la capacidad para dirigirlos lo que eleva y da puntos a "Plaza"). Añadamos un tono  berlanguiano que remite sin esconderlo a los momentos más amables de "La Vaquilla";  o ya lo apunté, la concepción de cada capítulo como un verdadero sainete (algo, por cierto, muy nuestro, muy de aquí... cuántas veces lo he comentado: imitar a Estado s Unidos no es el camino: tenemos material de referencia para nuestra propia ficción)... son factores que hacen muy disfrutable la visión (otro, claro, hablamos de La 1, no hay anuncios...)
Pero bien, que nadie se piense que la producción ofrece algo más allá de un refrigerio fresquito, agradable al paladar y sin garrafón... hay que pasar por el aro de una fórmula trillada (usar la Guerra Civil con la amabilidad de una comedia costumbrista, un pueblo siempre encantador y disparatado en la tradición Doctor en Alaska, un excesivo subrayado de la comicidad, tan innecesario como burdo, la falta total de mordiente -por favor, hablamos de la Guerra Civil!-, etc.).
Bueno, dado que llegué aquí de casualidad, puro zapeo, no le pido peras al olmo y me conformo con el aire encantador, el ligero surrealismo y la comedia bien trenzada que supone cada capítulo (ese último capítulo con el cura ensordecido por un tapón, disimulándolo y diciéndole a todas las beatas confesionarias "eso nada, mujer, eso nada" merece una sonrisa, qué demonios)

5 comentarios:

Int dijo...

Me considero un enemigo de la ficción española (tanto en cine como en televisión) y sí, lo admito, es un prejuicio. Pero un prejuicio nacido de la experiencia y no deja de ser triste que tengamos que alegrarnos y dar palmas cuando una serie no es mala pero tampoco es buena.

En cierto modo, como pasa con el cine de superhéroes ;P

Octavio B. (señor punch) dijo...

yo no creo que sea prejuicios, es que es MALA, y punto. Por eso, no es aplaudir lo mediano, sino aciertos como brevedad, actores (reitero que me quito el sombrero ante Rellán) o labor de producción (me gusta la foto, que saca mucho jugo, al menos estético o esteticista, de, prácticamente, todo interiores).
Pero claro, "Plaza" sigue abonada a un "todalafamilia" que no se atreve a redondear la cosa con menos sal gruesa y más mordiente. Reconocer méritos y advertir debilidades, no es otra cosa.

Y reconocer que balanceando unas y otras, ver un capítulo semanal de esta serie provoca más sonrisas que ceños fruncidos, así que bien, sin reovar nada ni inventar cosa alguna. No todo tiene que ser Animal Collective, se puede disfrutar de Julieta Venegas aunque no llegue ni a rozar la excelencia y se quede en algo fresquito y a veces amanerado, vamos.
Mírate un capítulo sin esperar nada del otro jueves y verás que, sin más, es de lo mejor de producción española (y sí, de lo peor en producción HBO, como Venegas es una mierda al lado de los Animal Collective)

Marcos dijo...

Yo también llegué picoteando canales y me asusté mucho cuando descubrí que me había quedado hasta el final (¿me estaré volviendo complaciente? ¿empezará a gustarme 'La que se avecina'?).

Me alegra ver que a gente más cualificada le pasó lo mismo. Rellán es muy grande y la serie se deja ver. Efectivamente no es Big Bang Theory pero, oye, no es un mal paso.

Octavio B. (señor punch) dijo...

posiblemente B.B.Th. sea mi próxima reseña de teleseries... estoy en ella, acabando su primera temporada

Octavio B. (señor punch) dijo...

eh, alto, Miguel, un momentoooo...¿"gente más cualificada "? eso no, ¿eh? cualificados todos... sobe todo para defender los gustos del Ego ;D