16 septiembre 2011

New York 6: tebeos

Entre cómics. Acabamos. Fin de la "excursión virtual". Y quien se piense que he gastado energías excesivas en el viñeterío para cinco días que estoy en NY que se baje del guindo. La verdad, en la coyuntura, era un tema que toqué muy, muy de refilón. Pasé por tres librerías generalistas, una chiquitina, dos potentes, y en todas me acerqué a las viñetas por curiosera. Y el último día, anduve como 20 minutos en Midtown Comics, cerca de Broadway. dos plantas, la segunda más de merchandishing (figuritas y tal). La primera, ejem...
Midtown, primera planta en el jardín del bien y el mal
Lo que me parece más interesante es entender que allí sí hay mercado. Estamos en pañales, o somos un país pequeño y en el que la tradición historietística sencillamente ha caído en desgracia y hoy podemos hablar de "escena de culto" y poco más. Creciendo, cierto, con presencia en el "mundo real", sí, cada vez más (y por ello, mutando la consideración general haciaq los tebeos, poco a poco) pero... Nos inflamos la boca a hablar de industria. ¿Industria? Bueno, ciertamente hay editoriales y viven del cómic, así que haber, la hay. Pero cuando ves una tienda como la que he visto (no demasiado grande, tampoco era Fnac Callao toda en cómics, claro), te das cuenta de que estamos a años luz. Simplemente, las estanterías de comic-book son un alarde en el que constan rebajas de hasta el 20% en números atrasados (porque claro, números "del mes", ya son un puñado, así que "atrasados", en fin... unos cuantos tebeos había, sí). Un mercado de consumo no perdurable, o casi, que comparte sin mezclarse escenario con la novela gráfica y los cómics de prensa. Son, a groso modo, los tres ámbitos que pude distinguir claramente (aparte de zona Marvel, zona DC y tal).
Los cómics de prensa. Si aquí hubiera algo remotamente parecido a la 'industria de la recuperación' que yo presentí allí en aquellos escasos minutos de escrutinio, me quedaría ciego cada vez que entro en cualquier librería: en mis manos pesó (porque es un tocho) el Bringing Up Father, ojeé el Prince Valiant de Fantagraphics con mucho ya editado (y muy bien editado, con un color más vivo que el de  Bocola, y a un tamaño tirando a algo mayor que cualquier otro, salvo quizá el de Caldas, no podría decir de memoria). Y Krazy Kat en varios formatos, y Gasoline Alley, y... bueno, simplemente da motivos para pensar que allí, en la medida que sea, el cómic, todo tipo de cómic, tiene cabida y es plausible el plantearse la recuperación, si no definitiva (algo que no deja de ser una coletilla comercial) sí más que digna del legado de los maestros. ¿Habéis intentado comprar últimamente "Cuto"?¿"Sir Tim O'Theo"?¿La edición completa de la revista Tío Vivo, ahora que la puso de moda Paco Roca?. En fin, que mucha envidia sana me dio todo aquello.
¿Y la novela gráfica? Bien, es curioso entrar, por ejemplo, en Posman Books (una librería normal y corriente) y advertir que en general ya no hay estanterías de cómics en las librería "normales". No, hay zona de "Novela gráfica". Y bajo el nombre un batiburrillo de obras, estilos, géneros y autores, de modo que podemos pensar que al otro lado del charco se atiende por tal al formato: tapa dura, más páginas que un comic-book. Si las librerías lo adoptan y así lo exhiben, será porque de algún modo está calando, pienso, el cómic como compra más allá de los círculos endogámicos de Forbidden Planet, Midtow y otros 'antros' de perdición viñetera. Será que por nostalgia ("yo leía X-Men") o por interés ("Ware es impresionante") o por lo que sea, lo de renombrar al objeto y enlatarlo como un libro (punto, sin acotaciones absurdas de nº de páginas o centímetros: allí ví de todo, tomos-ladrillo y libritos pequeños, tiras de prensa de Superman y "Special Exits"...) obedece a una nueva sensibilidad. Esta sensibilidad, sin escarbar más en su natura, queda reflejada sin duda en un primer elemento formal, de envasado, como dije, y eso queda claro paseando por librerías de distinto pelaje. Supongo, claro, que luego, si se escarba, se dará una determinada noción de lo que es una novela gráfica más allá de un retapado (ej. Green Lantern, supongo que con la peli más o menos reciente, estaba bastante presente en "novelas gráficas", pero... ¿lo es para los estudiosos norteamericanos?). En todo caso no puedo saberlo ni me interesa demasiado.
Ah, y sí, compré algo, algo de Maresca
Krazy Kat Sundays, Maresca
43 x 37 centímetros de edición perfecta.

No hay comentarios: