30 noviembre 2011

TWO LOVERS, de James Gray (2010)

Comienza todo con el drama máximo, una figura indeterminada se tira al agua en un evidente intento de suicidio. No cabe la duda, nada sabemos del individuo (apenas vemos ni su rostro) pero esto es claramente un acto de quitarse la vida. Cuando finalmente es rescatado su actitud es dubitativa y temerosa. Primer brochazo magistral, logro de una empatía con cuatro pinceladas y descripción exacta de un protagonista en una escena de tensión extrema resuelta con elegancia, sin enfatizados innecesarios.
Joaquin Phoenix borda su papel, lo dota de tantos recovecos que lo convierte en una pieza de complejidad rara en estos tiempos de cine espectáculo y 3D. Y esto es importante, porque el material de partida, un sencillo triángulo, queda enriquecido por el universo de matices que logra su trío actoral. Gwyneth Paltrow es otro puntal aquí, magnética y Vinessa Shaw cincela también un personaje nada menor.
La historia: Leonard es un joven que vive con sus padres. Sufre trastorno bipolar y está sobreprotegido en casa. La familia, dueña de un negocio, va a asociarse con otra familia, de la cual la hija se siente atraida por Leonard. Casi se masca un romance de conveniencia, y además, hay cierta afinidad (más por parte de ella que de él) y moderada atracción física (por parte de él, ella va loquita por sus huesos... lo ha visto en su tienda-lavandería bailando un vals con su madre, imagen que ha magnetizado a Sandra/Vinessa). Pero entonces aparece Michelle (Gwineth Paltrow), nueva vecina de Leonard.
El tono: El amor y el desamor, la fuerza del destino, la familia y sus inevitables cadenas parecen ser ya signos autorales del director... Gray parte de materiales muy recorridos ya (de hecho se ha inspirado en un relato de Dostoyevsky, ‘Noches blancas') para transitar un género puro sin ánimo deconstructivo o posmoderno. En este caso cambia de registro y aborda el drama. Pero por supuesto, quien conozca obras anteriores del director sabe que su mirada es sólida, emocionante, contenida y sabia, por lo que lejos del pastiche o del aporte-cero, la cinta resulta emocionante hasta el escalofrío y el género narrativo más puro se resuelve pleno de intensidad.
"Two Lovers" es el triunfo de los detalles y del buen gusto. Ensambla un concatenado de situaciones discretas que desembocan en el puro drama, pequeños gestos, rituales cotidianos (el papel del teléfono móvil y el reflejo de dos ventanas, cada gesto dubitativo de Phoenix, las miradas de Isabella Rossellini en el papel de madre protectora, el brillo del rostro enamorado de Sandra/Vinessa Shaw, cada fascinante, hipnótico gesto de Paltrow...), y rueda con enorme magnetismo bordando planos muy abiertos; convirtiendo lugares estratégicos (una escalera, un tejado) en espacios dramáticos de gran fuerza; potenciando la gestualidad sencilla pero expresiva y rodando escenas tan brillantes como las sexuales (imprescindibles en el desarrollo del drama, y delicadísimas en su ejecución alejadas de todo erotismo o de romanticismo de folletín), la de la discoteca (de una feroz sensualidad inesperadamente quebrada en un giro de guión brutal) o un final tan emocionante que te hace temblar.
Es una alegría poder contar con talentos como el de Gray, ajenos a ejercicios de autoconsciencia, hurgando en el núcleo esencial de las cosas, creando drama puro y consiguiendo emocionarnos sin recitales de guiños, sino con la materia prima, un saber hacer excepcional y un talento que, no lo olvidemos, aún es joven (hablamos de su cuarta película).
Su anterior cinta ya me había alucinado, y aquí se supera, y mañana tendré que recuperar las dos que aún no he visto... seguro que no me defraudan.




26 noviembre 2011


Un clásico del cómic español y sus prolongaciones (cuatro tomos recopilados en una novela gráfica por Mondadori), AQUÍ reseñado

Nueva reseña en "SdV"


Posiblemente el mejor tebeo editado en 2011, reseñado AQUÍ

Reseña en "SdV"


Ahí lo tienen, elegante forever, el mejor autor nacional del momento. Estrena cómic con sus mejores galas y se lo cuenté (hace días, aviso con retraso) AQUÍ

actualización de "Sobre Sandman"

Leí otro capítulo, así que el blog sobre la serie de Neil Gaiman (con, en este momento, la ilustradora Jill Thompson) se actualiza con una entrada.
AQUÍ

23 noviembre 2011

Los niños no son bobos: MINIMÚSICA

Si le pongo según qué música a alguien que no está acostumbrado a escuchar música más allá de los jingles que martillean tímpanos como fondo de anuncios o lo que suena en las radiofórmulas, sé a ciencia cierta que no lo van a soportar. Porque esos adultos han sido "re-educados" en su gusto musical durante toda una larga vida: lo diferente, lo disonante, lo alternativo y, en fin, lo verdaderamente creativo en música no les va a propiciar asideros, y lo rechazarán. Me ha pasado hasta con El Guincho, ya no les digo con Fuck Buttons, por ejemplo...
Pero un niño pequeño, en principio, no tiene trabas eductivas en su oido musical. Yo dormía a mi bebé con Yo La Tengo, y no con los más aterciopelados precisamente. Un alarido, en realidad, creo que es un sonido más cercano al infante que una melodía cantada con voz "cuchi cuchi". No hay mucha música para niños cantada a alaridos, ¿verdad? más bien abundan los "cantajuega" cuyos nombres propios ya indica lo indigesto de su mema propuesta. Pero hay en Cataluña una célula creativa y pedagógica que lo ha entendido: Minimúsica. Proyecto iniciado por una educadora d einfantil donde se pone al servicio de los peques una música creada exproceso por bandas "de verdad". Y alternativas, si eso significa algo hoy por hoy. Hasta los imposibles Za! pueden ser objeto de atención infantil. Evidentemente hay que tener criterio pedagógico, entender qué es lo que melódica y tímbricamente va a sorprender, atraer y enganchar la atención de un niño. Y Minimúsica (dos discos ya editados, disco-libro-juegos, vídeos, una web y programaciones de conciertos en directo donde el volumen es el adecuado para el niñerío o se les ofrece protección auditiva)  lo hacen a la perfección.
Es verdad que uno, desde acá, agradecería menos localismo (le planto a mi chaval tanta música en catalán y por mucho que la progresía le ponga el grito en el cielo, la rechaza: no la entiende, punto, y e sel amo, no intentes convencerle con política de andar por casa), y de hecho en su segundo disco el viaje pasa por catalán, sí, pero también por español e inglés... bien, bien.
Si además tenemos un ramillete de temas interpretados no por músicos de sesión ni por oportunistas creando bandas vomitivas "para niños" como los gallegos Mamá cabra, resulta que estos discos pueden gustar a niños... y a padres, pero de verdad: las melodías puras y perfectas de "Fred i Son", la locura controlada, divertida, de "Za",  y sobre todo LA JOYA, un orgasmo de guitarras acopladas y locas hirviendo una melodía saltarina en "El autobús" de "Me and the Bees". Todos ellos y los demás, por supuesto, nombres que no se dedican específicamente a empalagar con música infantil, sino indie bands con carrera autónoma al siempre sospechoso "me arrimo a los niños y así iré tirando". Que de todo tiene que haber, claro que sí, pero entre el clavel y la rosa... dame esto:

Solo por las caras de los peques, merece la pena el live...
y luego me ven el clip del mismo tema, una preciosidad animada que además suena mejor en estudio: ¿estrellas? bueno, combinando idea, pedagogía y resultados, no lo dudo:

20 noviembre 2011

Elecciones pasajeras, 2011

Pâtisserie politiques (viva Google traslator): la tarta del Congreso

Vamos a ver cómo han sido las cosas con las cifras reales, absolutas, de recuento de papeletas, no de % o escaño...

Votos del PP
  • en 2011, 10.763.698
  • en 2008, 10.278.010
    • Han ganado 485.688 votos
Votos del PSOE
  • en 2011, 6.933.672
  • en 2008, 11.289.335
    • Han perdido 4.355.663 votos
Nº total de votaciones
  • en 2011, 24.448.499
  • en 2008, 25.900.439
    • Han votado 1.451.940 personas menos
Si hay errores al teclear en la calculadora o errores en la cifra aportada (todo puede ser), creo que no importa demasiado, los números aproximados nos valen para retratar el paisaje.

¿Conclusiones? La debacle socialista, producto de su nuevo poder mutante desarrollado en esta última legislatura (lanzar rayos de 'antigestión cósmica') ha sido duramente castigada con una migración de votantes que ha beneficiado a IU (¡11 escaños!) y ha sido recibida en partidos menores que, ley d'Hont y el sistema de circunscripciones  mediante, no servirá para nada salvo en los de índole regionalista (ejemplo: EQUO, con 214.436 votos, esto es, más que BNG -2 escaños- o FAC -un escaño... con99.000 votos- se queda sin representatividad parlamentaria). No es este el momento de plantear la injusticia del sistema, uno que es beneficioso para el bipartidismo, para la representatividad del paisanaje autonomista (algo que me gusta) y muy, muy malo para las demás opciones (algo que me disgusta). Es momento de reflexionar sobre el campo de batalla.
Ayer zapeé como siempre, pero apenas cinco segundos (lo prometo, doctor) por Interdetritusmanía, y uno de esos con caspa diseminada por la chaqueta decía "España ya no es de izquierdas". No es verdad, porque el voto de izquierdas no ha girado a la derecha: dos millones de votos socialistas NO se han ido a opciones de derecha (el PP no gana ni medio millón de papeletas respecto a las elecciones de 2008). Sin embargo la unidad del electorado popular (que obviamente carece de motivos para no confiar en su partido) se revela una poderosa y fiel piña de un modo casi natural, y no disgrega su voto ni lo deja en la mesita del recibidor (no se abstiene). Podemos mentar variables, nueva población votante (los cumplidos 18 en estos años, y cosas así) pero las cifras son elocuentes.
En este sentido, de verdad, creo que han sido unas interesantes elecciones, que han traído la alternancia, lo que es democráticamente sano aunque personalmente (no me callaré esto) temo será catastrófica en el desarrollo de derechos sociales, como mínimo. Y además, pese a carecer de relevancia respecto al factor gubernamental, el espectro político de las cámaras legislativas ha aumentado espectacularmente: trece fuerzas políticas consiguen escaño/s. Esto, peligro, amigos, vaticina LA PEOR DE LAS NOTICIAS: unas sesiones de las Cortes más largas de lo que han sido en esta década, horas y horas de fuerzas políticas soltándonos por La2 su chapa, con la consiguiente réplica, contraréplicas y etc etc....

Siente el terror verdadero: debates parlamentarios como días sin pan.

19 noviembre 2011

La política

Leyendo "Cerebus: Iglesia y Estado I", me encontré en su día un página donde el huraño cerdo hormiguero (Cerebus himshelf) reflexiona blanco sobre negro respecto al oficio de la política (de cómo su poder se ata a poderes mayores (la comunidad de Iest, el tal Lord Julius...).


¿QIén es Lord Julius? Bueno, un alto poder en la política internacional de la serie "Cerebus" que nos recuerda a alguien indisimuladamente, claro:
Lord Julius; alta política

 Quizá, sí, sería bonito recordar hoy esa escena marxiana en Sopa de Ganso...

Pues sí, hoy es un día importante, y sí, hay que votar yo todo eso. Porque la política es muy importante, pese a todo...

18 noviembre 2011

WILCO, "The Hole Love"



Wilco ya están en un determinado pedestal. No se puede tener más prestigio y ya solo les queda el salto a la radiofórmula. Son pasto de frases engoladas en boca de cuarentones (como yo) y cincuentones que no han pasado en su vida de Springsteen, U2 o como mucho R.E.M., bandas de música rock-para-todos-los-públicos, y blancos (curioso, en Spain negro-negro, creo que solo se acepta a Hendrix en ese pastizal de dinosaurios).
Pero Wilco aún no son R.E.M., no por talento, que ahí andarán en sensibilidad melódica y capacidad interpretativa (pienso efectivamente que los de Jeff Tweedy podrían ser los nuevos REM, en un sentido comercial, para las masas), sino porque parece que no renuncian a su cara menos cómoda. "The Hole Love" no es "A ghost is born", esto es, no continúa la senda del fundamental "Yankee Horel Foxtrot" subiendo la apuesta en riesgo y vanguardia, pero desanda el camino del folk rock clásico que tan bien han firmado en "Wilco (the album)" y en el más mediocre "Sky blue sky". El nuevo largo asume su faceta traviesa desde el arranque, más de siete minutos de electrokraut que pasa por caricias sinfónicas y remata en espasmos de hard rock con la guitarra de Cline lanzando chispas. No, no es "Spider ((Kidsmoke)", pero sí una rúbrica de que "The hole love" quiere jugar con el oyente. Y lo hace: "Born Alone" trepana con electricidad una melodía de azucar, "dawned on me" juguetea con la guitarra sobre una perfecta melodía pop, "Black Moon" es folk vivo, más cerca de Yo La Tengo que de Gram Parsons, y "One Sunday Morning" es, al cierre uno de los momentos cumbres en la historia de Wilco: 12 minutoas de ambrosía a soto voce que quieres sean 120, delicadeca y cómo no, experimentación (desde los cortes de inclasificable electrónica de cámara a, por supueesto, ese intervalo de tiempo detenido eternamente que es todo el tema, una cinta de Moebius que podría ser un Cielo, auténtico premio para algunas almas bondadosas). Wilco tienen, en fin, cuerda para rato. Ya la tenían con su disco anterior, el mentado "Wilco (the album)", pero parecían enclaustrados en el clasicismo, solventando la papeleta con su infinita elegancia, muy superior al del resto del paisaje musical del presente siglo.


WIlco en Vigo "¿lo estais pasando bien? bien, bien..." y oro manando de su veta clásica:

15 noviembre 2011

el equilibrio crítico

Hace poco recuperé una lectura en la revista "Dirigido por...", donde más o menos se subtitulaba "contra la crítica y a favor del estudio". Más o menos. Me preocupó que se estableciesen prioridades, otorgando mayor importancia a una cosa, la investigación, frente a la otra, la crítica. Un poco movido por la lectura citada me permito plantear aquí algunos de mis ya famosos rebuznos al respecto.
Una nota más: menda gusta engalanar sus blogs con material gráfico. Soy así, y espero, a veces, que ello tenga un plus de información, añada un cierto tono o un matiz al mero texto. Pero... ¿qué leches ilustrar en un texto sobre el oficio de la crítica y la actividad investigadora? Pues obvio, las flores son siempre bonitas, perfumantes y relajantes, así que ea, aunque no tenga nada que ver con el asunto, mami te traigo flores de mis amores.

La cuestión es esta: últimamente leo artículos (bueno, uno) que parecen ver las opciones como un choque frontal, como una suerte de comparativa o de batalla. La proliferación (gracias a la red, los blogs, etc) de páginas e individuos que se animan a dar su opinión sobre cualquier fenómeno cultural (sea música, deporte, cine o historieta) es un hecho. Hecho que contrasta con el anquilosamiento de la disciplina investigadora en esos mismos campos, intuyo, dado que no basta con tener la posibilidad de autoeditarte (eso es en el fondo un blog) para investigar algo, lo que sea. Es más, está claro que no es lo mismo postear que pasar por una revisión de pares, por ejemplo (algo, empero, que también sucede en una revista de crítica).
El tema no obstante no está en señalar la libertad que propicia la blogosfera como constatar que, quizá, esa libertad (y su eco o éxito) ha propulsado una corriente de opinión agresiva. No solo contra las acciones digamos amateur de crítica on line, sino casi por extensión, hacia el mismísimo ejercicio de la crítica. Criticar, en este contexto confrontante, queda relegado inmediatamente a una segunda posición.
Pienso que es erróneo desde la base del propio razonamiento obrar así, sencillamente porque la crítica y la investigación parten de objetivos diferentes (por no decir opuestos). Muy grosso modo, la primera trabaja sobre el material del presente y la labor investigadora atendería al pasado. Insisto, muy grosso modo. Es más, la labor crítica busca la orientación para el lector, algo a priori esquivo, mientras que la segunda busca desentrañar la naturaleza, los procesos, los recursos o cualquier otro aspecto del medio tratado. En resumen, un buen estudio no valora, no juzga, mientras que una crítica sí. Con la mayor objetividad posible, pero ese es su cometido: de Rockdelux a Dolmen, de Dirigido Por a Melómano, la crítica tiene por fin último orientar al lector.
La orientación es un equilibrio arriesgado en que no basta, por supuesto, confesar un gusto personal. No, la crítica no se ciñe a un "me gustó" engalanado con ripios y adjetivos para rellenar párrafos. Es común opinar de este modo, pero en el buen ejercicio crítico, para llegar a ese destilado final y que siempre está presente ('me gusta') se deben barajar conocimientos para situar la obra en su contexto, con sus referentes, y destilar sus facultades formales. Es la "zona de objetividad" de toda crítica. Y además, algo que suele olvidarse, el crítico es escritor y por tanto hablamos de estilo literario y de personalidad autoral. Una vez más, y creo que esto no es fácil, ambas cosas no deben desatender al principio de alta objetividad.
El Rockdelux nº 300 abre con un editorial donde se dice que "desde su creación en noviembre de1984 la revista se ha hecho eco de las nuevas tendencias (...) pero también ha dado relevancia a artistas injustamente ninguneados". Y enarbola el eclecticismo como bandera. Y creo que esta es una buena brújula para todo crítico de cualquier disciplina: diseccionar el presente sin complejos, sin reducir el campo de acción (eclecticismo), y claro, para hacer esto, hay que conocer el pasado. Y cierto, conociendo esa tradición, el crítico descubre, emocionado, tesoros ocultos que debe rescatar, segun su criterio (y constatando quizá una influencia posterior, más o menos subterránea). No hablamos de investigación, sino de la percepción personal del merecimiento que un particular tiene, tuvo y merece recuperar.
Hay utilidad en entender así al crítico o a la publicación de crítica, una que nada tiene que ver con equipos de investigación histórica, por ejemplo.
El investigador es quien estudia los procesos, las causas, las 'gramáticas', los nombres propios y las diferentes escuelas artísticas del pasado. Desde mi perspectiva, no existe el estudio del presente fiable. el "Hoy" puede ser tocado en una investigación, claro que sí, pero intuyo que apenas como conclusión, o como conjetura final. Llámenlo deformación profesional, pero me comí una carrera entera (Historia con su especialidad en Arte) oyendo que el historiador analiza, investiga, procesos del pasado sobre los que ya cabe la mirada en perspectiva. Será el propio equipo investigador el que fije dónde esta perspectiva ya es demasiado corta y distorsiona la percepción... asunto que no solo no incumbe al crítico sino que le es ajeno: el crítico quiere descubrir hoy lo que será estudiado en diez años. El crítico, pues, sí, apuesta, mientras que el investigador no lo hará jamás. El adjetivo calificativo no es el mejor compañero de un investigador. Si lo es, no obstante, la escuela metodológica (una de ellas) la interdisciplinariedad (concepto que me incrustaron a fuego, por cierto, en mi primera clase en la facultad, y no es una metáfora, lo hizo el profesor de prehistoria, como les cuento, en la primera hora de clase de estudios superiores que recibí en mi vida) y otras hierbas, que, supongo, desconozco.
La investigación, pues, esclarece desde su dialéctica tesis/antítesis al medio artístico. Y esto es significativo. Porque no se puede concebir la investigación de una disciplina humanista con parámetors de ciencias de la naturaleza. La manzana e cae del árbol aquí y el Tombuctú. La trascendencia de la perspectiva en Fra Angelico puede ser teorizada desde presupuestos opuestos por dos historiadores que compartan despacho. Y añado: esto, en el estudio del arte, es bueno y necesario, porque es lo que nos acerca a esa meta que es el conocimiento pleno de la disciplina humanista. Meta, obvio, inalcanzable. Somos estudio, somos traslaciones excéntricas en torno a los saberes del hombre. Y esto incluso en ciencias puras... pero este es otro tema.
Sí, llevo un párrafo divagando...
Uf, podríamos seguir también nosotros en elipsis alrededor de estos dos ejes, crítica/investigación, pero espero que con estas (no) pocas palabras mi postura esté ya bien expresada. Crítica e investigación no son comparables porque son disciplinas diferentes (aunque a veces se manifiesten mezcladas), y ambas las considero necesarias... desde luego, yo sin la lectura sistemática de Rockdelux, U o Dirigido, no sería quien soy, Y sin la lectura de libros de referencia como alguno de Gubern o McCloud en su (lejano) día, tampoco. Si la revista 'Dirigido por' fuese on-line y permitiese la interacción con el lector, este post sería un espeso y cruel (por largo) comment. Como es en papel y carece de espacio para los lectores, me queda la satisfacción de escribírselo a este, mi espejo.
Ah, y ¿de verdad se creían que no encontraría una imagen ad hoc?
"Ice Haven", críticos e investigadores, para el artista Clowes, todos idiotas

14 noviembre 2011

"CADÁVERES ATÓMICOS" (1955) de Edward L. Cahn


Es bastante común, cuando uno se adentra en la blogoesfera en busca de información sobre cine digamos casposo (o siendo más técnicos, de serie B o incluso Z) dar con artículos donde se ensalza cierto ánimo o espíritu antes que las virtudes, defectos y contextualización de la propia obra en sí misma. La cuestión no es importante sino mera constatación de esa mirada común y 'friki', a los fenómenos menos ortodoxos de la cultura del siglo XX, que pasa por aproximarse al hecho cinematográfico a través del filtro de una primerísima persona aderezada, además, con una disposición previa (ese "pasarlo bien viendo algo malo" -aunque a veces lo "malo" resulta que no lo es, en absoluto-). No puedo dármelas de entendido en cine de un modo específico, no soy experto en la cultura más detrítica del off Hollywood de los cincuenta, pero sí tengo la disposición favorable hacia ese cine más pobre, más ingenuo, más libre también. Menos talentoso, por supuesto. Por mucho que queramos encontrar virtudes el Edward L. Cahn, estamos ante un subproducto de la era más esplendorosa de los estudios de Hollywood, pero también es verdad que todas estas producciones no son pasto de mediocridad y albergaron a autores talentosos pero en desgracia personal (a veces, "castigados") o de marcada personalidad dentro de lo genérico, que abordan el oficio con eficaz artesanía, con vehemencia o incluso con un universo 'bizarro' desatado (y solo desatable) en esas producciones de 'fantastique' destinadas a un consumo adolescente y volátil. Por esa libertad se colaron ideas ingeniosas que no cabrían en una gran producción con miras al oscarato, por ejemplo.
"Cadáveres Atómicos" es pura ciencia ficción de los cincuenta, una historia simple (simplona) sobre un malvado gángster que oficia una vendetta gracias a las labores de un pusilánime mad doctor capaz de crear zombies teledirigibles (y no se le ocurre volar por libre, obedeciendo a un matón de poca monta... dadle esto al doctor No, o a Lex Luthor y os monta un poyo fino). El hilo conductor es doble, por un lado el laboratorio, tan maquiavélico, tópico y cutre como cabe esterar en un subproducto de estos (y los "zombificados" serían la prolongación al mundo civilizado de ese espíritu caspa-cif-fi) y por otro la labor policial, las investigaciones. Hay un tercer vértice en esta ficción; la vida hogareña y familiar del buen policía.
Sin duda este tercer ámbito es lo más interesante de la cinta (tras hacernos eco del mejor, casi único plano excelente del que puede presumir la cinta, su mejor momento sin duda, esto es su arranque, plano fijo inquietante, con una figura en sombras que avanza por una carretera en medio de un bosque oscura hacia la cámara mientras se superpone el rótulo temblequeante del título, todo enmarcado con un sonido de latido obsesivo, agresivo)



Tras esto, hay que aguantar mucha chapuza argumental (insostenible, salvo con una mirada cándida o un conocimiento denso del género y de la época de la cinta), actuaciones risibles  (curiosamente y sobre todo, en la "zona del mal"... Richard Denning en el papel de agente de la ley es algo -algo- más decente) y dirección plana. Ah, y claro, aprovechamiento a gogo de imágenes de archivo; esto no me preocupa demasiado, francamente es el signo de un sistema de producción muy interesante.
Pero si la villanía y lo monstruoso resultan torpes y de escasa capacidad perturbadora (ni los trajes protectores en el labo, ni los pasadizos de plástico fino, mi por supuesto los atómicos esclavos, ofrecen demasiado asidero al cinéfilo) lo que más sorprende, quizás por romper con la atonía general, es la captación de lo cotidiano, tanto en la actividad policial (de un modo rústico e inocentón, sí, pero intencionadamente se busca cierto toque documental... no se encuentra, pero se busca, y eso da tono) como en la ida hogareña del descanso del buen policía, esa América 50's donde la visita del tío se recibe con algarabía y pastitas recién hechas, o donde, al final de la hórrida aventura (ejem), se retorna para hablar con tu hijita de muñecas y celebrar la vida (american way) con un sano desayuno (por supuesto, preparado por la mujer, sensata ama de casa, guapa, servicial... su hija, ahora lo vemos, terminará, una década más tarde, casada con Don Draper: serán otros tiempos, otras aguas mucho más turbulentas, aunque sin cadáveres atómicos)
Ah, eso sí, en este final resulta delirante hasta el mayor pasmo cómo la niña explica que su muñeca, cuando crezca, será...¡tortillera!

13 noviembre 2011

El Prestigio Intacto


Hace nueve años un día como hoy se hundía en la costa gellega el barco-lata "Prestige".
Solo cabe preguntarse hasta qué punto las cosas han cambiado desde entonces, los protocolos, la seguridad.
Y también si finalmente la biodiversidad, como aseguraban entonces desde el Partido Popular, se ha recuperado al 100%..
Tiendo a creer que ambas preguntas se responden con un mismo y rotundo No, pero seré gallego (qué mejor momento para reivindicarlo) y lo dejaré todo en preguntas al aire.

11 noviembre 2011

10 noviembre 2011

LA RED SOCIAL, de David Fincher

Seré breve :)
"Zodiac" me resultó sorpresiva porque alejó de los patrones del cine esteticista a su director, dejándose empapar de aires "setentas" para un policíaco que guiñaba un ojo a un modo de entender el cine ya extinto.
Comencé a ver "El curioso caso de Benjamin Button" pero circunstancialmente. No puedo hablar miucho de ella, no la ví completa auqneu mal no pintase (coyuntural, ad hoc para los Oscar, pero con cosas que contar).
"La red social" no era una propuesta que por argumento me interesase excesivamente (biopic casi en tiempo presente del creador de facebook) pero las muchas y generosas críticas acabaron por convencerme. Bien por su poder de persuasión, porque que esta película resulta un blockbuster nada complaciente, que vuelve a manejar las texturas visuales a las que el autor de "S7ven" nos acostumbró hace años paro aplicadas en un sentido nuevo, buscando un cierto ánimo (gélido, deshumanizado y cruel) en una bio que uno, al acabar la cinta, duda de que sea real. Quiero decir, ¿conoció el autor de facebook en la vida real al inventor de Napster?¿de su unión surgió la fuerza empresarial? no importa: lo que cuenta es aprovechar los tópicos del boipic al uno para envenenar el discurso, darle la vuelta a todo y crear una alegoría moral de una sociedad, esta de las comunicaciones y lo virtual, que sencillamente es amoral, boba, cruel. Un paisaje que nos hace pensar en la técnica del avestruz: si esto es "lo mejor" no quiero ver alrededor. Solo por ese vitriolo al dinamitar formas, subgéneros y clichés, vale la pena adentrarse en La red social. Y además, está la jerigonza mareante  de una pandilla de geeks dignos de todo desprecio. Aunque amasen más dinero que todos nosotros juntos.






09 noviembre 2011

BON IVER, "Bon Iver, Bon Iver"


Lo recordamos barbudo y leñador, asceta profano, gurú del aislamiento físico y emocional. Un chaval que se retira del mundanal ruido y vuele con una cumbre del folk del siglo XXI, "For Emma, forever I go"

Pero el camino de aquella obra maestra se recorrió con cada uno de sus surcos mayúsculos. ¿Hay más Von Iver que pueda interesarnos? La disyuntiva era obvia, o seguir el camino, el ejercicio de estilo (eso sí, desprovisto del alma, de la necesidad imperiosa que obligó a nacer a aquella obra, aprovechando las cenizas de diversos dolores para iluminar el cielo en un fulgor redentor... o algo así). O tirar por otro sendero. Dentro de unas líneas reconocibles (es el mismo quien compone y canta) esta es la vía que toma Justin Vernon (líder de "Buen Invierno") y era la única plausible.
Ahora, ¿lo ha conseguido con “Bon Iver, Bon Iver”? Para muchos, esto no es Bon Iver, sino otra cosa. Para otros, es y no es. Sumadme a este 2º pelotón. Porque sigo encontrando aquí la tristeza serena pero inabarcable, el apego por lo cinemascópico, lo grandioso, que no grandilocuente, y claro, la voz en falsete no cambia. Pero además, es otra cosa porque abandona el folk de guitarra y cuatro pinceladas electro para subirse a un tren de música ochentera, de soft-rock entendido de otro modo. Como si tras curarse de sus cicatrices en su debut, y tras cosas varias (Vernon es hiper activo, no se crean que sólo el silencio distancia sus dos discos largos como Iver), ahora viniese a curar las de un pop adulto que nació ya malformado, pretencioso, y que crece en bobadas de viejunos como Sting.
"Bon Iver", el disco, es delicado y exquisito, sobreproducido con conocimiento de causa, cargado de instrumentos mil (a los habituales del folk y del pop, sumen trompetas, corno inglés, vibráfono, saxos, banjos, viola, violín... vamos, que como diría Groucho, "y dos huevos duros"), pero no deriva ni encalla. Con todo este equipaje no falla en lo principal: las canciones. Exquisitas, inventivas, emotivas, con algún resbalón menor ("Beth/Rest" juega duro y se quema los dedos intentando hacer un Elton John en plan bueno, y claro, le sale horterada y caspa) pero con mucha canción muy muy mayor, como 'Calgary' y su suma y sigue de detalles delicados partiendo de un comienzo minimalista y eclasial, o como 'Perth' y sus dislocados ritmos marciales acentuando el drama. En fin, más Prefab Sprout que ñoñez inflada, para entendernos.
"Bon Iver, Bon Iver" es uno de los discos que pesarán, que se recordarán dentro de treinta días cuando comencemos a pensar en qué de bueno trajo 2011. Porque lo es, muy bueno, y lo ves, muy bueno, una vez rompes y rasgas la imagen de "lo que debe ser un disco de Vernon".


08 noviembre 2011

la luz de Rajoy

No, no me desdigo, no voy a hablar de la campaña, pero es que ayer sí me hizo gracia una cosa. Seguí el debatísimo, claro, acompañado de twitter, que ejerció de desinfectante y tabla de humor, ironía y algo de non-sense durante el cara a cara.
Y yo que me quedé prendado de la declaración de Mariano ("Yo inauguré la luz elécrtrica en Pontevedra") me dispuse a buscar alguna imagen ad hoc para enlazarla en twitter como coña marinera. Nunca imaginé poder encontrar retrato más ad-hoc-ad-hoc de la situación; aún sonrío con las cosas que te puede ofrecer la red de redes:

Ur3h6afvpfk41whwyblyyjijw21t8gd1
Rajoy, la luz (eléctrica) de España

06 noviembre 2011

políticamente correctísimo

¡Llevamos unos días de campaña hou, hou, hou!
Sabemos que las encuestas no arrojan el menor signo de incertidumbre (y los elementos de la actualidad blindan resultados)
Saben que NO soy muy de los de la derecha, aunque tampoco me interesa nada votar al soe.
Y quiero que sepan que estoy ya agotado de memeces electorales (y lo que queda, leches...).
...ni en caricatura hacen gracia

Y sepan que este blog pasa olímpicamente del temita "20 N" (salvo por el hecho de que tan señalada fecha es San Octavio), y que aunque sí, veré el tele-debatito por morbo, supongo (que en el fondo es la misma corriente que hace a la gente seguir las cosas de Belén Esteban, las locuras de Pajares etc.), tampoco lo comentaré (salvo incidencia inesperada, como que entre en plató la niña de rajoy vestida de faralaes o algo así) porque considero que tengo otras cosas más interesantes de las que hablar aquí, como un par de pelis, una del año pasado, otra añeja, y que leo cómics que abordaré en el "Serie de Viñetas" o que hay mucha música para hacer de la vida, nos encule quien nos encule desde Moncloa, algo mucho más agradable que las páginas de Nacional, Política y otros bostezos, y por eso también prefiero hablar de discos en "El Octavio Pasajero".

Ah, pero votaré, sí: a partido minoritario con posibilidad de escaño, porque sigo creyendo en el postulado 15M de que bipartidismo no es cosa bonita.

05 noviembre 2011

Wilco en directo en Vigo

¿El mejor grupo de rock del siglo XXI?
Por su osadía, por su capacidad para sonar clásicos, por la personalidad arrolladora, por su estatus y por su proyección (acabarán en el podio que dejan libre REM, no me cabe duda), sí.
En Vigo ayer fueron una bomba, simplemente. Un auditorio muy marciano atestiguaba el hecho-mediático-Wilco, con un perfil tan heterogéneo que no cabe explicación más allá de un runrún: esto es caro, hay que ver qué es: la media de edad era elevada, nada de 20's. Mucha cana, mucho cincuentas, algún despistado jubilado, y por supuesto, gente joven, pero más en los treinta que en los 18.
Wilco salieron a escena (un escenario austero engalanado con lámparas y focos escondidos en tulipas, una suerte de saloncito muy grande) y ni pío a la audiencia. "Art of almost", siete minutos de caída libre en experimentación electro, kraut y free hard rock que quitó el hipo y adelantó el espíritu del show. Esto serían los Wilco aquí y ahora, los funambulistas equilibristas entre el clasicismo dominado y la experimentación sin concesiones. Volumen poderosísimo, distorisones implacables, experimentos de electónica abstracta , atmósferas irrespirables y estratégicas perlas de pureza eterna, esas caricias que resucitan a Lennon o a Gram Parsons sin nostalgia. Demostrando, en fin, que son los mejores en el revival entendido como actualización de los postulados del clasicismo) y en la asimilación de los postulados más osados (nada que envidiar a unos Health en la exaltación de lo arriesgado como experiencia sonora).
Luego, tenemos la presencia escénica de Jeff Tweedy, con esa voz tan personal que no quiere decir "canta con el culo pero mola", sino que canta como Dios pero es único (aunque Lennon siempre será un buen referente... un Lennon, eso sí, agriado por la mala vida, derrotado antes que hippie y divo) y Nels Cline sigue siendo sin duda uno de los mejores guitarristas vivos, versátil, salvaje, pasional (con 55 años se entrega al escenario con la ferocidad y pasión de un chaval de insti, es alucinante verle ahí delante), capaz de virtuosos solos de guitar-hero a la Hendrix (afortunadamente con un sentido no exhibicionista, sino narrativo dentro del esqueleto de la canción) o de delicadezas folk. O por supuesto de un arrojo ruidista que encara la fiereza de Sonic Youth con cabalgadas de noise abrasivo.
Pero bueno, si el sexteto se beneficia de ese superhombre a las seis (mil) cuerdas en sus muchísimas, incontables) guitarras, y si Teedy es el sol, eje gravitacional que imanta con su presencia todo, hay que reconocer que Wilco son seis, y los seis brillaron a gran altura.
Sonido perfecto, riqueza de matices, generosidad de volumen... y magia. Algo falló, tweedy no escuchaba su guitarra, parón, servicio técnico. Minutos sin música. Jeff entonces se mostró comunicativo, charló con la gente, contestó al público ("sí, sí, volveremos"), y fue como una magia balsámica que acercó a una banda en principio hermética a su audiencia. a partir de ese momento, la gloria. ¿Saben aquello de "comunión"? eso se dio ayer, se notó, cambió algo entonces, de la platea salía una petición repetida, "Impossible Germany!!", y Jeff mira atrás, a los suyos, y comienzan a cantar...  "Impossible Germany". Cuando se retiran (ovación, el teatro en pie) para dar paso a los bises, la gente ya no puede más, y abarrota el "foso" (bueno, la parte delantera del teatro-auditorio) y los pasillos. Quieren ver a Wilco de cerca. Cuando salen de nuevo, asombro, sonrisas y Tweedy confiesa "this is awesome", 2esto es impresionante, nunca nos ha pasado cosa así". Y llegan los bises
¿Lo entienden? Comunión, feedback, algo invisible, un hilo mágico, un tú a tú íntimo y grandioso al tiempo que sólo en una sala y en un momento y en un directo especial puede llegar a producirse. Va más allá de la ciencia medible, es sacro y telúrico. Es mágico, sí. ayer, creo, eso se produjo.
"Wilco, loves you, babe", la banda rock más importante del planeta.
 

03 noviembre 2011

Heráclito, nouvelle cousin, todo cambia...

... y nada permanece, ¿eh?
En todo caso, hoy les comunico solemntemente que, tras meses de cuidar la dieta (sin talibanismos, pero cuidando) y de practicar el arte del gimnasio (hacía muchos lustros que había abandonado lo deportivo), hoy ha sido el día "A": De "Aguja", claro.
Análisis de sangre, y ya veremos qué sale de bueno o de malo.
De momento y si bien me desayuné un cruasán así de grande y picoteé frutos prohibidos (qué frutos... ¡cho co la te!!!), de pronto me ví comiendo...
(sí, higos secos que había comprado la semana pasada)
...y bueno, quizá cabe reflexionar y darme cuenta de que mis nuevos hábitos por fin han venido para instalarse, quizá desde ahora coma menos bollería y más orejones...

02 noviembre 2011

HORA DE AVENTURAS

Lo que tiene la paternidad es que buscas cosas para el hijo y llegas a pensar en términos blogueros. Pasa con Bob Esponja (¿no hablé de ella nunca? gran serie) y vuelve a pasar con Hora de Aventuras, la nueva apuesta del canal Nickelodeon por batir el podio esponjoso.

Hora de Aventuras


Creada por Pen Ward, la serie narra las aventuras de Finn, un muchacho tocado  por un gorro digno de un freak de Daniel Clowes, y Jake, un chucho parlanchín, en un mundo mágico, "Oooo". Personajes y fantasía a cascoporro sazonados con aires freak, un punto alternativo (podría ser un comic de 'D&Q' orientado a niños de corta edad y desde el género Fantasy, si cabe tal posibilidad).
¡Oooooo... es Ooo y sus ¿maravillosos? habitantes!

Cada capítulo crece rebosante de imaginación, escatología, incorrección política (pero ausencia de violencia gratuita a lo Gormitis), un humor oblícuo muy, muy suyo y un dibujo que, personalmente, me hipnotiza. Como si Groening y Crumb se juntan en el estudio de Hanna Barbera para crear algo minimal y muy "free".O como si Dave Cooper decide apaciguar sus monstruos internos y hacerlos coprotagonistas de una serie para niños de corta edad y deja las labores del lápiz a Lewis Trondheim. Wart, explícitamente, ha citado otras fuentes no menos interesantes como Hayao Miyazaki o  David Lynch. Añade música de tono claramente alternativo (en España se encargan Tempelton de la traslación, según he leido). Flipando, ¿eh? Pues no creo que ninguno de estos referentes esté pillado con pinzas, francamente, y perfilan el particularísimo potaje que es "Hora de Aventuras" (hasta el título es extraño en cierto sentido, entre naive y vago... increíble que una cadena lo acepte)


No puedo pedir más, aunque me lo ofrece: perlas en los modos narrativos como pantallas partidas, sentido corrosivo de crítica social (como cuando Finn vence a un gigante al.. robarle su dólar del bolsillo) y en fin, una apuesta por incentivar lo diferente en vez de lo correcto.
Me sobran motivos para verlo con "Punchito".


Una muestra del Tubo:

cambios


en el diseño, ya ven.
Imagen más fría, incrustación de una foto que me apetecía aunque esto es mejorable (no consigo llegar a donde quiero, pero bien, queda así, "detrás") y elimino las explicaciones: quien recuerde este blog como Estodigo no va a olvidarlo porque eliminase la explicación. Y he cacado las "votaciones", por estética, por limpiar.

ACTUALIZACIÓN: me comentan en los comentarios (je..."comentan en los comentarios") que el blog ahora se ve así:
Captura de pantalla 2011-11-02 a la(s) 12.31.25.png
Sin embargo, yo y algún consultado por twitter lo vemos tal que asá:


¿Cómo lo ves tú? gracias por decírmelo en los comentarios si no se ve como en la segunda opción ;)

01 noviembre 2011

R.E.M. se retiran, lo nuevo de R.E.M.(¿?)

¿Cómo escribir/leer esto sin lágrimas en los ojos (metafóricamente, digo)? R.E.M. no solo se van en un buen momento (su último disco no es malo en absoluto, aunque no invente nada en la singladura de los de Athems) sino que se retiran con la elegancia de un grándes éxitos que no separa, que considerta su época "indie", la de los ochenta, y la "mainstream" posterior. Porque sí, claro que son un todo. Porque R.E.M. más que ningún otro nombre han demostrado que lo que cuenta es la calidad autoral y la independencia creativa personal, no el sello donde se trabaje.
Y porque, malditos, se despiden con tres temas nuevos, y hasta que esta marea pase y seamos conscientes de que aquí y ahora sí, se despiden, lo dejan... cosas como este vídeo (una puñetera delicia con Kirsten Duns, y si no me equivoco dirigido por el propio Michael Stipe)...

... ratifica que R.E.M. son los más grandes en ese podio frágil que también ocupan Sonic Youth (y no hablemos de otro temor, la posible disolución de los experimental trash y no-star de Nueva York que revolotea sobre el divorcio reciente de dos de sus miembros... malos tiempos, para los verdaderos clásicos). Aún estoy flipando con esos detalles tan Burt Bacharach de esta canción...