25 enero 2012

mi historia hard coccori core, parte 03

Ya han sido citados. Sonic Youth, la madre del cordero, casi el principio de todo, la amalgama de ruido, psicodelia, avantgarde y, cómo no, hardcore, en una poción que ya ha creado escuela. Su música (como la de Pixies) es core sólo tangencialmente, en el sentido de la virulencia melódica, como tangencias tiene con la psicodelia (sus guitarras te pueden dar un buen viaje sin hipodérmica) y con el pop (sus caramelos envenenados a menudo ensconden preciosas canciones).
En 1992 dieron la contrarréplica imposible al "Nevermind" de Nirvana. Se les esperaba, tras el bombazo mediático de los de Cobain (otros que emplastaron hardcore con indie, y con hard rock setentero, en su caso) y el doble "Dirty" demostró que lo de 'la Juventud Sonora' va por delante. En talento, claro, y en radicalismo musical.
En directo (magisterio en las tablas, virtuosismo destroyer) y con una Kim Gordon rompiendo la pana. Al loro, contaba en este vídeo con 51 primaveras... la Gran Madame del indie, sin duda

No hay comentarios: