26 enero 2012

mi historia hard coccori core, parte 04

Y en el 92/3, el hardcore de verdad irrumpió en mi vida, ya sin filtros, de cara. O no... yo francamente nunca he sido de escuchar glorias pasadas, más bien me empapo de mi tiempo sin dejar de atender (deformación de estudiante de Historia) al pasado, así que no se piense nadie que en el quinto centenario me puse con Cristobal Colón.. o que, en fin, en tiempos de Fugazi me dio por Minor Threat.
Fugazi son el hardcore de los noventa. La banda liderada por Ian McKay (ex Minor, pioneros del Washington DC Hardcore más clásico) supuso un arrebato sonoro y ético, una renovación absoluta de los parámetros de ese punk acelerado, desde una insobornable autogestión (ellos comandan el sello Dischord Records, desde donde publican toda su obra, sin más intermediario ni jefe tomando decisiones respecto a su música).
Fugazi son una banda muy hardcore, pero nada hardcore. Porque su música decelera el estilo, lo somete a cambios de ritmo bruscos, a silencios tensos, a diálogos vocales iracundos, a bajos capitales (para menda, no hay banda en la que el bajo tenga semejante importancia). Un sonido reflexivo y frío pero también tempestuoso y al rojo vivo. Una bomba cuya sombra sigue hoy alumbrando al estilo, que durante un tiempo pareció no saber escapar del toque Fugazi (y es lógico, a priori parece muy difícil llevar una fórmula tan simple como velocidad, ruido y furia, más allá del elaborado cóctel de la música de Fugazi). Hoy siguen sonando ásperos y arrolladores.

No hay comentarios: