07 marzo 2012

I BREAK HORSES, "Hearts"

I Break Horses, el misterio translúcido
Uno de los debuts sonoros del 2011 fue el de esta one-solo-woman band (con acompañamiento a la batería) que vino de Suecia para dar un poquito de calor al shoegazer.
Sí, hay revival. Y como casi siempre esa repetición mimética de algo que fue vivo hace dos décadas suele ser bastante aburrido, pero "I Break Horses" (que toma su nombre de un tema de Smog) hacen más que recordar las brumas iridiscentes de Slowdive o la lava de Ride. Porque para empezar tienen más referentes y alguno bastante actual (es inevitable en ocasiones ver la sombra de los M83 menos AOR, por ejemplo, o de la ensoñación cristalina de Beach House).
La combinación voz femenina angélica/guitarras líquidas se enriquece con un gusto electro de loops tan dulces como obsesivos, una calidez venenosa que, no obstante, tiene que trabajarse más. Eso es un primer disco, intuyo que en un par nos sorprenderán con algo grande. Mientras tanto hay que agradecer que tanta textura, tanto ruido audiobello y tanta voz adormilada no olviden la base: aquí hay canciones, muy buenas canciones, que tanto evocan a Joy Division ('Wired') como redondean una melodía perfecta a lo Palesaints ('Empty Bottles') o entregan su primer clásico: 'Winer Beats' crece en una espiral tan cálida como rocosa, envolviendo una melodía en estado de gracia hasta casi (pero no) disolverla em montañas de ruido.
Hay revival shoe, cierto, pero en "I Break Horses" hay chicha.


No hay comentarios: