19 abril 2012

el rey del mambo


"Lo siento mucho, me he equivocado. No volverá a ocurrir"


Vale, hay que reconocerlo, el departamento de Su Altísima Majestad sabe hacerlo.
Porque salir del atolladero no lo tenía (tiene) fácil, le han pillao con las manos en la masa (o en la trompa) en un acto que evidencia la fachada y reluce al personaje (que le importa más el mamoneo farandulista de altísimos vuelos que la sangría que vivimos sus, ejem, súbditos), y contra la que nada se puede hacer.
Así que lo escueto de su ridículo mensaje es sin duda su mejor opción (o abdicar, pero eso no lo veré yo). 10 palabras, un diez, matrícula de honor, todo en orden. Cara súper cuqui tristón, vidrio (metacrilato) en los ojos, y los diarios  y la mayor parte de los políticos a lamer anos.
Pues vale. Superman será de hierro, pero no conozco mayor blindaje que el que fortalece al título 2º de la Constitución española, ciertamente.
¿Habrá debate parlamentario, por ejemplo, y a partir de lo ocurrido,  sobre la ejemplaridad de los actos del monarca y una posible revisión de su figura?
jajaja
JA
JAJA

No hay comentarios: