23 julio 2012

Por el aro todos (Gallardón mon amour).

Peter Dingdale es un actor con más de cuarenta trabajos entre cine y televisión. Su último y más laureado papel en "Juego de Tronos" demuestra su carisma escénico, su atractivo personal, y desde luego, un talento interpretativo que yo ya le conocía de "Vías cruzadas", una buena peli muy "indie" de 2003.
Es enano.

Alberto Domínguez-Sol fue bien conocido por su papel en la serie "Médico de Familia". Pablo Pineda fue galardonado con la Concha de Plata al mejor actor en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián de 2009 por su papel en "Yo También"
Ambos son mongólicos.
No empleé eufemismos, ya ves; enano, mongólico... vamos a ser duros, vamos a poner la realidad sobre la mesa sin palabrería suave. Porque son casos que muestran el derecho de vida de gente nacida con una, sí, una tara. Derecho a triunfar en la vida, también.
En mi entorno hay disminuidos psíquicos (sigamos: tontos) que no son meras anécdotas familiares sino personas con peso en el seno del "clan", a su modo, pero nada baladí, o no al menos para mí: hay un peso sentimental más que fuerte, y jamás me reí de él aunque sí muchas veces con él, y delante de él, como lo hago con cualquiera (también en los blogs y redes sociales, lo sabes, es mi carácter: siempre con humor y siempre desde el respeto al 3º) y nos reímos los dos... me chupo la corrección política, ya lo dije, con todo esto.
Respeto a la gente que vive con problemas innatos, genéticos, psíquicos. Por supuesto que sí. Tienen hasta el derecho a tenerlos, sobrellevarlos y superarlos en la medida de sus posibilidades. Y todos, de sentirnos parte de ese reto.
Respeto y aprecio a quienes con valor y amor incalculables deciden tener un hijo cuando la ciencia avisa de que ese niño no va a ser sano (convengamos que nacer raquítico o discapacitado mental en el grado que sea no es nacer plenamente sano, si os parece, y aunque -otra vez- la corrección política nos va a llevar a decir algún día que "los zíngaros somos nosotros", como cantaría el grupo aquel...). Porque obrar así es un acto de amor lleno de valentía y generoso, me quito el sombrero y lo aplaudo.
Pero lo que también respeto es la decisión de una madre y de un padre de interrumpir su embarazo cuando las noticias son de este cariz. De hacerlo en un marco legal y biológicamente ético, por supuesto. Probablemente yo lo haría o como padre lo manifestaría como mi opción, pero no lo sé, no tuve que ponerme en esa dolorosa piel.
La moral de la gente es cosa particular y singular, las leyes, marcos de convivencia. Prohibir por ley lo que ya estaba injerto en la sociedad desde los ochentas y que, salvo en sectores demasiado reaccionarios, ya  no ofrecía duda, es algo ferozmente involutivo. Gallardón, ese Gran Inquisidor, nos obliga a volver a un punto en que no nos encontrábamos desde que la democracia se consolidó en España. Volvemos a un lugar donde se impone una moral desde el Ejecutivo/Legislativo/Judicial, con lo que el poder Temporal y el Espiritual vuelven a conjugarse en una amalgama preceptiva, de obligado cumplimiento para todos, sean simpatizantes de la doctrina religiosa de la Iglesia Católica o no. Y mira que en su día me caía hasta bien, el ex alcalde de la Villa...
...y mira que prometí dejar de hablar de política y con esta llevo tres posts más, desde que lo dije... pero es imposible, la vida te da sorpresas y el PP más aún.

6 comentarios:

Octavio B. (señor punch) dijo...

(Y todo lo dicho, sin mentar que el PP está follándose la ley de dependencia, feroz y obsceno contrasentido con las ideas "gallardonas"

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Sarmale dijo...

Yo estoy en contra del aborto. No creo que nadie en su sano juicio esté a favor del aborto. Otra cosa es estar a favor de que encarcelen a la mujer por abortar. Que es que parece que la gente confunde estas cosas.

Con respecto al aborto selectivo, creo que los límites éticos están muy claros. Yo "tampoco lo sé". Mi madre trabaja en la UCI del Materno. Hay niños que no han salido de allí, desde que nacieron, algunos con enfermedades MUY dolorosas. Creo que la vida es digna o no es vida. Y no sé, porque no lo sé, si yo traería a un niño al mundo que tiene que estar en una camilla, deformado y lleno de dolor. Me parece tan injusto hacer, a alguien, sufrir tanto... Creo que es tortura. Y un niño, tan pequeño, que deberían ser lo primero...

Dudo mucho que yo trajera al mundo a un niño así. En el caso de que fuera un síndrome de Down, un enano, etc. ya mis dudas son mucho mayores: no sé si estoy legitimada, porque creo que pueden tener una vida autónoma, más o menos autónoma y creo que es más egoísmo (evitar problemas) que otra cosa. En MI caso, digo. En MI caso. En el de los demás, yo no soy quién.

Y este era el que estaba a la izquierda del PP. Ese partido de la doble moral.

Qué asco, niño. Pero qué asco.

gerardo dijo...

Tengo una teoría respecto a la ida de olla de Ruiz-Gallardón (que siempre ha sido lo que es, aunque lo haya sabido enmascarar a la perfección hasta el punto de atraer a votantes de izquierdas en Madrid, y lo sé por mi entorno): su propuesta inicial y principal en esta reforma era volver a la ley de supuestos en detrimento de la de plazos. Cuando anunció esto, se encontró con la oposición generalizada de todo el mundo excepto los de siempre. Bien, pues es sencillo: ahora suelta esta bomba, que sirve además para distraer la atención de otros problemas de su gobierno, y todo el mundo se indigna, pensamos que se ha vuelto loco, etc. Cuando llegue el momento de aprobar la ley, Gallardón quitará del texto esa bomba, y todos respiraremos aliviados. Lo he dicho antes por twitter: cuando crees que te van a matar, si al final sólo te dan una paliza hasta das las gracias. Eso es lo que busca: meternos por el orto su ley de supuestos, que la aceptemos como mal menor, que soltemos un uuuuf bien grande al librarnos de semejante involución... pero nos la habrá metido. Para volver a 1985 nos amenazará con volver a 1975. Y encima quedará como un hombre de talante, que sabe dialogar. Pero yo creo que nunca ha tenido ni la menor intención de eliminar el supuesto de malformación de la ley del aborto. Sabe que es un disparate. No, no es nada tonto Gallardón, por eso es peligroso.
PS: Yo me mojo; cuando salga la ley veremos si me equivocaba o no, realmente nos cuela esta barbaridad en la ley y entonces, no sé, supongo que no nos queda ya más recurso que el constitucional o Europa.

Yathedigo dijo...

Querido Octavio,. la ley de dependencias y el papeles para todos.. estaba claro que eran un canto al sol, solo posibles en un administracion "Solbiana".. Arrieros somos y hasta aqui llegamos.

Octavio B. (señor punch) dijo...

te entiendo Ger, es ese clásico "Mamá, me quedé embarazada y suspendí siete... ¡eh, lo del embarazo era broma!" Nunca mejor traido el ejemplo, además.
Puede ser, Gallardón es hombre muy inteligente (¿no la coló durante muchos años como el "moderator"? astucia). Pero fíjate que yo creo que el camino recto es el obvio (llevo días muy descolgado de twitter, no te había leído ni por tanto discutido): es un cristiano acérrimo, por él, y siguiendo la doctrina madre que es su modo de pensar, simplemente prohibiría el aborto al 100%. Empezar por un paquete de supuestos hasta lo verá "moderado"... y práctico, claro: no se puede eliminar así de cuajo la ley, pero sí ir ahogándola hasta que sea tan futil que cancelarla sea un tramitillo de nada un "total, esto no sirve de nada". En su cabeza, repito.

Yathedigo, es que el papeles para todos era demagogia porque no era tal. Trabajé con marroquíes legalmente establecidos y sé que el papeleo era tan dificultoso que la empresa (buena gente) era quien le hacía los impresos para que Ousama (sí, jeje, como el loco, pero este era encantador y no tenía barba) pudiese renovar y seguir currando.
Y respecto a lo que dices de la ley de dependencia, es justificar éticas vía arcas, lo siento pero no me convnece. Era un magnífico avance en el estado de bienestar de todos (todos) los españoles. Si quieres ahorrar, ahorra en presupuesto militar o deja que una empresa privada con agujeros negros (Bankia) se arregle ella solita o dale caña a la Iglesia que tiene muchas casitas de gorra...
Con todo son pareceres distintos y no seguiré la discusión, no nos vamos a convencer ;) y quede ante todo expresado que me encanta que hayas dado una postura digamos opuesta a la mía desde el correcto afecto. Ojalá siempre fuese así (entrar hoy en ciertos blogs "políticos" hace necesario casco de fútbol americano y rodilleras de motero)