07 julio 2012

¿TRENDICTOPICAMOS?

Hay algo de Twitter que, francamente (y mira que por lo demás, me pirra esa red social) no acaba de convencerme, y es lo borroso y sospechoso que resultan los TTs, Trending Topics, Temas del momento, vamos... Los temas de los que más se está hablando en un determinado momento, en España y el el mundo y universo conocido.
TT'S ¿El nuevo "I wanna be adored"?

Desconfío desde que una tarde vi que lo era una banda de rock alternativo no demasiado conocida si salimos de los círculos entendidillos. Y me temo que al final crear unTT, al menos a unos niveles (nacional, por ejemplo) tiene más que ver con una cierta coordinación.Bueno, lo temo y se lo he escuchado a un individuo bastante sensato en la radio, perdonad que no recuerde el nombre, el otro día en "LA Ventana" de la SER. Entiéndeme, si mañana estalla por los aires el Valle de los Caídos, pues claro que será unTT porque estará toda la red hablándolo y metiendo en hastag (#) de turno. Pero, ¿todos los Topisc son a la postre lo mismo, tienen el mismo valor la unanimidad de "charlas" cuando las genera una noticia que cuando son generadas de modos menos ligados al, vamos a decir, al destino? Plúmbeos congresos regionales de grupos políticos, o la entésima trendintopización del seguimiento semanal de reallities  dudo que no tengan un mucho de premeditado (algo muy gracioso de seguir, vale, pero ¿limpio si es metódico? mmm). Y me importa poco la causa. Sea publicidad vírica o sea acceder a un estado de 'neofama', francamente empieza a aburrirme.
No todo el mundo usa twitter simplemente para charlar, y no me paree mal, por supuesto. Pero quien utiliza ésto para venderse o vender una idea no va a ser santo de mi devoción. Hay chamusquina en sus intenciones en la red social. La utiliza, no la emplea. No, no es lo mismo.
Y con todo, hay grados, y ya que hablamos entonces de Hombres Blancos de Colón del s. XXI ofreciendo un nuevo modo publicitario (o autopublicitario), digamos que en nuestra mano está poder elegir qué "producto" compramos, o qué pachanga trendingtopiquera adoptamos para echar unas risas. Sabiendo, eso sí, que tras embarcarte en el penultimo TT te empezarán a seguir perfiles fantasma, empresas, gente que te la suda y llano y puro spam.
Pues allá cada cual... personalmente elijo bien a quién sigo (con quién me sigue, soy más vago) y de qué hablo en Twitter, y en mis intenciones nunca está llegar a ser TT ni acumular seguidores y seguidos, sino, como mucho, echarme unas risas con compañeros (sino amigos) y, en el mejor de los casos, resolver dudas comiqueras.
Mal, así nunca seré famoso, ni mucho menos TT :O

4 comentarios:

gervilches dijo...

Tema interesante este, Octavio. Como en muchas otras cuestiones relacionadas con la red, los medios de comunicaciones "tradicionales" sobredimensionan todo lo relativo a los TT. Es absurdo que veamos noticias del tipo "Pepito revoluciona Twitter" o "X cosa ha llegado a TT en España". Carece de importancia, porque, como has dicho, es sumamente fácil coordinarse para conseguir que algo llegue a TT. Que se lo digan a los fans de Justin Bieber, si no. Otra cuestión es la obsesión que tienen algunos por los TT como fin en lugar de como simple reflejo de que se ha tratado mucho un tema, que es lo que debería ser. Cuando lees tuits en los que se dicen cosas como "tenemos que llegar a TT", te planteas hasta qué punto la realidad "virtual" no se está saliendo un poco de madre.

Octavio B. (señor punch) dijo...

en la radio (donde comento que hablaban del tema y fue un poco la chispa de este post) comentaban que una vez, EN UN AUTOBUS, un grupo con sus teléfonos conectados se organizaron y lograron un TT durante el viaje.
Está todo dicho ;)

gervilches dijo...

Hace un par de días cuando Hematocrítico y Noel Ceballos empezaron su guerra de cosas, no habían pasado ni tres minutos y ya era número 3 en la lista de TT. El algoritmo, el motor o lo que sea que maneja el invento creo que no funciona solamente en términos cuantitativos. ¡Pero a saber!

David dijo...

Estoy de acuerdo.

A alguién le oí una vez una definición de trending topic metafóricamente precisa: un estornudo de Internet.