15 octubre 2012

NO HABRÁ PAZ PARA LOS MALVADOS, de Enrique Urbizu

En serio, solo había visto, de Urbizu, "Todo por la pasta", y me gustó en su día. Ahora he visto "No habrá paz para los malvados", y me ha vuelto a gustar. Mucho. Me gusta porque es autor desde el amor al género (polar, policíaco), porque conoce los caminos que transita y, sin pretender remodelarlos pero escapando de la bisoñez del revival, ha trazado con esta cinta un camino rocoso, de tierra, polvo y muchas piedras, donde los personajes hablan poco y actúan sin que muchas veces sepamos porqué (bueno, al menos al principio). Pero entendiendo sus pulsiones.
Mucho de ello se debe al trabajo de los actores, todos, no solo un Javier Coronado que borda su mascarada (no sé si por talento propio o gracias a esa estupenda contención seca que logra Urbizu). pero también a las maneras del director, a su modo de encuadrar, de rodar la violencia, de pensar esos planos generales que modelan la acción y abocetan los espacios físicos y mentales. La realidad sucia que crea a hombres sucios, la realidad gris porque la viven hombres grises.
Y una trama que atrapa y que se desovilla lentamente pero sin dar un respiro, con el pulso tenso y el corazón a cien.
Vamos, que así se hace.


2 comentarios:

Int dijo...

La verdad es que el pasado año fue muy extraño. Fui al cine a ver dos pelis españolas y... ¡las dos fueron buenas! Una, la extraordinaria "La piel que habito" de Almodóvar y otra esta efectiva "No habrá paz para los malvados" que demuestra que otro cine español es posible, sin necesidad de un avasallador ataque de marketing y la coartada sentimental(oide) de ·Lo imposible".

Buena muestra de cine de género a la que, quizás, le hacía falta más tripa y menos cerebro, más furia y menos abstracción, pero que supone un buen ejemplo de que se puede hacer un eficaz thriller político sin echar mano de coartadas demagoógicas.

Octavio B. (señor punch) dijo...

"más tripa y menos cerebro" es posible, sí. En todo caso, son "posibles mejoras"... la peli vale mucho en sí misma ;)