27 octubre 2012

Swans, diez razones:

Tras la reciente crítica que he posteado a ese pozo insondable que es "The Seer", siento que no he transmitido la pasión que estoy sintiendo con este disco. Por eso insisto con..

Diez razones para arrodillarse ante Swans:

Cisne sin plumas

  1. Por una trayectoria insobornable que comenzó en 1982: Swans no son un grupo de moda, o de modas, sino una herida abierta, una cicatriz perpetua en la historia del rock.
  2. Porque nadie lo ha hecho como ellos: retirarse (en 1996 sacaban lo que era su "último álbum") y volver en toda su gloria en 2010, sin revivals, renovando su sonido con el maravilloso "My Father Will Guide Me up a Rope to the Sky"; en directo resultando una experiencia física, atroz, y ahora con "The Seer" subiendo el listón... no hay déjà vu en Swans.
  3. Por unos directos que aún no caté pero se dicen apocalipsis sobre un escenario (ver vídeos abajo para probar la actitud escénica de Michael Gira y los suyos)
  4. Por una riqueza tímbrica alucinante: en sus salmos hay guitarras en llamas, percusiones que harían temblar al ángel exterminador, campanas, pianos, cuerdas, ruidos indeterminados e irreconocibles y en fin, un universo de sonidos inabarcable.
  5. Por el PAVOR que pueden llegar a producir. Lo de Swans, cuando aprietan al oyente contra las cuerdas, es (como el propio líder, Michael Gira, ha dicho) regurgitar "el sonido de sexo y muerte que se esconde en un rincón del estómago". No es core, ni "jevi" ni ninguna etiqueta musical... es más intenso, primario y devastador. Real, digamos.
  6. Por Jarboe. Cuando la gélida dama canta (antaño, como integrante del grupo, hoy como invitada puntual) se empapa todo de una belleza especial.
  7. Por el valor: en medio de su diáspora sonora han sabido pasar de la violencia extrema de sus primeros tiempos a un folk crepuscular, sereno, delicado, que sin embargo reavivó su llama, en vez de apagarla. Esa fase era tan Swans como los primeros y terribles tiempos de la banda.
  8. Por las melodías. Basta fijarnos en 'The Seeer': doble CD, dos horas de música donde los temas pueden sumar media hora larga, derivativa, mántrica, tribal, pero casi siempre con enormes canciones, preciosas melodías.
  9. Por la voz de Gira, eso sí que es un Jinete Oscuro y no lo de Tolkien.
  10. Por las portadas, menudas (ya la de The Seer es el acabose: disco y portada del año)
  11. El retorno arropado
Muestras: un anuncio de su último trabajo (recomiendo llegar al último segundo),



 Y un tema enterito, abismos en más de diez minutos dirigidos por un Gira maestro de ceremonias (negras)

5 comentarios:

David Intramuros dijo...

Me has convencido!

Precisamente estoy leyendo estos día el excelente (y revelador) "Retromania" de Simon Reynolds, que dedica un capítulo al tema de las reunificaciones. Reynolds explica que cuando no se trata de regresos puramente nostálgicos, la presentación del nuevo material resulta frustrante para el público y para la banda: una amarga sensación de que nunca volverán a ser lo que fueron y peticiones continuas de temas clásicos en los directos.

No conozco a los Swans, pero por los vídeos que pones se nota que están muy pero que muy vivos. Se ven (y oyen) PELIGROSOS, cosa que difícilmente se puede decir de alguna banda reunificada.

Octavio B. (señor punch) dijo...

pues yo de tí 1º escucha el "My father", luego The Seer y ya después tú mismo, que hay tela ahí, o con esos dos, te puedes dar ya por ratisfechísimo.

Octavio B. (señor punch) dijo...

PD a mí me gustan incluso más en los dosmiles, los Swans, es la pera, este momento suyo

David Intramuros dijo...

Ok. Seguiré el consejo.

Octavio B. (señor punch) dijo...

AUNQUE un tipo sabio y curtido como tú... no debería darte miedo The Seer por tener temas de 10, 20 o 30 m' la verdad ;)
El caso es qeu oye, dale al spotify o similar y ya me contarás por acá