11 octubre 2012

Wertina de humo

Ya se ha twitteado demasiado a favor y en contra de los últimos rebuznos de nuestro ministro de Educación, el señor Wert.


No es damasiado hábil. No hablo del ministro sino del Gobierno: con la que está cayendo (economía, recortes en los puntos cardinales del Estado de Bienestar, derechos adquiridos cercenados de cuajo...) poner a este señor en plan... cómo se decía, hombre... en plan...


Eeeeso, hombre, en plan cortina de humo.
Bueno, pues que no cuela, que da, exactamente, para un twitt jocoso, una foto chusca en Facebook, una redsocialada. Pero las asnadas del caballero no nos harán olvidar todo lo gordo que se cuece debajo. Y además, pienso, es inofensivo en el esquema de la política palatina. Porque Wert (frente a un Gayardón que lo que hace es tomar posiciones de relevo como cara fuerte de la derecha menos centrista, dado el evidente desgaste que va a sufrir Rajoy en su gobierno) no deja de ser un verso suelto de boberío, astracanadas, opiniones fuera de tono, lugar, época. Inofensivo en el escalafón interno, queda como la marioneta Mister Punch, que saca el titiritero para repartir mandobles cuando no tiene más que ofrecer en su función. Con él, todos los niños se ríen, y olvidan que la representación está siendo calamitosa.
Pues no olvides...

No hay comentarios: