17 noviembre 2012

el caso "Godspeed You! Black Emperor"

Pronto reseña al canto, pero mientras, a ver... que alguien me diga a qué se parecen más los canadienses, por ejemplo, en "Mladic":



Si a esto:


O (como las voces críticas suelen acusar) a esto otro:

 
Que vamos, ni lo uno ni lo otro, lo sé, pero ya me entienden... yo, estupefacto, siempre he pensado que quien los acusa de ser mero rock progresivo (lo que puede estar en su paleta como un tono más, al lado de la música marcial/militar, la electrónica ambient, la judía, el minimalismo o el white noise) desconoce la escena psicodélica de los ochenta, con la que menda los alinea antes que con la épica sinfónica de los setenta, la verdad.
Y en todo caso, este post es la oportunidad de disfrutar de casi 40 minutos de música (con solo tres temas, oh yeah!)

3 comentarios:

gerardo dijo...

Me han gustado mucho, la verdad. Muy sólidos y sorprendentes. Y esto más o menos de acuerdo contigo, los veo más en la línea experimental "oscurilla" de los 80, con electrónica, algo de folk, y "ruidismo" antes que épica sinfónica, como dices. Aunque también es verdad que todo el progresivo no era así, que el rollo épico de Yes o los Emerson, Lake and Palmer no era el mismo que Genesis o Pink Floyd... En todo caso el "progresismo" se lo veo en el desarrollo de los temas y en cómo los hilvanan, claro, ahí sí... pero es que si haces un tema de 20 minutos es obvio que vas a remitir a esas composiciones curradas de los 70, es lógico. No son los únicos, le pasa casi a cualquiera que tire por ahí.

Octavio B. (señor punch) dijo...

como Alto Conocedor Extremo de esas musiquiquis setenteras, has aportado conceptos interesantes, sí. Yo creo que la cosa va por ahí: el método tiene que rozarse a veces pero el espíritu no tiene tanto que ver con el prog como con los kraut alemanes, Popol, Can y toda esa vaina.
Por cierto, ¿te conté que tengo el "Tarkus" desde los setenta? Lo tenía mi primo mayor, que era un pavo muy comunicativo con los críos, y yo flipaba con aquella portada, así que al final me lo regalaron los reyes (o mami, no recuerdo) ¡Pero lo conservo! (y nunca me desharé de él)

gerardo dijo...

Sí es verdad, hay mucho de kraut también. Pero hay gente que lo mete en el progresivo, ese movimiento... bueno, es que hay algunos que manejan un concepto muy inclusivo. Y el Tarkus mola mucho, yo lo tengo por aquí también, aunque en CD, eso sí.