27 abril 2012

moda pasajera (o todo está ya inventado)

Este es un post para la muchachada, los jóvenes que jacarandosos acostumbran a pasarse por este blog y disfrutar de mis desvaríos de adusto dómine sobre política, música o cocina.

Vosotros, púberes que sois el más ilusionante futuro de esta nación orgullosa de vosotros. Vosotros que os peináis modernamente, tal que así...
Sí, amigos, Justin Bieber apareciendo en este blog...
... pensad que ese original corte (y más extravagantillo peinado) lo hemos visto ya. ¿Sabéis, alevines del mañana, quien es este caballerete?

mmm, un misterioso joven copia la personalidad intrasferible de "Bi"
-¡Eh, Octavio, que uno no puede conocer a todo chaval que se peina moderno, actual, "cool" y "fashion"!- me diréis.

Tranquilos.

Os daré una pista.

Misterioso, psicotrópico y pacífico

... que aún no sabéis, decís... ¡hahaha! ¡qué encantadores!...

LOS EVANGELISTAS, Homenaje a Morente


Con la producción de Martin Glover, ex Killing Joke y demiurgo en obras de U2 o Depeche Mode, Los Evangelistas levantan una catedral rock para cantar el requiem noise final al genio Morente. Empacado dentro de un cuadro de la viuda del cantaor y con colaboraciones como el quejío de Carmen Linares en la seguidilla “Delante de mi madre” y, cuidao, la Hija del Padre, una Soleá Morente que hace llorar al flamenco en pleno, este disco es una despedida grave, dolorida, un emocionado quitarse el sombrero ante el legado de alguien que cambió la visión de un grupo de artistas. 'Los Evangelistas' son fusión de Planetas y Lagartija Nick. Suenan más a los primeros, pero no son Los Planetas. Aferrada la banda a temas de Morente, desprendidos de todo atisbo de luz melódica, entregan un disco sumergido en mantras psicodélicos (sumergido, digo, que no enfangado ni hundido), como la cara más difícil y oscura del psychojondo planetario, como lo más electrificado de "Omega", rojo-sangre y negro-nada. Lamento, pero también canto a la inmortalidad del legado de Enrique Morente.
Ruido y ritmo de letanía, de paso fúnebre. Voces tañendo entre interferencias sonoras, oscuridad. Antonio Arias (Lagartija Nick) y J (Los Planetas) se reparten las tareas vocales. Va en gustos quién prefieres, pero donde destacan es en el empaste de ambas voces en temas como "Donde pones el alma", que cierra este disco luctuoso poniendo brillo y esperanza. No es el único tema luminoso, pero son esos golpes de luz tan solo pequeños faros en un mar triste y oscuro.
Un disco valiente y difícil, más difícil, sí, que los últimos de Los Planetas (no se encuentran aquí melodías pizpiretas como las de "Soy un pobre granaino" o "Alegrías del incendio") y que apasionará sobre todo a quien se rinde a temas como "Los poetas" o "El canto del Bute" antes que con "Qué puedo hacer".


Los Evangelistas con Estrella Morente:

26 abril 2012

Una charla sobre historieta parte 2

Ayer, segunda charla sobre cómics en el colegio. Si la 1ª fue para niños de 11 años, esta, para muchachuelos y muchachuelas de 13 o 14. E.S.O. Más empaque, porque si la anterior se desarrolló en el aula y con dos clases, esta fue para tres grupos y en un salón de actos, con un proyector que lanzaba el power point a una gran pantalla.
La puesta en escena estaba más cuidada, pues los chavales a medida que entraban tenían esta imagen ya activa en "el cine":

En ese guión no escrito pero irrenunciable, a medida que los preadolescentes llegaban ocupaban las terceras y cuartas filas. Ver bien, pero no el 1ª, que da miedito, ah, qué edad... Pero al final se ocupó todo el salón, claro (unos sesenta chavales... el año que viene serán ochenta, con la bendición del ministro Wert), y fuí presentado como"Experto" en mayúsculas. Tampoco se mintió, que si escribo aquí y allá...
Bien, claramente es otra edad (fascinante cómo en dos, tres años, las actitudes pueden variar tanto... silencio, risitas, comentarios a la oreja...) pero igualmente mi táctica fue desdramatizar. "Hola a todos y también a mi vecina" fue mi entrada "¡Es esta!" me contestan entre risas... Sí, mi vecina, entre el público, mi percha para echarnos unas risas de entrada.
Y la charla: esta vez la encaucé, claro, de un modo diferente... "no tiene sentido porque sois más mayores y tal y tal, hacer lo que hice con vuestros compañeros de diez, aquí todos entendéis qué es un bocadillo y una viñeta... así que..."
La idea fue repasar mi pequeña historia de lector. Ego total, vamos... creo que les hace así más gracia, porque me paseo por su propia edad. Arranqué explicando que los cómics tienen más de un siglo, pero que hoy por hoy siguen de actualidad y adaptados a los nuevos tiempos. Y que yo también leo hoy por hoy cómics adaptado al silgo XXI... pero que llevo muchos años leyéndolos. Incorporo una foto de mí mismo con diez u once, leyendo un Tintín. Afortunadamente no supuso carcajada total, pero sí alguna sonrisa... es lo que quería, dar un tono de cierto vacile y relax.
Y a partir de esta terrible imagen que documenta el paso del tiempo, comienzo a dibujar, con un pase de diapos, el perfil de un típico lector que comienza de niño  y llega a esa edad (la de ellos) en que aquellos tebeos los ve "de niño". Y lo deja. O no. Y entonces descubre las posibilidades del cómic como lectura para adultos, como "arte" (imagen trampa, arte pictórico, Breccia padre), y entro a saco con Maus. Es el final del proceso, es el cómic que leo hoy, "como señor mayor".
E igual que en la charla anterior, a partir de aquí pasé de un discurso articulado que describe determinado proceso, a un desfile de obras seleccionadas "para vosotros". Intento que sean sorprendentes, diferentes, pasar por distintos tonos y latitudes, temas, etc.
Y vuelvo a dejarr cómics reales, para que los manoséen y curioséen. Bastantes de los citados en las diapos. En esta ocasión dicha variante resulta más tranquila que la algarabía que tal operación provocó en los pequeños. Mejor.

¿Conclusiones? Les gusta el tema, hablan entre ellos, exclaman ante la 1ª imagen que les propongo de "Invencible" (les comento que es un tebeo del de "Walking Dead", que por supuesto ven en la tele... sí, zombis, a veces las canas nos hacen ser conservadores...¿cómo no va a encantar esa serie a un chaval de trece años?.
Y más cosas: se quedan patidifusos con los temas que proponen "Maus" y "Historia de una rata mala", y aunque más tímidos que los enanos, muy cortados y con hilillos de voz, participan con alguna pregunta: ¿qué es más importante, la escritura o el dibujo? (curioso, o no tanto, esta se repitió en ambas charlas), ¿es el cómic un buen modo de inventar tus propios mundos?¿Haces cómics? Aquí le dije que los hice hace mucho, que soy restaurador de arte y tengo mano para el dibujo, pero que lo dejé porque es laborioso y muy difícil... que en fin, "me rendí". Para que, bueno, vean que NO es una cosa fácil, les digo que si quiero hacer un cuadro de mi hermana (jeje, no tengo hermana) en una tarde, dos, diez... lo hago. Si quiero hacer un cómic de la vida de mi hermana, puedo tirarme un año entero para acabarlo... ¿tonterías? quizá (o no), pero que creo les dan la perspectiva de lo enormenente laborioso que puede ser hacer cómics. Me preguntan también si se gana dinero haciendo cómics, y qué voy a decir... que sí, si eres bueno, si te mueves... que el dibujante de cómics puede también hacer chistes en periódicos, ilustración publicitaria... o que si tiene suerte puede trabajar de autor de cómics, si vende mucho, si llega a gustar. Si se es muy bueno, vas a vivir de los cómics, incluso. Más: dos chavales, unos gemelos, son mayores pero asisten porque les gustan y hacen cómics. Están tan cortados que aunque la profe les obliga a hablar, el murmullo es ininteligible y yo no he venido a hacértelo pasar mal. Paso de puntillas y les dejo descansar en sus butacas, que disfruten la charla. Hablamos de un taller de cómic en el colegio. Hay interés, se levantan manos, "yo me apuntaría". Todo esto es MUY bueno, creo que hay que "atacar" a los colegios, creo que en vez de perder el tiempo discutiendo en blogs cosas insustanciales, todo el que tenga  a mano un centro puede hacer lo que yo hice si le surge la oportunidad o la busca activamente, porque una charla son 40, 50 almas que por primera vez contemplan los tebeos de un modo nuevo. De NUESTRO modo. Si de esos 50, 10 "descubren" el medio... bueno, multiplica por todos los freaks que conoces, gente comiquera de los blogs, los foros, las redes sociales... Vale, quita a todos los que no son padres/profesionales... pero oye, no hace falta escribir en un periódico para preparar un Power Point y hablar media hora en el cole de tu barrio.

Por cierto, ¿sabéis qué cómic sí que conocía alguno de los asistentes, no pocos, por cierto?
"Maus".
Repito la edad, trece años. Recupero un runrún obtuso en el fandom, tebeos gafapastas, minoritarios, mal dibujados... Si lo recalco es porque me sorprendió MUCHO, claro... me pensé bastante si hablar o no de 'Maus' con niños de trece... mi sorpresa, comprenderás, fue mayúscula.
The times they are' a changing, sí.

ea, el power point:

Y mi primera charla, aquí

23 abril 2012

EL LIBRO AZUL

Me estoy volviendo LOCO del gustazo recupernado vía You Tube esta maravillosa serie de los 70's (finales de la década). En ella cada capítulo, se supone que tomando datos de "El libro zul" (documento secreto del ejército USA sobre avistamientos ovni) se centraba en un caso OVNI que dos investigadores desmontaban... o informaban de su existencia y la imposibilidad de resolverlo con pruebas racionales.
La fascinación de los ochenta por los contactos con extraterrestres se basa tanto en Jiménez del Oso y su implacable mise en scène, como en esta serie, muy olvidada pero, lo apuesto, injertada en el cacúmen de toda una generación a la que, inevitablemente y sin relación con lo que crea o deje de creér, ha implantado un gustillo especial por estas cosas de los Platillos Volantes y los seres del espacio.

21 abril 2012

dirty realism

Vale, volvamos al mundo real. Olvidemos palacios, elefantes y cortinas de humo qe vienen de perlas en tiempos de recorte social por un tubo (aunque nunca lo es plantearnos "para qué" la institución borbonísima, pienso) y pisemos de nuevo el barro de este gobierno y sus reformas.
Ahora toca RTVE. Adiós a una radio y tele públicas (al menos) moderadamente imparciales, pese a las campañas voraces y an estultamente transparentes de la untraderecha mediática.
Vuenve el...
ACTUALIZACIÓN:Nota del consejo de informativos de RTVE

19 abril 2012

Spain is different

Una nación en llamas (con volcán insular y tó)

Una sanidad que aprieta.

Una educación pública estrujada.

Una industria robada

(hecho que preocupa mucho a...
Un mandatario tróspido y salivante,

Eurovegas.

Leyes laborales guay del Paraguay.

La televisión pública a punto de caer en las fauces del Gobierno (se especula que reformarán el mandato del anterior Gobierno por el que el mandamás del ente público deberá ser votado por absoluta en el Congreso, lo que vuelve al dedismo)...
¿En qué se está convirtiendo España, oh dioses de la Tierra Media?


el rey del mambo


"Lo siento mucho, me he equivocado. No volverá a ocurrir"


Vale, hay que reconocerlo, el departamento de Su Altísima Majestad sabe hacerlo.
Porque salir del atolladero no lo tenía (tiene) fácil, le han pillao con las manos en la masa (o en la trompa) en un acto que evidencia la fachada y reluce al personaje (que le importa más el mamoneo farandulista de altísimos vuelos que la sangría que vivimos sus, ejem, súbditos), y contra la que nada se puede hacer.
Así que lo escueto de su ridículo mensaje es sin duda su mejor opción (o abdicar, pero eso no lo veré yo). 10 palabras, un diez, matrícula de honor, todo en orden. Cara súper cuqui tristón, vidrio (metacrilato) en los ojos, y los diarios  y la mayor parte de los políticos a lamer anos.
Pues vale. Superman será de hierro, pero no conozco mayor blindaje que el que fortalece al título 2º de la Constitución española, ciertamente.
¿Habrá debate parlamentario, por ejemplo, y a partir de lo ocurrido,  sobre la ejemplaridad de los actos del monarca y una posible revisión de su figura?
jajaja
JA
JAJA

18 abril 2012

El Elefante

Tenéis que entenderlo, todo lo que ha pasado es la prueba definitiva del AMOR sincero, de corazón, que su majestad EL Rey siente por su majestad La Reina, pese a la masona rumorología...
¿Nadie lo ha visto, nadie ha entendido el profundo y encantador simbolismo proboscídeo? Ella, tan europea, tan internacional... ella tan políglota, puericultora y arqueóloga, Ella tan delicada y de dermis, pétalo mediterráneo...
Ella tuvo, por amoroso sacrificio, que venirse a vivir a España...

A AQUELLA ESPAÑA

¡Rasca cabrón, rasca hasta que sangre!
Oprobio doloroso, signo marital de buena voluntad para con El Rey y con su país, encarando... enculando la íbera rasposidad, ¡ha debido sufrir mucho,  de sacro para abajo, al menos...!
He aquí el símbolo, poderoso (y los reyes ¿que son sino símbolo puro e inmarchitable), bello. El ataque al elefante... el ataque al elefante africano... tú mi rey, acabarás con todos ellos, que no quede ni uno sobre la faz de la tierra...

Amor, amigos, esto no fueron unas caprichosas vacaciones, ni un obsceno mal ejemplo de mero asesinato de un bello animal... esto fue... amor... ¡para que luego digan los corrillos que no la quería, que se paseó por la piedra a Rafaella Carrá, ah, malalenguas, que sois unos malalenguas!.

TINTÍN: EL SECRETO DEL UNICORNIO, de Steven Spielberg


Pese a que le tengo un enorme cariño a Tintín y gran admiración a Hergé  recelé tanto de "Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio" que, simplemente, no fui a verla hasta que, casualidades, un programa de cine infantil en Semana Santa me brindó la oportunidad de llevar a mi hijo de gratis a verla. Y el recelo era lógico. Los cómics de Tintín son mucho más que un serial de aventuras, pues en su forma está también su fondo. Hergé creó un estilo, no solo estético (la línea clara) sino que esa estética trascendió lo meramente formal para constituir, por así decirlo, un espíritu ético. En la depurada limpieza del dibujo, en los alambicados argumentos, en esa mezcla de intriga y buen humor, en el gusto por documentar sus historias pero plantearlas como algo  juvenil, en cada página, planificada con un esmero de prestidigitador, parece que Hergé nos está hablando de la vida, incluso de la trascendencia, de un modelo ético de interpretar la realidad a través de un cómic presuntamente evasivo y para todas las edades.
Imposible trasladar esto al cine. Las experiencias previas lo evidencian ( "Las Naranjas azules" con actores de carne y hueso, o "Tintín y el lago de los tiburones", en animación, son dos de los varios ejemplos al respecto, y posiblemente los más conocidos junto a una teleserie de recuerdo ingrato). Porque Hergé ha creado un icono para la sociedad contemporánea pero también, ante todo, un cómic. Y pretender trasladar la especialísima estética de ese cómic a otro medio es imposible.
La suerte es que Spielberg y Peter Jackson están de acuerdo conmigo, y no lo han hecho. "Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio" no emula la línea clara del maestro belga ni el ritmo vertiginosamente zen de sus aventuras, siempre racionales, medidas, exactas en su recorrido, en su ritmo interno, en sus profusos diálogos, en su manera de empastar comedia en medio de tramas a la Hitchcock. Splielberg, en fin, en comandita con Jackson en labores de producción y tecnología, ha cogido la historia (del álbum "El secreto del Unicornio"), ha asimilado y comprendido perfectamente la idiosincrasia de los personajes (todos maravillosamente retratados según exige el modelo original) y ha hecho lo que hacía tiempo no nos brindaba en su cine más familiar: un pepinazo de acción trepidante, aventuras que dejan a Indi en el lugar del segundón que le corresponde (¡eh, pero si es un chaval recién llegado al género! Tintín nace en los treinta, please...), justo por debajo del reportero adolescente, el verdadero gigante de los trotamundos.
Los poros de Tintín
En definitiva, la animación infográfica hiperrealista, que convierte un dibujo en algo casi real, aleja a Tintín de Hergé, en tanto que opción estética, pero no disminuye su fuerza icónica. Porque ES Tintíon, nos lo creemos en tanto que reinterpretación de otro artista que se mira de tú a tú (pero con reverencia) en el dibujante. Y lo hace bien, porque su dominio de su medio, demonios, es tan magistral cuando quiere como el de Hergé con el suyo propio. Cine entendiendo el cómic como muy pocas veces sucede en el celuloide. Como primos que deben entenderse pero no imitarse.
Así, hay que quitarse el sombrero ante el empleo del 3D, como nunca (a la altura de Scorsese, de Cameron, y poco más, autores que han entendido la añeja técnica de las gafitas como algo más que mero truco del almendruco circense), y por supuesto, por tantas escenas que uno se olvida de ellas.Sin embargo es imposible no recordar, por supuesto y a modo de ejemplo, esa persecución (juraría que en plano-secuencia ininterrumpido) por las calles de Bagghar, o las increibles transiciones para crear un raccord entre la acción de Haddock /Tintín y los hechos del barco 'Unicornio' y el bucanero Rackham. O las set-pieces de hilarante humor (con un capitán Haddock que reproduce brillantemente al patán alcoholizado que nos presentó Hergé en "El cangrejo de las pinzas de oro" y lo hace evolucionar la trama hasta el hombre recto y tenaz, bueno, cabezón, que es el fiel amigo de Tintín). Cabe citar también los títulos de crédito, maravillosos.

Bien, puede que a algún espectador esta dinamo de acción que solo sabe ir a más le parezca fallida, que lo considere un castillo de fuegos de artificio mal orquestados, pero no es mi caso. Con muchas reticencias y pensando que así sucedería, que tras una primera media hora de impacto asisitiría a un carrusel de acción cada vez más aburrida y sin sentido... a la Indiana Jones en sus secuelas, vamos... la realidad es que todo casó perfectamente en una montaña rusa perfecta. Brutal si se quiere, pero perfecta. O como se suele decir, la peli se me hizo corta. Y al final, esa es la crítica que vale.

17 abril 2012

Una charla sobre historieta

Ayer di una conferencia en un colegio vigués, en calidad de crítico y expertisísimo en historieta. El tema, los cómics, claro, impartido en una hora a chavales de diez, once años. 6º de Primaria.
Fue, qué duda cabe, una experiencia interesante. No es lo mismo (digo yo) ser "El Profe", galón que desgasta al susodicho desde el minuto cero del curso escolar y convierte al docente en "enemigo", "señor de los Aburimientoanillos", que un señor "importante" que viene de fuera a hablar un ratito de algo nuevo...
Por tanto, con esta idea en mente, diseñé la puesta en escena.
Ropa. En realidad no soy demasiado mirado para los asuntos del Telva, pero para esta ocasión sí fui calculador. Quise entrar con un aspecto lo más "cool" posible, luciendo ropa muy molona, muy de la Gran Manzana, vamos. Ah, y barba de días, muy poco "profe", vamos...
Aspecto guay, amigable, y presentación con golpe de efecto. La 1ª imagen quería que fuese algo potente, y acerté, a juzgar por las risas y exclamaciones.
A los 11 todos los conocen
Luego , tras un golpe de efecto/destense (con servidor hablando de Hora de Aventuras, y cómo me gusta esa serie de animación) les comento "asombrado" que son muchos, cuánta gente... y tras la ruptura del hielo vía Jake y Finn, les pregunto si han leído un cómic alguna vez, con respuesta revolucionaria.."¡Síiii!"
Así, metidos en faena por la puerta "diver", entré al trapo.

Mi charla para esta edad la orienté en una disgregación muy básica (claro) de los elementos fundamentales o al menos tópicos de la historieta. Con constantes exaltaciones al hecho de que "en realidad esto ya lo sabéis, yo sólo os lo estoy resaltando para que os deis cuenta de que cada elemento es importante y que los que dibujan tebeos los tienen MUY en cuenta", y qué listos que sois, y "bueno, me voy porque lo controláis todo" etc.
Sonrisas, destense, e interrupciones con preguntas, comentarios... de lo más marcianos.
Hablo de Thorgal. Quizá el ejemplo más osado, un tebeo "borderline", ya que quizá sí puede gustar a un crío de 11 pero seguirá gustándole con 20, ... y que, para mi sorpresa, fue respondido con un "uaau" general, por ese dibujo realista que luce. Cuento su argumento a medio camino de la historia, la fantasía y la ciencia ficción, y un chaval levanta la mano. Paro, claro, y con cara de mucho interés me acerco a él.
-¿Este cómic es como Flash Gordon? Mi padre tiene Flash Gordon.
Y comienza una especie de competición entre los alumnos para comentarme los tebeos que guardan sus padres, los que ellos leyeron...
La segunda parte de la ¿conferencia? la llevé a recomendaciones, tebeos que creo son buenos para esa edad. Aquí saqué de la chistera (bueno, cartera) varios tebeos para que los toqueteasen: Bone, uno de superhéroes, Astèrix, un manga... fue un punto de inflexión: de silencio venerante a algarabía moderada, algo que hice como que no me afectaba, claro... después de todo, la propicié yo.
Y preguntas y más preguntas. Algunas ciertamente BUENAS, como "¿qué es más importante, el dibujo o la historia?"... que a la gallega, reproduje para que ellos me contestaran y terminar concluyendo que "todo", que el cómic "mezcla".
Incluso salió el tema del coleccionismo, cuánto se puede pagar por un tebeo antiguo, tema en que introduje el coleccionismo de originales.
Luego, claro, los WTF! una cantidad de preguntas marcianas, pero marcianas-marcianas:
-Si viajaras en el tiempo y pudieras comprar el primer Mortadelo, ¿lo comprarías rápidamente o dejarías pasar un tiempo?
-¿Cuánto costó el tebeo más caro? (y yo que sé...)
--Si viajaras en el tiempo (esto les gustó mucho, los viajes temporales... yo no dije nada del tema, ¿eh? salió de ellos) ¿qué comprarías, un Mortadelo o un Pepe Gotera? (lo juro, me lo preguntaron).
-¿Cuándo acaban los cómics? (buena, para hablar de la continuidad y esas cosas)
-En los Simpson hay un señor gordo que colecciona y vende cómics, ¿los que compran cómics son así? (he tenido, sí, que aguanta la risa alguna vez).
Etcétera.
Una curiosidad, no me preguntaron cuál era mi cómic favorito... si hago una porra previa, hubiera apostado por esa pregunta.

¿Conclusiones? El tema les gusta a los chavales, todos saben perfectamente qué son los cómics y sus "partes" (el bocadillo, por ejemplo, lo reconocieron como tal, con su nombre correcto), todos han leído cómics aunque las zonas frontera no las entienden del todo (así, me preguntaron si "Diario de Greg" -que no me sonaba de nada, que debe ser una colección de libros y que solo reconocí al meterme en Google- era un cómic o no... menuda encerrona, porque ni flores... Dios bendiga internet que me sacó del paso, y lasPizarras Digitales, para hacer presentaciones chulas, por cierto).
Mi intención, hacerles entender que para ver, leer, "recibir" una historia, el cómic es tan bueno como una peli o un libro. ¿Interés por su parte? Mucho, me comprometí a entregar al colegio una lista con todos los ejemplos que les dí. Ellos hasta me preguntaron por librerías de cómic en Vigo, y yo sin querer hacer publi, les contesté, les señalé la más objetivamente recomendable... esto es, la más cercana al centro escolar, y que La Casa del Libro también puede servir.
Al final, ya digo, muchísima participación, yo muy bromeando ("ya no me acuerdo de la pregunta -me dice uno con su manita levantada-" "Ah, pues expulsado -sonriendo, claro, y diciéndole que no pasa nada, tranqui, que cuando se acuerde ya me la hace-").
Y fin, y aplausos (qué voy a hacerle, soy natural y carismático como una Infanta) y los niños y niñas contentos ("estuvo súper bien" escuché, y yo me alegro)

Bien, la ponencia (joé, qué serio queda eso) no la tengo registrada, pero sí el Power Point al que añado para este blog títulos en diapos para que veáis para qué las he utilizado (esta para hablar de bocadillos, esta de las viñetas...)
Comic para Primaria: 11 años
View more PowerPoint from Octavio Beares
[Una cosa, añadí en último minuto (no sale en este PPoint) Dragon Ball, Songoku y tal. Muy "Ovacionado" y que me permitió sacar le tema de la violencia. Por supuesto, entendiendo qeu es otra faceta, que hay que saber elegir, no censurar.]

Por cierto, para esta charla (y para otra que haré en breve, con mozos de 14) me ayudé con la gente en Twitter, y sobre todo, tengo que agradecérselo, con charlas privadas y muy suculentas con Watcherblog, ese hacha, con quien dialogué sobre métodos de exposición e idoneidades de según qué  obras... a llevar tebeos además de proyectarlos, por ejemplo, es algo que me animó él, y se lo agradezco públicamente ;)

16 abril 2012

Buenafuente otra vez

Vuelve el hombre delas gafas a dar brillo a la caja tonta
La vuelta del presentador y humorista Andreu Buenafuente (ahora para Antena 3, en prime time los domingos) ha sabido a más de lo mismo y a cosa bien hecha. Pocas sorpresas. Continuidad.
Para bien y para mal, Buenafuente no ha arriesgado (al menos en este primer programa), y apuesta por dar solución de continuidad a su programa de siempre.. esto es, un late night a la USA donde no cabe lo chabacano, hay humor, ironía, monólogos, actores, sketches (una lujosa parodia del desembarco de Normandía con apariciones estelares, y otro, una presunta e imposible representación "seria" de La Casa de Bernarda Alba, con, entre otros, Carlos Areces) , entrevistas y actuaciones en directo. Público presente, y emisión (bueno, lo doy por hecho) en directo riguroso. Ah, y poca publicidad, gracias a dios....
Extraña que Buenafuente acabase su anterior aventura en La Sexta justificando agotamiento creativo, necesidad de volver a pensar cosas e ideas. Porque poco de nuevo hay en "Buenas Noches y Buenafuente". Pero, como dice el refrán, en el país de los ciegos... porque aquí y ahora, nadie está en televisión a la altura del de Reus. Domina el escenario, se rodea de excelentes colaboradores (a su vera, Berto, siempre magnífico, y Corbacho, el hijo pródigo necesario, entre otros) y nunca cae bajo.
Entretenimiento familiar, discurso crítico entre monólogo y monólogo, ideas brillantes (salir a plató en calzas, por ejemplo, fue un punto) y, supongo, ganas de paulatinos cambios.
Con todo, si mantiene esta su marca de fábrica y sigue domingo tras domingo en este nivel, no cambiaré de canal (auque grabaré "Salvados", parece que lo bueno se amontone en un único punto...)

13 abril 2012

EL EJE DE LA TIERRA, de Grupo de Expertos Solynieve.

Mientras Los Planetas hibernan, sus miembros se reubican en proyectos paralelos. Se montan un requiem a Morente (ya hablaremos, ya), los guitarras de la banda montan un divertimento de psicodelia tecno shoegaze instrumental o algo así, y J se enmarca dentro de ese organismo creativo policelular que son el Grupo de Expertos Solynieve, donde el líder planetario es uno más (canta solo la mitad del disco, compartiendo esa responsabilidad con su buen amigo Manuel Ferrón.
Y con un aire de goce musical, de reunión informal pero talentosa, renacen con un segundo álbum gigante. Así de clarito: "El eje de la tierra" se crece, se desembaraza de los aires sureños, los chistes localistas, y abraza el rock de raices americanas con acento a Graná que ya era uno de sus mástiles en "Alegato meridional", su debut largo. Y con un espíritu de crítica, sabor a derrota poco resignada y mirada de aguilucho que lo comprende todo, han parido un cancionero brillante, de letras superficialmente inocentes o resbaladizas (¿política, amor, historietas personales semi privadas?) que inoculan un estado de ánimo final en el oyente. Crítico con el universo (capitalista) pero enamorao de la vida, soleado, optimista ahí, en el fondo.
Expertos, sol, nieve...¿dónde está J?
Sumen canciones tan redondísimas como la clasicada de "Blues chillando en un cubo", la muy platetaria "Tú, misionero de Dios" con un crescendo que evoca sin tapujos a "Señora de las Alturas"... una pirueta genial: un compositor bobamente acusado de plagio (en plena posmodernidad pop, en la era sampadélica) plagiando a su otro grupo, ahí, con dos.
Más aplausos: el estribillo pluscuamperfecto de "Perros muertos" y la mala hostia de "Merienda de negros" y "Porqué no te largas de aquí", otro pildorazo-J que entraría tranquilamente el "Los Planetas contra la ley de la gravedad".
E insisto, aunque es cierto que J-Planeta está aquí, y compone lo suyo, y a veces evidentemente las melodías, la voz (estaríamos buenos) o las letras recuerdan a los autores de "La leyenda del Espacio", el Grupo de Expertos es otra cosa, muy, muy diferente. Y buenísima.

11 abril 2012

CARS 2, de John Lasseter y Brad Lewis.


No me cabe duda de una cosa: "Cars 2" puede tener algo (mucho) de operación comercial, de franquiciar los hallazgos de Pixar, los luminosos logros y personajes de la factoría más inventiva del cine mainstream. Pero también creo que es una segunda parte más que lógica. Porque en propiedad, casi debemos decir que NO es la 2ª, ya que tras "Cars" (2006, J. Lasseter) ha habido un reguero de cortometrajes que desarrollaron aquel universo de coches antropomórficos. Cinco, concretamente, protagonizados por la grúa "Mate", y dirigidos también por Lasseter. Como este segundo largo, donde el propio pater de Pixar vuelve a dirigir, tras dejar estas labores desde, precisamente, la primera parte de la de los coches (tras la que se centró en dirigir cortos, hasta este "2", que codirige con el responsable de "Ratatuille").
Dicho lo cual como purga de tópicos (segundas partes nunca fueron buenas y tal), hay que reconocer que "Cars 2" es un pinchazo (jaja, jojo, chiste facil). Porque sí, la técnica vuelve a ser un paso adelante, otro más, siempre al servicio de la narración, alejando la idea de mero pretexto para el posterior videojuego. Pero todo chirría y colisiona en una implosión de cine fallido cuando constantemente sentimos una sensación. Aquí están conviviendo dos ideas, y una sobra. Por un lado tenemos algo habitual en Pixar: se buscan géneros muy codificados para homenajearlos, reírse un poco de esos códigos que en el fondo solo son clichés, y darles una pequeñita vuelta de tuerca. Lo han hecho con la ciencia ficción ("Wall-E"), con los superhéroes ("Los Increibles") y con los añejos cuentos infantiles ("Monstruos S.A." ese Blancanieves cibertónico). Y aquí, el cine de espías "a la James Bond" es la carnaza que alimenta lo mejor de la cinta. Escenas espectaculares, secuencias extensísimas de acción y emoción bien conducidas (estoy que lo rompo, de ingenioso) y mucho brillo cinematográfico.
Lástima que esta idea no combine con la zona franquiciada. Meter una del Agente Secreto X-9 en el mundo de "Cars" no cuaja, alarga innecesariamente el minutaje, hace de algunos personajes antes simpáticos unos insufribles a la altura del Jar Jar Binks de "Star Wars, la amenaza fantasma" y trae mensajes moralizantes absolutamente fuera de lugar en una de altísimo espionaje.
En fin... patinazo... (¿lo pillas?¡ patinazo , derrapar, coches...!!!).

02 abril 2012

Atendiendo a lo que tiene repercusión. Y a nada más.

El crítico televisivo Ferrán Monegal es un constructor de lo que el periodismo crítico es o deja de ser, cuanto menos desconcertante.
Hace un rato en Onda Cero le preguntan por el éxito (para sus propios márgenes de audiencia) del reallity de Alaska y Mario Vaquerizo en MTV, a lo que se apresura a responder más o menos: "el periodista debe seguir lo que sigue la sociedad, un 2% de share no me interesa, lo que la sociedad ha seguido este finde ha sido la contratación de Aída Nízar por parte de (nosequé...¿Sálvame?¿La Noria?)".
Es un razonamiento peligroso. Lo más peligroso, por supuesto es que Monegal obvió el éxito (lo es, en términos relativos y si miramos lo que el canal ofrece) de lo de Alaska y Vaquerizo para dedicar varios minutos a la ex Gran Hermano, un clarísimo producto de guión (ajeno, o de la propia Nízar, pero guión), un fake puro y duro. Pero personalmente los números y audiencias no me importan a la hora de considerar que algo merece la atencíon...
Mi concepto del periodismo/crítica va por otros derroteros, desde luego. El éxito no debería entenderse como un valor cuantitativo sino mayormente cualitativo. El éxito de "Desafío extremo", por ejemplo y por acudir a un caso recientemente aparecido en este blog, no lo considero en relación a su audiencia, sino a la calidad que entiendo en el producto en sí mismo. Monegal, en cambio, parece que si el señor Calleja se dedicase a escalar el Everest en bolas y defecando a cámara (cosa que no hace) pero eso lo ve media España... ah, tendrá que hablar del asunto. Manque mal, que decía aquel, pero hablar. No así del documental minoritario pero este sí, excelente, que limpia la pantalla en otro canal a la misma hora.
Lo más venenoso es que este razonamiento (subordinar la crítica a la repercusión mediática de lo criticado, de modo que si no alcanza unos mínimos -2%... bah- no merece atención) elimina una realidad del periodismo, sobre todo el crítico, como es su faceta educativa. No nos gusta sentirnos educados, ¿eh? somos los más listos, sobre todo cuando tenemos el poder de apagar o ¡peor! cambiar de dial.  "Cahiers du Cinema" plantea la crítica cinematográfica desde unos postulados previos al objeto de estudio, de índole estética. "Rockdelux", lo mismo. No conozco la existencia de una crítica televisiva profesional que opere de igual modo, la verdad, pero se echa en falta... sería bueno un foro crítico. Crítico de verdad, para lo que regurgita la caja boba. Para defender una televisión de calidad (una calidad de decálogo previo... comulgaremos con él o no, y compraremos esa revista con la base de ese criterio). Y para atacar la peor telebasura, y hacerlo desde un criterio estético, cultural, lo que sea... pero no, por favor, desde "la fama". Porque "Opá yo viacé un corrá" es un tema de enorme éxito mientras que la discografía de Bill Callahan no traspasa los circuitos entendidos. Pero para eso está la crítica musical, ¿no? para que, quien quiera leerlo, pueda analizar dónde está lo bueno, tenga éxito mediático o no... ¿eran R.E.M. malos en 1984 o merecedores del desprecio crítico por no ser mediáticos?¿fueron mejores los REM de "Losing my religion" que sonaban hasta en la sopa? Según Monegal, serían dignos de atención a partir del 91. Cuando estrenaban "Life's Rich Pageant", su maravillosos 4º largo, y no arrasaban en la radiofórmula, evidentemente el crítico catalán (y muchos otros, esto no va solo del caballero) lo despacharía de un "bah, vendió un 2%", para atender con mucho más hincapié el 'Irresistible', de Estefanía de Mónaco, del mismo año y sin duda mucho más 'exitoso'. En números. En compras.
Pero ahí está la apuesta periodística: oferta al lector/escuchante un baremo atado a un sentido y un gusto estético, previo a la repercusión mediático del objeto sobre el que trata de informar, y lo ofrece y aplica a la actualidad. Si yo fuese crítico de televisión, sin duda despacharía a la Gran Hermana con un "bah" y atendería al desparpajo (de cartón piedra, pero sin duda más logrado, inventivo, freak, inteligente) de Vaquerizo y lo que lo rodea.

parecido razonable

Dos novedaes y un clásico (Young)... ¿son cosas mías? No hablo de plagios, claro, pero aquí ¿no hay un cierto aire común?

Lee Ranaldo, 2012

Patti Smith, 2012

Neil Young 1970

01 abril 2012

28 años sin Marvin Gaye

Lo estaba comentando por las redes sociales, pero el tío era TAN grande que también en el blog... 28 años hace hoy del día en que el padre de Gaye lo mató a tiros. el mundo es un lugar menos bello para vivir, desde entonces. Escucha...