11 febrero 2013

el Papa se jubila

Benedicto XVI alega problemas de salud y edad para dimitir de su cargo, Papa de la Iglesia, uno de los cargos temporales de más peso en occidente, que además viene con un bonus de poder espiritual para quien quiera descargarse la aplicación.

Yo ni entro ni salgo en temas religiosos, allá cada cual con su vida.

Pero quiero levantar mi copa ante la consecuente decisión de Benedicto (sin ironías: pues hace bien, otros deberían tomar nota de su acto de abandono del poder) aunque sí diré que espero que todos lo recordemos, pero no como el hombre mayor, en el ocaso de su vida, sino con una estampa más saludable, pletórica y, sí, joven. Porque el Papa fue un joven saludable.


A ver si ahora eligen a alguien con un pasado más limpio.

2 comentarios:

David dijo...

Bueno, esto ya se sabía, ¿no?
A ver cuántos alemanes de la edad de este hombre (perdón, del receptor divino) no han tenido un pasado nazi.
¿Tú has visto Uno, dos, tres de Wilder?
Si hasta Bergman estuvo en las Juventudes Hitlerianas.. Y creo que hace poco Gunter Grass salió con lo mismo.
Pero yo, sin ironía alguna, que no se me dan bien... no levanto mi copa. Y es que no me apetece ni entrar en las iglesias, como para entrar en asuntos eclesiásticos. Panda de...
Mejor me callo, que luego tengo que rezar tres avesmarías y dos padrenuestros y no me los sé.
Buenas noches.

Octavio B. (señor punch) dijo...

claro, claro que sí. Lo acabo de comentar en Faxebook donde unos cuantos amigos me dicen lo mismo y estoy de acuerdo: "si, yo también coincido... es lo del peso del momento y lugar, por supuesto... ¿cuántas veces he comentado lo mismo respecto a Hergé? Pero me apetecía tocar los huevos, provocar(...) También es cierto que le pedimos una vida impoluta a nuestros políticos, pero el Papa puede haber sido un púber nazi.
Como si no hubiera sido fácil encontrar candidato que de niño solo hay jugado a las tabas ;)"