27 abril 2013

RAIME, Quarter Turns Over A Living Line

A veces aparecen discos que, de la nada, vienen para susurrarme al oído (o gritármelo en todos los morros) que no todo está inventado. Que aún es posible aportar una pincelada, un nuevo retoque en el lienzo de la música popular que estamos pintando desde que "Rock arround the clock" (Bill Halley) ilustró un nuevo modo de expresión popular, juvenil, contemporáneo.
Es un bien escaso: en 2013 es más lógico añadir veladuras a lo ya trazado (a lo Tame Impala, una buena banda que recoge el legado de la psicodelia sixties) que trazar un nuevo rasgo sobre el lienzo. Pero Raime no pintan por transparencias.
Raime, pantone del negro al negro oscuro.
Evidentemente la música de este dúo proviene de alguna parte, en la enredadera electrónica se encontrarán las pistas que preludian "Quarter Turns Over A Living Line", empezando por el aislacionismo, cruzando el lenguaje descriptivo de las bandas sonoras.Pero en su oscuridad hay un poso inequívocamente novedoso. La música del debut de Raime es algo que evoca el peligro de lo desconocido. Desde la misma portada se nos imbuye una sensación de pavor sin estridencias. Esto no es volumen y rímel a lo nu-metal, sino un espacio sónico que roza lo abstracto sin serlo, y que nos deja durante la escucha una sensación de angustia bestial. Como resbalar y caer dentro de un pozo, y sentir la caída hacia el fondo, sumiéndote cada vez más en la tiniebla más absoluta y teniendo la certeza de que al final te matas. Pero sin llegar a ese fondo jamás. Caer a cámara lenta en medio de la negrura para siempre.
No es cosa de destacar temas, "Quarter Turns Over A Living Line" es orgánico, un todo indisociable como lo eran aquellos artefactos de post rock en los noventa. Un trabajo de electro ambiental, abisal, sin luz, sin oxígeno. Hermoso y turbador, uno de los discazos de 2012 que ahora no se despega de mi auricular.
No le tengas miedo, es solo el sonido de la muerte.


2 comentarios:

Int dijo...

No los conocía de nada, pero he escuchado el tema que has puesto y un par más y me han llamado mucho la atención esas atmósferas oscuras y tenebrosas. Voy a darles una oportunidad.

Por cierto, ¿has escuchado lo último de The Knife? Muy interesante, aunque, quizás, un pelín duro, sobre todo para escuchar de una sentada.

Octavio B. (señor punch) dijo...

son uno de los que tengo en lista, pero aún no los caté.