15 junio 2013

Historias CuCas (proyecto de revista)

En el principio fue el Imperio Chino. Es así. 
Hicieron una murallaca y dentro proyectaron un mundo a su imagen y semejanza. Con comida muy suya.
Luego durante el s. XX los restos de aquella cultura se expandieron en forma de restaurante, por el mundo todo. Proliferan los espacios de comida china.
Y finalmente el 1 de diciembre de 2012 la gente de Entrecomics, el autor Pablo Ríos, Gerardo Vilches, Elisa McClausand y servidor comimos, sí, en un chino.
Fue allí, lugar místico, cinético, telúrico, apócrifo y mágico, donde surgió la idea de hacer un proyecto de teoría sobre historieta. Gerardo lo barruntaba, yo había pensado en estas cosas también, incluso habíamos hablado el tema por mail. Pero fue China y su poder ancestral la que, propiciando el tête à tête, cristalizó la idea. Las cosas, a la cara. Con comida china entre los incisivos.

Y la idea es la que ya es conocida, pero quiero contarla desde mi ego.
CuCo, Cuadernos de cómic

Una revista sobre cómic, que divulgue en una zona crítica (con un ojo puesto en el presente), pero que, sobre todo, haga discurso, debata el cómic, lo piense, lo estudie En un cuerpo de ensayos rigurosos. Y para ello hay muchas firmas muy capaces, y sobradamente conocidas por la comunidad de la historieta.
Pero, sin dejar de contar con ellas (de hecho, contamos ya con un puñado de nombres que no puede hacernos más feliz y que deseamos cristalicen como firma del nº 1 de CuCo), la idea que me parece más atractiva y quizá osada, es la de considerar qué momento vivimos. Considerar que se ha perdido una generación de pensadores nuevos por falta de lugares (alguno hay, pero nunca sobra uno más, y aún somos pocos) y que hay un perfil de académicos, jóvenes, ajenos a los saraos del "mundillo", pero que leen y conocen y disfrutan los cómics. Porque hoy el cómic es menos endogámico que nunca, al menos que en décadas. Y que mucha gente desde sus especialidades académicas puede desear escribir algo. Algo fresco porque su firma es completamente desconocida. Algo valioso porque su perfil así lo indica.

Pues qué puedo decir, que desde aquella comida hemos trabajado lento pero seguro, sacando tiempo al tiempo libre, involucrando a Bernardo Pazó (un amigo mío que sabe de lo que nosotros no) para el diseño de la web-en-construcción (y en un arremangue colosal que agradecemos infinito, en el blog... si te gusta, díselo a él). También hemos contactado por lo bajini con mucha firma de peso específico y que nos gusta más que chuparnos los dedos. Hemos comprobado así que hay ganas y que la gente es entusiasta. Hemos comprobado que nos siguen en redes sociales y en visitas directas un porrón de gentes (tres ceros, oigan, podemos chulearnos). Y hemos recibido mucho ya, antes incluso de que llegue Septiembre, fecha que nos hemos marcado para sacar un nº1 que deseamos antológico.
Ojalá todo ruede como está rodando en este momento. Y si no, pues miren, yo ya estoy contento con todo lo que ha pasado alrededor de CuCo, Cuadernos de cómic

1 comentario:

cucocuadernos dijo...

CuCo está trabajando en la sombra, atentos al blog que iremos contando las novedades que se vayan cerrando.