02 julio 2013

Monstruos University

Sí, tenía miedito tras el patinazo disneyano y estéticamente previsible de Brave, y más por estar ante una segunda parte. Pero la verdad es que la precuela de Monstruos S.A, Monstruos University, demuestra dos cosas.

  • Primero, que el universo monstruoso de aquella cinta era de los que más merecía, por su riqueza, ahondar en sus recovecos. No se agotaba en aquella película y no se siente estirado, sino explorado.
  • Y segundo, que Pixar ha recuperado el pulso (incluso cuando no ha dirigido ninguna de sus estrellas), el calambrillo bandarra, el buen humor, el talento para el gag, la sabiduría para entrelazar algo que guste a niños y adultos, personajes fabulosos (esa profesora insigne y tenebrosa es impagable como lo era el oso malvado de Toy Story 3) y la construcción de un espejo deformante de nuestra realidad (ahora a través de juguetes, ahora, de una fantasía de monstruos tan asustadores como asustadizos en el ámbito universitario).

O como diría La Lola de España, si me queréis, irse (a verla)


1 comentario:

Miguel dijo...

Plenamente de acuerdo; cumple las expectativas, entretiene, divierte y es visualmente espectacular, como es marca de la casa.