27 septiembre 2013

CRYSTAL FIGHTERS, Cave Rave


Que sí, que si me moló el concierto ¿cómo no hincar el diente a Cave Rave, el 2º y reciente disco de Crystal Fighters?
Los londinenses con querencia a lo vasco (percusión local, usan los de Cristal) resaltaron con la originalidad-de-batiburrillo de su primer disco. Discazo, digo. Una turmix de joie de vivre que mezclaba after hours y raves con música pop y folk mondo mondiale (ecos vascos, por supuesto, pero también latinoamericanos)
Su retorno les trae como uno verdaderos levanta festivales, y "Cave Rave" ha decidido sentar la cabeza en alguno de los almohadones que tenían en "Star of love" (2010).
Se acabó la fiesta pirulera clandestina, las raves londinenses, los bajos bombásticos. Hola, América Precolombima. Ergo, se pierde mucha de la magia de aquel debut-caleidoscopio pero no toda. Para empezar, porque en ese acercamiento al folk se encuentran las mejores canciones de la banda, la melodías luminosas, y no pierden la alegría total de su epíritu-fiestaaaaa!. You & I, Love Natural o Wave son canela en rama.
Hay momentos sin embargo peligrosos, baladones formularios que quieren recordar, por más que nos empeñemos en lo contrario, a Macaca, digo Macaco. Y sí, es el peligro. En dos discos más los Fighters podrían ser una versión sajona del mono ese, y no perderíamos toda la locura, la alegría vital, real y no buen-rollitista sin más, y también el electro que ahora es tan solo una pequeña esencia en el pote: el drum & bass que irrumpe util en la balada Theese Nights